Consagrados y revelaciones: cómo fue el 2021 para el tenis argentino

Ya sobre el final del año, casi sin competencias y con vistas a lo que será la temporada 2022, se puede decir que el tenis argentino redondeó un año renovador. Quizás pudo haber sido el año de la explosión definitiva de Diego Schwartzman para afianzarse como top 10, o de Nadia Podoroska, luego de lo que fue su magnífica y sorpresiva aparición en 2020. Pero sin dudas la mejor noticia que dejó 2021 es la aparición de una camada de nuevos tenistas argentinos que lograron dar de que hablar, y que, aunque por supuesto ahora deben consolidarse –que es quizás el mayor reto– ilusionan no sólo de cara al futuro, sino también en el presente. Aquí, un repaso de estos 12 meses.

Comenzando por Schwartzman entonces, el mejor preclasificado del ranking de la ATP, en el puesto número 13. El Peque inició el año dentro del Top 10 (9°) y lo cierra cuatro escalones por debajo, pero por tercera temporada consecutiva, entre los mejores 15 del mundo. Su mejor actuación la tuvo en Roland Garros, donde con un alto nivel de juego pasó las cuatro primeras rondas sin problema. Pero Rafael Nadal, el rey del polvo de ladrillo, le puso fin a su camino en cuartos. El argentino, que jugó un partidazo, apenas logró ganarle un set (que igual no es poca cosa).

En los otros tres Grand Slam será donde le quedó la espina clavada: en ninguno pudo superar la cuarta ronda. Su revés más duro lo sufrió en la serie de Copa Davis ante Bulgaria, cayendo contra el Daniil Ostapenkov, que ni siquiera tenía ranking.

Pero en Argentina también obtuvo su mayor alegría, al quedarse con el ATP de Buenos Aires, su único título en 2021, venciendo en la final a una de las revelaciones, Francisco Cerúndolo, del que se hablará más adelante, por 6-1 y 6-2. Además, fue parte de los Juegos Olímpicos de Tokyo, donde llegó hasta octavos de final.

Treinta puestos por debajo del porteño de 29 años se encuentra Federico Delbonis. El platense tuvo un buen desempeño en arcilla, donde alcanzó los octavos de Roland Garros, uno de los tres grandes torneos que disputó. Fuera del polvo, su performance fue bastante discreta, aunque llegó a las semifinales del ATP 500 de Hamburgo. De todos modos, se mantiene otro año dentro de los mejores 50.

Por detrás suyo aparecen Federico Coria, Guido Pella y Facundo Bagnis, de temporada con aspectos en común. El primero y el tercero participaron de los Juegos Olímpicos, aunque no superaron la primera ronda. Ambos ganaron un Challenger cada uno, y participaron de tres de los cuatro Grand Slams. El zurdo Bagnis sólo jugó 23 partidos en el año. Pella por su lado tuvo una temporada complicada: sufrió Covid-19, lesiones en su cadera y rodilla, y hasta conflictos por apuestas. Reveló que en Moscú abandonó su partido de primera ronda frente al español Pedro Martínez porque se dio cuenta de que el público allí presente era en su gran mayoría gente que había apostado en su contra. Y por último, la mención a Leonardo Mayer, quien a sus 34 años decidió colgar la raqueta.

Es momento de pasar a la juventud, que trajo las mayores alegrías. En primer lugar, las dos mejores apariciones, sin dudas, Sebastián Báez y Juan Manuel Cerúndolo, ambos de 20 años. El diestro de 1.60 metro de altura se consagró en seis Challenger, siendo el más ganador de todos: Buenos Aires, Santiago, Santiago 3, Concepción, Zagreb y Campinas. Además, alcanzó otras tres finales y los octavos de Hamburgo, y se quedó en la puerta de ingresar al US Open, perdiendo en la ronda final de la Qually. Igual, tiene consuelo: entró al Top 100, sabe que terminará la temporada en el puesto 97° del ránking ATP, por lo que su lugar en el cuadro principal del Abierto de Australia ya lo tiene asegurado.

Por su lado, el zurdo fue el de mayor progresión: arrancó la temporada en el puesto 341 del ránking, y lo termina en el 89°. Y ganó los Challenger de Banja Luka (Bosnia), Como y Roma (Italia), y el ATP 250 de Córdoba. Estuvo a un set de jugar Roland Garros, pero al igual que Báez, estará en Australia. Ambos fueron parte del Next Gen, torneo que reúne a los mejores sub 21. Seba llegó a semis, mientras que Juanma perdió todos los partidos y quedó afuera en fase de grupos.

El mayor de los hermanos Cerúndolo, Francisco, de 23 años, fue el único que pudo jugar un Grand Slam: Roland Garros (perdió en primera ronda). Además, disputó los JJ. OO, ganó un Challenger, y se quedó con el primer duelo en la historia del tenis entre hermanos: venció a Juan Manuel en Campinas, Brasil, por 6-1 y 7-5. Otros a los que habrá que prestarles atención son Thiago Tirante, Pedro Cachín, Facundo Mena y Tomás Etcheverry.

En cuanto a Dobles, Horacio Zeballos cierra otro año entre los cinco mejores del mundo (5° sólo, 4° en pareja con el español Marcel Granollers). Fue campeón en los ATP 1000 de Cincinatti y Madrid, semifinalista del Torneo de Maestros, finalista de Wimbledon, y representante olímpico argentino.

En lo que respecta al tenis femenino, Nadia Podoroska no concretó el año soñado: las lesiones la tuvieron a maltraer y sólo disputó 36 partidos en la temporada. La rosarina de 24 años, que llegó a ser número 36 del ranking WTA, participó de los JJ. OO. y jugó Wimbledon y Australian Open (en ambas perdió en segunda ronda. Y Gustavo Fernández, uno de los mejores jugadores de Tenis Adaptado, no logró consagrarse en ningún Grand Slam, y alcanzó los cuartos de final en los Juegos Paralímpicos. Cierra el año en la tercera colocación del ranking.

 

Por Sebastian Ueberrhein

López vs. Kambosos, la pelea que parecía nunca llegar

Cuando algo se reserva durante tanto tiempo, mejor es su resultado. Pasa con el período de los vinos, cuanto más añejo mejor. Sin duda esta pelea seguirá la regla, luego de las constantes idas y vueltas para que se concrete el choque entre Teófimo López y George Kambosos Jr. Ya está todo definido: 27 de noviembre en el mítico Madison Square Garden con el respaldo de MatchRoom Boxing. 

El estadounidense, Teófimo López expondrá sus títulos mundiales de peso ligero de la OMB, AMB, FIB y CMB ante el boxeador australiano invicto George Kambosos Jr.

López conectando un ascendente de derecha en el rostro de Lomachenko. Esta es su mayor victoria en su carrera a sus 24 años de edad. (FOTO: Izquierdazo.com)

La última pelea del oriundo de New York fue ante Vasiliy Lomachenko el 17 de octubre de 2020 venciéndolo por decisión unánime. Arrastra un récord invicto de 16 victorias (12 KO).

Su rival, nacido en Sydney, combatió por última vez dos semanas después que su rival obteniendo una victoria ante el británico Lee Selby estirando su invicto a 19 victorias de las cuales 10 fueron por la vía rápida. 

Este combate ha sufrido muchos obstáculos desde su anuncio el 16 de abril de este año cuando se programó para el 5 de junio. Esta fecha fue removida debido a que un día después Floyd Mayweather enfrentaría a Logan Paul robándose toda la atención del público. Entonces el pleito se corrió hasta el 19 de junio. Sin embargo, esa fecha tampoco fue viable debido a que López dio positivo por COVID-19. 

Kambosos buscará dar el golpe y arrebatarle los 4 cinturones al púgil de ascendencia hondureña. (FOTO: HonduSports)

La promotora Triller Fight Club se había hecho con los derechos de la pelea por una cifra de $6.018 millones de dólares para organizar la contienda superando las ofertas iniciales de Top Rank y la mencionada MatchRoom. No obstante luego de la reprogramación del 19 de junio, Triller comenzó a preocuparse por las pérdidas que le generaba las sistemáticas cancelaciones del evento que eran el doble del dinero que ofreció para organizar la pelea. 

Ante este escenario Triller tuvo la intención de organizar la pelea en dónde sea para recuperar su inversión incluso en Sydney, la tierra del rival de López. Con esta decisión López recurrió a la FIB y se dictaminó que Triller no podía realizar la pelea en un lugar donde sea necesaria la cuarentena, adjunto a esta advertencia la FIB le otorgó un ultimátum hasta el 17 de octubre para efectuar la pelea. Después de tantos impedimentos para desarrollar el enfrentamiento, la FIB le cedió los derechos a MatchRoom Boxing a cambio de la suma de $3.506.000 de dólares.

Eddie Hearn, principal promotor de la pelea junto a su franquicia MatchRoom, se encuentra muy entusiasmado. (FOTO: Frases De Boxeo)

Eddie Hearn presidente de MatchRoom Boxing no dejó pasar la oportunidad de expresar su alegría por organizar el pleito: “Estoy encantado de traer a Lopez vs. Kambosos a DAZN y al Madison Square Garden. Esta rivalidad se ha estado cocinando durante mucho tiempo y ahora finalmente podemos verlos ponerle punto final en la Gran Manzana”.

Los boxeadores también pasaron por los micrófonos: “Ha sido una larga espera para el Team Takeover. Hemos estado en la zona durante seis meses y contando, ¡pero estamos contentos de poder finalmente tener esta pelea en DAZN! The Takeover mostrará al mundo una vez más por qué nos llaman ‘El Campeón del Pueblo’’ afirmó López.

Por su parte Kambosos también se ilusionó con el combate y sacó chapa: “Estoy muy emocionado de encabezar la pelea más grande de mi vida y en otra gran cartelera de Matchroom contra Teófimo López después de ganarme esta oportunidad el año pasado al convertirme en el retador mandatorio de la FIB… Sé que le darán a esta pelea el respeto que se merece y sorprenderé al mundo y me coronaré campeón mundial el 27 de noviembre en la ciudad de Nueva York”

Con transmisión exclusiva de DAZN, López y Kambosos demostraran quien pega más fuerte este sábado, tras la larga espera de seis meses de postergación del combate. A cruzar los dedos para que no ocurra ninguna eventualidad.

 

Por Luciano Dos Santos

A 10 años de la muerte de Jim Rathmann, el estadounidense que venció a Fangio

Cuando uno piensa en los pilotos estadounidenses más reconocidos, el nombre de Jim Rathmann seguramente no entre en esta lista. Fallecido un 23 de noviembre del año 2011 a sus 83 años, “Dick” como lo apodaban de pequeño, no consiguió un palmarés repleto de logros, pero conquistó los autos de fórmula entre 1950 y 1960

Jim Rathmann posando antes de las 500 Millas de Indianápolis 1960

Desde sus inicios comenzó compitiendo en 1949 en el Campeonato Nacional de la AAA, organizado por la Contest Board. Un año después, Jim debutó en uno de los eventos fiscalizados por la AAA, las 500 Millas de Indianápolis, donde finalizó 11°. Al mismo tiempo, comenzó a competir en las series de NASCAR, aunque solo completó 3 carreras. 

Pasados 2 años, en 1952, con tan solo 23 años, Rathmann marcó su primer gran podio profesional, consiguiendo el segundo puesto en las Indy 500 con el equipo Grancor-Wynn’s Oil. En aquel momento, la competencia estadounidense era puntuable en el campeonato de la Fórmula 1, por lo que “Rat” se había metido en la historia de la categoría madre de los autos de fórmula. 

El piloto californiano siguió compitiendo en la categoría, fiscalizada desde 1955 por el USAC Championship Car. Entre 1953 y 1956 tuvo su mejor llegada en el gran premio en la séptima posición. Hasta que en 1957 comenzaría uno de sus mejores años automovilísticos. Fue campeón de las 200 Millas de Milwaukee y subcampeón de las 500 Millas, lo que sumado a buenas actuaciones en Phoenix, Milwaukee y Trenton, lo convirtieron en subcampeón de la USAC. 

Jim Rathmann corriendo en la Carrera de los Dos Mundos (Monza) 1958

Por aquel entonces, comenzó a correrse un evento de exhibición en Monza, con un formato similar al de Indianápolis, llamada Carrera de los Dos Mundos. Aquella carrera unía a los mejores pilotos de la Fórmula 1 junto con los Indycar, y era el momento de preparación y diseño de monoplazas especiales de prueba. Gracias a su gran campeonato, Rathmann fue invitado en 1958.

Algunos de los pilotos más importantes del momento estuvieron presentes aquel año. Como Stirling Moss, Ivor Bueb o Juan Manuel Fangio. El “Chueco”, quien venía de ser campeón del mundo, no logró pasar de la segunda vuelta debido a una rotura en la bomba de combustible. Quien sí logró finalizar y fue el ganador de las 3 etapas fue Jim Rathmann, que a bordo de su roadster Watson-Offenhauser se coronó campeón del segundo y último “Monzanapolis” de la historia. 

Rathmann en sus ultimas 500 Millas en 1963

Pese a su título mundial, el tan preciado título de Indianápolis, como si se tratara del azar, sigue negándose. En 1959 volvió a finalizar segundo a los pies del histórico multicampeón Rodger Ward. Finalmente, llegaría el capítulo final de su historia, con el final deseado. 

En 1960, Rodger Ward buscaba arrebatarle el título nuevamente, pero Jim lideró durante 100 vueltas y por 12,75 segundos logró grabar su nombre en la historia, y su cara en el tan prestigioso y ostentoso trofeo que ofrecen las 500 Millas. Rathmann jamás logró conseguir el campeonato, pero aquel último título lo convirtió en leyenda.

Fue incluido dentro del Salón de la Fama del Automovilismo de América, mientras aún estaba con vida en 2007. Luego de su retirada en 1963, abrió una agencia concesionaria en Florida, la cual dirigió hasta su muerte en 2011 a causa de una convulsión. 

 

Por Baltasar Delpueche Torga

Candela Giordanino, la joven promesa de la natación argentina

El 20 de mayo del año 2004, la nadadora profesional Celeste Puñet traía al mundo a Candela Giordanino, una hija a quien le transmitió el amor por la natación y hoy es una de las promesas (algunos la describen más como “realidad”) que tiene la Argentina en dicho deporte.

¿Cómo nació este amor por la natación?

Candela cuenta que cuando era chiquita su mamá quería que nadara simplemente como cualquier otro niña, sin necesidad de algo competitivo. “Me enganché, me gustó, tuve y tengo un grupo muy lindo y la verdad es que ahí note que amo nadar”.

“Yo me levanto a las 4:40 de la mañana, vengo a nadar a las 5:30, luego 7:15 salgo, me cambio y luego voy para la escuela, almuerzo y 3:30 vuelvo al club a nadar”, relataba.

Nacida en Santa Fe, se formó en las aguas en el Club Atlético Unión, club donde en distintos deportes se destacaron personalidades históricas del deporte como Carlos Monzón en el boxeo, Leopoldo Luque (Campeón mundial en 1978) en el fútbol.

En 2018 iba a llegar uno de sus grandes saltos dentro del deporte: Giordanino logra clasificarse al Mundial y al Panamericano de aguas abiertas tras pasar un preselectivo en Mendoza y un selectivo en su ciudad natal con un promedio de 1’ 15’’ cada 100 metros, siendo la única mujer de la selección en pasar a ese Mundial.

Si hay que destacar algo es que con el paso de los años, la pequeña niña que solo iba a nadar para aprender, se fue convirtiendo en una chica con mayor espíritu competitivo; “en el preselectivo con mi mamá decíamos ‘hay que nadar fuerte’ y una vez pasé al selectivo pasamos a decir ‘ahora hay que nadar más fuerte” dejando en claro que siempre había que luchar por poder conseguir más».

En su participación en el Mundial de aguas abiertas de Israel demostró una gran actuación quedando 12° en su categoría al hacer 5 Kilómetros en 1h 02’ 47’’; mientras que en los panamericanos llevados a cabo en las Islas Caimán lograba quedarse nada menos que con el segundo lugar. Las victorias siguieron en el siguiente año, donde consiguió el Oro X Campeonato Sudamericano Juvenil 2019 de Chile al hacer los 5km de nado en 49’ 16’’.

Con el tiempo la nadadora fue mejorando hasta que le tocó atravesar un bache que afectó a la gran mayoría de los deportistas del país, la cuarentena.

En diálogo con Telefé contó: “Estuve 4 meses parada totalmente, sin tocar el agua. Al principio de la cuarentena, que hacía un poco de calor, pusimos la Pelopincho en el patio y nadaba un poco ahí. Recién en junio pudimos volver a entrenar en una pileta”. Pero esto no iba a ser impedimento para que dicha inactividad la prive de logros; sin ir más lejos, el pasado 4 de noviembre logró quedarse nuevamente con una medalla de oro, la del Sudamericano Juvenil de Lima 2021 de Aguas Abiertas donde nadó 7,5 Km en 1h 43’ 26’’.

Ahora está en Cali, Colombia donde disputará los juegos Panamericanos Juniors y buscará sumar más medallas a sus palmarés.

Así sigue su camino ascendente. Con apenas 17 años tuvo participaciones en mundiales e incluso destacó a nivel continental. Queda en claro que la frase de “tal palo, tal astilla” se puede aplicar en este caso, ya que la “magia” o “habilidad” que presenta Celeste Puñet, fue transmitida a la joven promesa de Unión de Santa Fe que hoy en día ya está escribiendo su propia historia.

Clase 2: los hermanos sean unidos en La Pampa

El cierre de la jornada en el Autódromo de la Provincia de La Pampa tuvo como protagonista al menor de los hermanos Abdala, Christian, quien consiguió su primera victoria en la  categoría y además le dio una mano a su Emanuel, que por un pinchazo en uno de sus neumáticos no finalizó la carrera. 

La paridad del campeonato de la Clase 2 podía definirse este domingo. Emanuel, quien fue subcampeón de la categoría en 2020, depende de una victoria para alzarse con el título una fecha antes. Pero sus ilusiones comenzaron a desvanecer luego pinchar una de gomas y perder valioso tiempo en la clasificación, lo que le dio esperanzas a su principal contendiente, Juan Ignacio Canela, para alcanzarlo en la tabla.

El piloto santafesino se encontró con un problema dentro de la pista. Transitando la vuelta N°12, Cristian Adbala tomó el mando de la carrera en su Toyota Etios y allí se mantuvo hasta el final para descontar puntos a los competidores de su hermano Emanuel, que finalizó 25° en su Fiesta Kinetic. El podio de la jornada se repartió entre Chistian Abdala, Juan Ignacio Canela y Sergio Fernández.

Gracias a esta victoria, el mayor de los hermanos sigue manteniendo una fuerte ventaja sobre sus perseguidores. Lidera con 217 puntos, mientras que Canela (206), Lucas Tedeschi (203) y Facundo Bustos (176) aún no han conseguido ninguna victoria en la temporada, requisito obligatorio para poder coronarse como campeón. 

La victoria para el comodorense, no lo acerca a las chances de la pelea por el título, pero sirve para mantener sin victorias a los contrincantes de su hermano, que deben conseguir un triunfo en San Juan Villicum, la que será la última fecha, los días 10, 11 y 12 de diciembre. 

Baltasar Delpueche Torga

Conmoción por la desaparición de la tenista china Peng Shuai

La tenista china, Peng Shuai (35), se encuentra desaparecida hace 14 días tras haber denunciado al ex viceprimer ministro, Zhang Gaoli, de su país por abuso sexual. Varios referentes del tenis salieron a respaldar la búsqueda y visibilizar el caso.

La denuncia fue vía la red social china Weibo –equivalente al Facebook- donde detallaba que estaba siendo acosada y que fue violada por Gaoli (75). Veinte minutos después la publicación fue censurada, aunque la vieron mas de 100 mil personas y, desde ese momento, se desconoce el paradero de la tenista.

Shuai y Gaoli tuvieron un amorío consensuado, pero en el posteo aseguró que el acoso comenzó cuando rechazó ir a jugar al tenis con él y su esposa.

Tanto su circulo cercano como sus contrincantes se colgaron la bandera al hombro y piden justicia por ella. Fue la británica Alize Cornet quien comenzó a difundir el hashtag #WhereIsPengShuai.  Chris Evert, la ex tenista que cuenta con 18 Grand Slam, también mostró su descontento en Twitter: «Conozco a Peng desde que tenía 14 años. Todos deberíamos estar preocupados, esto es serio: ¿dónde está? ¿Está a salvo? Cualquier información sera bienvenida»

El lado masculino también se hizo eco con una aparición inmediata. El numero 1 del mundo, Novak Djokovic comentó: ¨No tengo mucha información sobre el tema, escuché algo la semana pasada y sinceramente es terrible que haya desaparecido»,  y agregó: ¨Espero que la encuentren, que esté bien. Es terrible, sólo puedo imaginar cómo se siente su familia».

Por su parte, el director de la WTA, Steve Simon, lanzó un comunicado el pasado domingo a través del cual pidió por «una investigación justa, completa y transparente sobre las acusaciones de agresión sexual contra el ex líder chino¨.

«En todas las sociedades -agregan-, el comportamiento que ella alega que tuvo lugar debe ser investigado, no tolerado o ignorado. Felicitamos a Peng Shuai por su notable coraje y fuerza al presentarse¨.

Cabe señalar que la asociación de tenis femenino no se preocupó demasiado por el paradero de la tenista si no por la investigación de las acusaciones realizadas hacia el ex viceprimer ministro.

Posteo que realizo la WTA en su cuenta de Twitter @WTA

Shuai fue número 1 en dobles en 2014, ganó 22 títulos WTA en esa modalidad y 2 en singles. Actualmente ocupa el puesto 129 en el ranking.

En 2017, en Wimbledon fue sancionada por soborno y estuvo fuera de las canchas por 6 meses. El último partido que disputó oficialmente fue por la Billie Jean King Cup el 7 de marzo de 2020 antes del inicio de la pandemia. Fue un encuentro de dobles en dupla con su compañera Xu Yifan contra las coreanas Ji-Hee Choi – Dabin Kim. Las chinas vencieron por 2-0 a las coreanas.

Los guantes y el cuadrilátero vuelven al Luna Park después de ocho años

El Luna Park y el boxeo han tenido una relación única con el correr de los tiempos, ya que ambos han generado una gran popularidad tanto a nivel nacional como a nivel internacional. La promoción del boxeo como espectáculo en el mítico  escenario comenzó en 1932 para luego de gozar de los años más gloriosos del deporte. Ya a comienzos del siglo XXI y tras una pausa de 14 años, el estadio y el deporte se reunieron para celebrar las carreras de grandes boxeadores como Marcos Maidana y Marcela Acuña.

Emblema nacional y cultural del boxeo argentino; Luna Park

La última pelea que se realizó en el Luna Park fue un 7 de septiembre de 2013, debido a que en ese año, el establecimiento quedó en manos del Arzobispado de Buenos Aires. Sin embargo, ocho años después, el reencuentro es una realidad y ya tiene fecha pactada; será el próximo 20 de noviembre.

La cita tendrá como principal atractivo a Marcela “La Tigresa” Acuña (50-7-20). La leyenda y campeona del boxeo femenino argentino va a pelear por el título mundial de la Federación Internacional en la categoría supergallo.

Su rival, que tardó en confirmarse, será Débora Dionicius (31-3). «La Gurisa», entrerriana de 33 años, se coronó campeona mundial supermosca FIB en noviembre de 2012 y expuso su corona trece veces hasta 2018. 

Otra gran pelea enfrentará a Brian Nahuel Suaréz (15-0) contra el colombiano Juan Boada (11-2) en un combate de semifondo por el título vacante del cinturón latino mediopesado de la FIB.

El tercer gran espectáculo tendrá como protagonista a Kevin “El Diamante” Muñoz (12-0) defenderá por tercera vez su título sudamericano supermosca contra Ángel Aquino (8-4-1).

Acuña volverá a pelear en el combate estelar de la noche

En total habrá 8 combates, entre los que se podrán ver a grandes promesas del boxeo argentino como Alan “Veneno” Cháves (4-0) en la categoría ligero, Marco “Kid Dinamita” García (4-0) en superwelter, Rodrigo “C4” Ruiz (5-0) en supergallo, y por último, Ezequiel “El León” Acosta (8-0) en la categoría mediopesado.

El aforo será del 60% de la capacidad máxima del estadio y las entradas se encuentran a la venta, desde $1800 a los $5500.

Uno de los grandes símbolos culturales del país, el Luna Park, vuelve a abrirle las puertas al deporte que lo hizo crecer en popularidad. 

 

En un año atípico, llegó el guiño postergado a Latinoamérica

Desde hace años, Europa, Norteamérica y, especialmente en el último tiempo, Asia se pasan entre sí la pelota de la localía de la gran mayoría de los torneos ATP y WTA. Como consecuencia, el camino de los jugadores que no son de esas regiones se hace muy cuesta arriba, tanto a nivel económico, como física y mentalmente.

Viajar más implica costear más pasajes y alojamientos, y estar más meses lejos de casa; llegar más cansado afecta el rendimiento y, así, se reducen las chances de ganar partidos, avanzar y embolsar más dinero. Es un círculo viciado por desventajas para los eternos visitantes de los circuitos, a las que habría que sumarles la falta de representación en materia dirigencial.

“Los años en el circuito me han enseñado que no importa lo que hagamos: el europeo o el estadounidense tendrá mayor poder de decisión”, dijo en 2019 Guido Pella cuando, en una elección envuelta de polémica, otra vez el candidato anglosajón, Weller Evans, le ganó al hispanohablante, Nicolás Lapentti, el puesto de representante de tenistas de América en la Junta Directiva de la Asociación.

Pese a que esta tendencia se mantenga, este fin de año no quedará como uno más en la historia tenística de estas latitudes. Quizás por los cambios que trajo la situación atípica que aún se vive por la pandemia del coronavirus; tal vez, por el trabajo de jugadores latinos que luchan incansablemente por revertir esa desventaja. Sea por lo que sea, América Latina se está abriendo paso lentamente y hay varias conquistas que lo demuestran.

Decir que hay que esperar 50 años para que una competencia pise Latinoamérica parece impactante y, sin embargo, es la realidad de las WTA Finals. De hecho, Shenzhen tendría que haber sido sede hasta 2030. Pero, como los problemas pueden ser oportunidades, debido a las restricciones sanitarias vigentes en China la competencia debió viajar 13 mil kilómetros y desembarcó en México.

A esta cita de las ocho mejores del año en Guadalajara hay que agregarle otros dos torneos que sin duda serán importantes para el futuro del tenis en la región: el WTA 125K Argentina Open, que volvió después a jugarse después de 34 años, y el Montevideo Open (de la misma categoría), que se creó este 2021. Todos estos certámenes son de gran ayuda, especialmente para las jóvenes promesas locales.

Solana Sierra, wild card en este regreso del circuito a Buenos Aires, es un ejemplo de ese impacto. La argentina de tan solo 17 años pudo ganar su partido de primera fase ante su compatriota Sol Faga y así consiguió su primer triunfo WTA, sumó 15 puntos y ascendió del puesto 1019° al 815° del ranking.

Como había analizado Nadia Podoroska en la previa del Argentina Open, que solo ella aparezca dentro del top 100 “muestra un poco la falta de oportunidades que hay hoy en día en la región”, dijo al diario Olé.

De hecho, la propia “Rusa” decidió dejar el país e irse a vivir a España en 2018, para estar más cerca del epicentro de la actividad tenística.

En la rama masculina, las Next Generation ATP Finals pueden tomarse como muestra de la brecha existente entre jugadores de diversas nacionalidades, y del reciente cambio esperanzador. Los argentinos Juan Manuel Cerundolo y Sebástián Báez, presentes en la edición 2021, son los primeros latinoamericanos en clasificar desde que se empezó a jugar el campeonato, en 2017.

A pesar de que lógicamente no hay que perder de vista que en este torneo participan quienes tuvieron mejor rendimiento en el año, no es un dato menor que Báez haya logrado entrar sin haber recibido una sola wild card en todo el año. Cerundolo, por su parte, recibió una (para el ATP de Santiago), al igual que el estadounidense Sebastian Korda. Del resto, Hugo Gaston, Lorenzo Musetti y Brandon Nakashima recibieron cuatro, Carlos Alcaraz seis, y Holger Rune nueve (incluida la polémica en el Argentina Open, donde se prefirió invitar a un representado por la empresa dueña del torneo por sobre a otro tenista local).

¿Son estos hechos señales de una necesaria y demandada transformación? Al menos estos últimos meses de 2021 el público latinoamericano disfruta y se ilusiona con que todo esto aporte a una mayor difusión del deporte.

 

Natalia Schaller – 2°A T.M.

Argüello vs Pryor, a 39 años de «la batalla de la botella»

El mundo del boxeo es un espectáculo que se reinventa, año tras año aparecen peleas que se postulan a escalonarse como las mejores de la historia pero todas fracasan. Las razones son variadas: no hay un escenario previo, no hay títulos importantes en juego o bien no cambiará en nada la historia sea cual sea el ganador. Todas estas observaciones fueron descartadas con la llegada de la mejor pelea de la década del 80′: Alexis Argüello vs Aaron Pryor. 

Alexis «El Flaco Explosivo» Argüello iba por la victoria frente a Pryor para lograr algo histórico: consagrarse como el primer boxeador en ganar 4 títulos mundiales en diferentes categorías. El nicaragüense nacido en Managua ya se había hecho dueño del título pluma de la AMB, superpluma y ligero del CMB. Iba en búsqueda del título welter ligero de la AMB perteneciente a Pryor. 

«El Flaco» Argüello, dueño de un boxeo inteligente que lo llevo a ser abanderado de Nicaragua en los JJ.OO de Pekín 2008. (FOTO: ESPN)

El «Flaco» contaba con un récord de 72 victorias (62 KO) y 5 derrotas. Su boxeo se destacaba por ser conservador y estilista esperando los momentos adecuados para golpear, impactando con fuerza y causando daño en cada una de sus embestidas, una de sus fortalezas era aguantar los golpes y bloquearlos generando el desgaste en sus rivales y aumentando el daño. 

Su retador era Aaron «El Halcón» Pryor que ostentaba un invicto de 31 victorias, de las cuales 29 fueron mediante la vía rápida. En  agosto de 1980 obtendría el título welter ligero de la AMB tras vencer al colombiano Antonio Cervantes por nocaut, dicho título lo defendería en 8 ocasiones por KO y sería el premio principal que buscaba conquistar Argüello.

El nacido en Ohio poseía un estilo de boxeo agresivo y fugaz. Sus golpes eran invisibles, rápidos y contundentes. Subía al ring con el único propósito de dejar en la lona a sus rivales, sometiéndolos a un ida y vuelta constante y agotador. 

Aaron «El Halcón» Pryor, llegaba en un gran nivel con 31 victorias, incluidos 29 KO. Era implacable arriba del entarimado. (FOTO: Clarín)

Luego de examinar el perfil de ambos contrincantes hay que hablar sobre la «Batalla de Los Campeones», según la nombró el promotor Bob Arum, ocurrida el 12 de noviembre de 1982 en el Estadio Orange Bowl ubicado en Miami, Florida.

El evento iniciaría con un altercado debido a que un hombre intentó adentrarse en el vestuario de Argüello portando un arma. Afortunadamente el boxeador fue puesto a resguardo y el hombre del incidente arrestado. 

Una vez iniciado el combate se logró apreciar una pelea totalmente emocionante. Pryor comenzó dominando gran parte del enfrentamiento mediante combinaciones de golpes rápidos y certeros en el rostro de Argüello quien había iniciado fuera de ritmo pero se fue adaptando a la contienda con el pasar de los asaltos bloqueando y aguantando los puñetazos del «Halcón». 

La planificación de Argüello era clara y cumplía con lo que había vociferado previo al combate: «No tengo que golpearlo muchas veces en cada asalto, pero tengo que asegurarme de que cada vez que le pegue le duela», dijo el  nicaragüense. Desde la ronda 9 hasta la 11, Argüello tuvo su momento y sometió a un Pryor cansado al borde del nocaut. 

No obstante, en el duodécimo asalto se vio al estadounidense salir con otra energía y más fresco como si recién comenzara el combate. En el descanso previo al asalto, se pudo percibir a su esquinero Carlos «Panamá» Lewis hablando con su asistente Artie Curley: «Dame la botella. No esa, la que mezclé», de esta forma Pryor ingirió una botella que contenía pastillas antihistamínicas que le otorgaban una mayor capacidad pulmonar, según confirmó Luis Resto un ex-boxeador que fue manejado por Lewis. 

Pryor salió hecho una fiera a la vuelta número 13 pero Argüello pudo aguantar al huracán, mediante un golpe fuerte y desconcertante pero que no fue suficiente para derribar al de Ohio. Nuevamente en el descanso, Lewis esta vez rompería un licor de amoníaco para potenciar su estado físico y renovar sus energías. Una vez llegado la ronda 14, tras 23 golpes encadenados consecutivamente por Pryor contra un Argüello que era sosteniendo por las cuerdas, el árbitro Stanley Christodoulou decidió finalizar la pelea en el round 14 de los 15 pactados.

El momento en que Pryor ingiere el líquido de una botella que marcó la diferencia en la pelea en Miami. (FOTO: Canal de Youtube-Golpes de Poder)

Con la pelea culminada y Pryor como el vencedor, las polémicas y especulaciones sobre el contenido de la botella no tardaron en llegar. En Europa «El Halcón» era una leyenda, en Latinoamérica era un tramposo.

Se dio lugar a una revancha el 9 de septiembre del año siguiente en Nevada, aunque el resultado de esta fue más natural y menos controversial debido a que Argüello cayó a la lona en el décimo asalto. Más allá de los dudosos sucesos ocurridos en el Orange Bowl, 23.800 espectadores fueron testigos de una de las más grandes batallas del boxeo. Si la botella estaba limpia o no, fue la pelea que nunca se anunció fuera del cuadrilátero.

Por Luciano Dos Santos

El tenis cierra el telón: los mejores de cada circuito se miden en el tradicional Finals

Como sucede todos los años, el tenis le pone punto final a la temporada con un torneo que reúne a los mejores ocho jugadores en el ranking.

Por el lado masculino, este año se cambió de sede para la competencia que iniciará el domingo 14 de noviembre y finalizará el 21. Después de 12 ediciones en Londres, Inglaterra, esta vez y hasta 2025 se jugará en el Pala Alpitour de Turín, Italia.

En esta ocasión tendrá dos ausencias de peso, por las diferentes lesiones que sufrieron ambos y los marginaron por un tiempo: Rafael Nadal y Roger Federer. Quien sí dará el presente es Novak Djokovic, que buscará ganarlo por sexta vez y alcanzar al suizo como máximo ganador del torneo. Junto al número uno del mundo estarán Daniil Medvédev (último campeón), Alexander Zverev, Stefanos Tsitsipas, Andrey Rublev, Matteo Berrettini, Casper Ruud y Hubert Hurkacz.

Este jueves se realizará el sorteo para determinar cómo estarán conformados los grupos. Eso sí, el formato será el mismo que se viene dando en las últimas ediciones. Ambas zonas estarán integradas por cuatro jugadores, quienes jugarán todos contra todos y los dos mejores pasarán a las semifinales, donde se medirán el primero de un grupo contra el segundo del otro y viceversa. Los ganadores de los dos encuentros disputarán el partido definitorio para definir al campeón.

Ese mismo sistema de competencia tendrá el Finals de la WTA que, tras su cancelación en 2020 por la situación epidemiológica por el coronavirus, volverá a jugarse este año. Por el mismo motivo, se decidió cambiar la sede hacia Guadalajara, México (en el estadio Tenis Akron) y no Shenzhen, China. El certamen comenzó el  miércoles 10 de noviembre y una semana después se jugará la final.

Los grupos, es este caso, ya fueron sorteados y también llevan un nombre para distinguirlo. Uno es el Grupo Chichén Itzá conformados por: Aryna Sabalenka, Maria Sakkari, Iga Swiatek y Paula Badosa. El otro es Grupo Teotihuacán que lo integran: Barbora Krejcikova, Karolina Pliskova, Garbiñe Muguruza y Anett Kontaveit. Todas buscarán levantar el trofeo por primera vez en su carrera. La principal ausencia será la número uno del ranking Ashleigh Barty, última vencedora en la edición 2019.

Los ocho mejores ya están listos para convertirse en el maestro o la maestra de la temporada.

Lautaro Romano