La problemática social en los barrios, eje de la lucha de una organización

"Nuestro planteo tiene que ver con la asistencia alimentaria, como así también con los subsidios para los comedores y los planes de empleo", explican desde "Barrios de Pie"

Los cortes de los accesos a la Ciudad se iniciaron a media mañana el martes 31 de mayo y cerca de las 14 la organización social «Barrios de Pie» levantó la protesta. «Estamos preocupados por la situación social que estamos viviendo en nuestros barrios. Nuestro planteo tiene que ver con la asistencia alimentaria, como así también con los subsidios para los comedores y los planes de empleo, teniendo en cuenta que en los últimos meses la situación ha empeorado para las familias más pobres», dijo a la agencia Télam el coordinador bonaerense de Barrios de Pie, Daniel Méndez.

«Como ya lo advirtieron la Iglesia, a través de Caritas, y también Margarita Barrientos, a nuestros comedores cada vez vienen más chicos que ahora llegan acompañados con sus padres, que perdieron el empleo, y con sus abuelos», agregó Méndez, en el puente Pueyrredón, epicentro de la  jornada de protesta.

Otro de los cortes se registró desde las 8 de la mañana en la intersección de las avenidas Corrientes y Callao, desde donde los manifestantes marcharon hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires -en Callao al 200- con un pedido de audiencia con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, donde puntualizaron los reclamos de empleo y bolsones de alimentos para las familias más pobres.

«Lo que estamos buscando es visualizar el conflicto social y que los medios (de prensa) se hagan eco de nuestros reclamos», expresó a Télam Corina Figun, vocera de prensa de Barrios de Pie.

Los piqueteros también apostaron sus ollas con alimentos en la rotonda del Puente La Noria (Lomas de Zamora); en General Paz y ruta 3 (La Matanza); en la avenida Constituyentes y General Paz; en Panamericana y ruta 197 (entre José C. Paz y General Pacheco), en el norte bonaerense y en el Acceso Oeste, a la altura del supermercado Jumbo de Morón.

Al mediodía, los militantes comenzaron a concentrarse en las inmediaciones de la estación ferroviaria Kosteki y Santillán (ex Avellaneda) y luego marcharon hacia el puente Pueyrredón, donde se instaló un numeroso operativo de seguridad, integrado por efectivos de la Policía Federal, Prefectura y Policía Bonaerense, con camiones hidrantes y motos, que ya habían cortado el puente en la mano hacia Capital.

Bajo una intensa llovizna y un frío persistente, los manifestantes -familias humildes provenientes de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes- cortaron tres carriles del puente en dirección a la ciudad de Buenos Aires y compartieron un guiso de arroz con carne picada.

Esta jornada de movilizaciones se suma a la que Barrios de Pie organizó la semana pasada, con protestas en distintos hipermercados.

En tanto, desde el gobierno bonaerense, el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Santiago López Medrano, dijo: «La decisión de Barrios de Pie es una medida intempestiva, nos sorprende porque nosotros nunca cortamos el diálogo y hasta este lunes a las 19 funcionarios de nuestro ministerio estuvieron reunidos con Daniel Menéndez (coordinador nacional de la organización) y ahora realizan esta protesta que evidentemente perjudica a la gente», manifestó el ministro.

Indicó, además, que el gobierno bonaerense «es consciente de la situación social» y destacó que su ministerio está trabajando con Barrios de Pie «con asistencia alimentaria y con programas de refacción de edificios públicos».

«Barrios de Pie está trabajando en jardines comunitarios, es decir que hay una tarea en conjunto y un diálogo profundo, por lo que no nos queda clara esta medida, porque no refleja la realidad del diálogo que llevamos a cabo», expresó López Medrano.