Conflictos con mapuches por tierras en la Patagonia

Los Mapuches no están para nada contentos con la ocupación del territorio que ellos consideran propio, y es por eso que han realizado incendios intencionales y múltiples tomas de terrenos con el fin de reclamar lo que es suyo.

Pleno disturbio (Imagen: El Agrario)

Para comenzar a entender la problemática, hay que tener en cuenta que este conflicto tiene dos asentamientos en litigio. El primero está relacionado con la instalación de la lof Quemquemtreu en Cuesta del Ternero (El Bolsón) desde septiembre, mientras que el segundo está relacionado con el avance judicial contra la lof Lafken Winkul Mapu, radicada en 2017 en Villa Mascardi (Bariloche).

Y no solo eso, sino que también, en Río Negro, hay 164 comunidades indígenas conformadas y solo 54 son reconocidas como tales. Todas las demás no cuentan con el título de propiedad comunitaria que debería otorgar la provincia.

Benetton. Lewis. Arabela. Pogliano. El agua y la tierra no se venden, se defienden”, decía uno de los folletos encontrados en el incendio del Club Andino de una Ciudad de la Patagonia Argentina. Fue el tercer fuego intencional que se registra en este último tiempo. Ante esta situación, las autoridades de Río Negro afirman que los culpables son extremistas mapuches y han denunciado ante la Justicia como delitos terroristas. Estos por parte de comunidades indígenas reabrieron un dilema en la Patagonia argentina por los conflictos vinculados al acceso a la tierra.

Además de ese incendio, en los últimos dos meses también fueron quemados el nuevo Centro de informes turísticos de esta ciudad patagónica y las instalaciones de Vialidad rionegrina en Bariloche, dando claramente a entender que el reclamo va en serio.

Así se manifiestan (Imagen: ANRed)

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras denunció la ocupación de tierras en una zona rural cercana a El Bolsón, más conocida como Cuesta del Ternero. A mitad de septiembre, la comunidad Quemquemtreu ocupó un terreno estatal perteneciente a empresas privadas dedicadas a la explotación forestal. En principio, la policía desalojó a quienes habían ingresado al predio, pero un grupo volvió a entrar.

Mi más enérgico repudio contra el ataque incendiario al Club Andino Piltriquitrón de El Bolsón. No vamos a avalar ningún tipo de violencia en Río Negro, que ponga en peligro la vida de las personas y destruya las instituciones”, declaró muy indignada la gobernadora.

Orlando Carriqueo, parte del Parlamento Mapuche Tehuelche en Río Negro expresó, con datos firmes sobre sus compañeros de comunidad que se encuentran ocupando la Cuesta del Ternero: “Están rodeados por policía sin que puedan ingresar alimentos ni ropa de abrigo, supone una violación de los derechos humanos”.

Entran y se resisten a que los saquen de un territorio abandonado por una empresa forestal que tiene la concesión, pero de ninguna manera es dueña de la tierra. ¿De qué violencia hablan? La mayoría de las comunidades ha sufrido violencia institucional. Han matado o engañado a gente para quedarse con sus campos, han vendido tierras con personas dentro y después los han corrido con la policía”, mencionó.

Teniendo en cuenta que la Patagonia Argentina tiene más de 900.000 km cuadrados, en el sur del país, casi 150.000 personas se autorreconocieron como descendientes o pertenecientes a un pueblo originario en el último censo, lo que representa el 6,9% de la población patagónica, casi el triple que el promedio nacional (2,4%). “Mientras hay comunidades que reclaman por 30 hectáreas y son cuestionadas, Joe Lewis tiene todo un lago y Benetton tiene un millón de hectáreas, no hay una misma mirada sobre los territorios ni las personas”, cerró Carriqueo.

Este problema continúa literalmente al rojo vivo, pero se espera que la solución más viable sea sentarse a hablar, aunque a día de hoy, las posturas están muy alejadas.

Fernando Gorosito