Las disuasorias multas en la provincia de Buenos Aires: la más alta llegará a casi $ 20.000

"Espero que estos valores precios sirvan de algo, y que la gente recapacite", confía el fiscalizador municipal de San Miguel, Juan Gimeno, tras la suba del valor a pagar por cometer infracciones

El ACA (Automóvil Club Argentino) con sede en La Plata emitió un comunicado el pasado 1º de septiembre en el cual anunció que subió el precio de la nafta de mayor octanaje a $19,76 el litro, por lo que aumentarán las multas por infracciones de tránsito, expresadas en UF (Unidad fija), ya que dichas unidades equivalen a un litro de la nafta antes mencionada. Ahora bien, ¿cuáles son los nuevos precios de las multas? Para saberlo nos comunicamos con el fiscalizador municipal de San Miguel, Juan Gimeno.

-¿Cuáles son las principales faltas que cometen los automovilistas y cuál es el nuevo monto de las multas?

-La gente que recibe multas en su mayoría es por no tener la VTV (Verificación Técnica de Vehículos), no circular con las luces reglamentarias, circular en rojo y estar mal estacionado. Lo mínimo que se pagará por estas faltas son $5.838 y lo máximo, $19.760, pero también hay que tener en cuenta si el conductor está borracho, circula en contramano, entre otras cosas. Y por estar mal estacionado, se deberá abonar $1.976. Así que no conviene meter la pata y ser precavido a la hora de manejar (se ríe).

-Acerca de la VTV, ya que mencionaste que es una de las infracciones que más se cometen, ¿dónde se realiza y cuánto cuesta?

-La VTV, que aclaro que se hace para controlar de forma periódica el estado mecánico y de emisión de gases contaminantes de los automotores, cuesta $614 en vehículos de hasta 2500 kg. Y se realiza en distintos lugares; todo depende de la localidad en que reside quien la va a realizar.

-¿Te parecen caros los precios de las multas?

-Depende del punto de vista, pero en sí no me parecen caros. Porque de esta manera, las personas tratarán de no cometer infracciones. Así se curarán de todas las faltas que hacen. Es una cura que duele, que duele al bolsillo sobre todo.

-¿Creés que esto servirá para que haya menos infracciones?

-Sí, eso espero. Pero bueno, no puedo hacer futurología y el tiempo dirá si cambia en algo o no. Ojalá que cambie.

-¿Cometen muchas infracciones los conductores?

-Sí, la verdad que sí. Pareciera que no les importara que pueden ocasionar un accidente, o en peor medida, una muerte. Espero que estos nuevos valores sirvan de algo, y que la gente recapacite.

Por Franco Villagra, Pablo Burgueño, Pedro Doherty y Agustín Romio