¿Dónde quedó el humor argentino en TV, que no se puede encontrar?

A través de las décadas, la comedia fue un recurso importante para la televisión. Los primeros programas humorísticos fueron obra de Mauro Borensztein, más conocido como “Tato Bores”, quien utilizaba el humor político para crear monólogos que retrataban a la sociedad argentina, a finales de la década de 1950. A partir de estos años la comedia fue creciendo con nombres como José “Pepe” Biondi, Alberto Olmedo, Luis Landriscina, entre otros.
El éxito de la comedia se relaciona con la vida cotidiana de las personas que lo consumen, quienes se identifican con las situaciones que plantean los programas de esta índole.

Uno de los mejores comediantes argentinos.
Mauro Borensztein como «Tato Bores».

Los tiempos cambian, al igual que los contenidos a televisar y el público a entretener.
La cultura y los temas de hoy no son los mismos que hace 20 años atrás, obligando a actualizar los ciclos humorísticos. La nueva comedia del siglo 21 estuvo marcada por la aparición de las nuevas tecnologías, nuevos medios que permitieron reinventar la forma de hacer reír. Este contenido de principios de siglo, parodiaba a distintos sectores de la sociedad como lo son las clases sociales, la política, las modas que se producían en el mundo y demás aspectos socioculturales.
Hoy, la tolerancia frente a diversos contenidos que parodian a la sociedad ha disminuido, dando paso a diferentes discusiones y conflictos por parte de la audiencia. Estos cambios en la tolerancia se deben a las arduas luchas de distintos colectivos frente a toda acción que represente una discriminación y una burla hacia estos. Por ende, las productoras deben cuidar el tipo de contenido humorístico que realicen, sin dañar al espectador.
La comedia se volvió multiplataforma. Medios como las redes sociales o el contenido multimedia de internet, han permitido que varias personas tengan la posibilidad de mostrar su contenido, captando sin recurrir a una productora de televisión.
En estos días el humor ha mutado no solo por la forma de realizarlo, sino por la manera de consumirlo, eligiendo qué consumir sin la necesidad de cambiar de canal o estar frente a una televisión.

Enzo Coria. 2°A turno mañana.

Fontanarrosa siempre cumplió

Aniversario de vida de Roberto Fontanarrosa, el humorista gráfico, dibujante y escritor argentino cumpliría 76 años. Nació el 26 de noviembre de 1944 en la ciudad de Rosario, Santa fe. Hincha fanático de Rosario Central y del fútbol en general. Roberto falleció el 19 de julio de 2007 a los 62 años por una esclerosis lateral amiotrofica.

Desde 2015, el 26 de noviembre es el Día Nacional del Humorista. Claro, por uno de los más populares escritores de Argentina. Este reconocimiento al humorista argentino fue estipulado en esta fecha por el natalicio de Fontanarrosa.

“El Negro“ fue un hombre arraigado a su Rosario natal. Alejado de la locura de Buenos Aires, Roberto eligió caminar las calles de su ciudad mientras trabajaba para medios de la capital de Argentina. El avance tecnológico se lo permitía y él no se perdía el café con amigos y los sábados de picaditos de fútbol.

“Los rosarinos somos creativos, a falta de paisaje Rosario tiene lindas minas y buen fútbol. ¿Qué más puede pretender un intelectual?”

Roberto se autopercibía dibujante, aunque no de los mejores, le gustaba contar historias a través de dibujos con o sin textos. Su éxito concluía en su narración de hechos cotidianos, lenguaje coloquial y humor que atravesaba todos los estratos sociales.

Consumidor de historietas, encontró su vocación en su facilidad de “soltar mano” y dibujar situaciones de la vida con humor e ironía. Desde chico, por su timidez, comenzó a dibujar y ese talento no solo le permitió trabajar de ello sino también convertirse en influencia de la sociedad.

Su relación personal con el fútbol era estrictamente deportiva, no veía programas de televisión ni resumen de la fecha. Consumidor por excelencia de los 90 minutos que se despliegan en el césped. Además, como jugador, siempre recalcó que tuvo dos problemas que le impidieron triunfar como futbolista, “la pierna izquierda y la pierna derecha”.

El amor por Rosario Central lo hacía “salir de sus cabales”, no podía entender como un hombre que se consideraba “intelectual” era capaz de sufrir tanto por un deporte. Ese mismo amor lo llevo, en la fase final de su enfermedad, a realizar una última obra. Un dibujo para su equipo en el que caracterizó al hincha “Canaya”, con ye porqué así se pronuncia y para quitar la connotación de insulto a la palabra. Dicho dibujo se utilizó por muchos años en la camiseta de Central.

Además, en relación al fútbol «El Negro” publicó muchos relatos al respecto, “19 de diciembre de 1971” es una de las obras más reconocidas de Fontanarrosa. Otro de sus personajes fue la Hermana Rosa, una mentalista que predecía, sin éxito, los resultados de la selección Argentina en los mundiales. Gran parte de sus obras giraban en torno a este deporte, a tal punto que uno de sus cuentos, “Memorias de un wing derecho”, fue inspiración de Eduardo Sacheri y Juan José Campanella para producir la película animada “Metegol”.

“De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: ‘Me cagué de risa con tu libro’”

Sus historias, gráficas y literarias, forman parte de la cultura nacional. Quienes lo idolatran aman sus personajes y disfrutan de su arte hasta el día de hoy. Le dio vida a “Inodoro Pereyra”, con su mujer “Eulogia” y su perro “Mendieta”. A “Boogie, el aceitoso” quien reflejaba su humor negro; y a “Los Galanes”, hombres que hablaban en un bar sobre mujeres, fútbol y política. Estos personajes, entre tantos otros, se metieron en la vida cotidiana y en el corazón de un público que veía en «El Negro” un compañero de todos los días.

Siempre destacado por quienes lo conocían como un “buen tipo”, gentil y generoso. Hombre de barrio, que caminaba las calles de Rosario, iba a tomar café al mismo bar de siempre y era una pieza infaltable los fines de semana en el “Gigante de Arroyito”. Finalmente, un 19 de julio de 2007, a los 62 años de edad y tras un avance de la enfermedad que lo atosigaba, Roberto «El Negro” Fontanarrosa dejó el mundo de los humanos para pertenecer a la historia y cultura de nuestro país.

Nahuel Cristaldo
2° «B» T.N.

Vuelve Tinelli con mucho humor y caras conocidas

Finalmente Marcelo Tinelli anunció cuándo volverá a la televisión. No será el Cantando, sino que conducirá ShowMatch, especial humor y se emitirá una vez por semana. Se transmitirá en la pantalla del 13, a partir del lunes 26 desde de las 22:30, con un formato nuevo (o renovado), pero conocido.

El nuevo proyecto que encabezará el conductor, llega en motivo de los festejos de los 60 años del 13 y para competir de manera directa en el prime time del canal, con el “tanque” de Telefe, MasterChef Celebrity. Desde un primer momento se especuló con que se transmitiría en vivo por instagram, pero al fin y al cabo se lo podrá ver junto a su equipo desde el estudio.

La idea de este programa conmemorativo es evocar los comienzos de VideoMatch, programa que marcó una época en la televisión argentina y tuvo lugar en Telefe, a comienzo de los 90. Junto a Tinelli estarán Jose Maria Listorti, Pachu Peña, Pablo Granados, Freddy Villareal, Campi, y Diego Perez. También se espera que se sumen algunas caras nuevas.

Además de recordar los grandes momentos en los que se formó este ciclo tan importante, habrá entrevistas en vivo y visitas sorpresa, que nos transportarán por un rato al pasado.

Gabriel Devincenzi
2° «B» T.N.