Parque Rivadavia: del rock barrial a la cuna del trap

La cita era para el sábado a las 15 horas. Corrían tiempos en que palabras como portabilidad no eran de uso diario, por lo que los compromisos se asumían con 48 o 72 horas de anticipación y no había forma de cancelarlos; pero este no era el caso, ambos querían verse y lo sellaron a través del teléfono fijo que estaba en el comedor, al lado del tubo de rayo catódicos de 21 pulgadas. El punto de encuentro sería la plazoleta de Ramos Mejía, un lugar fácil de ubicar y reconocer, hasta para los adolescentes a los que el mundo se les empieza a abrir o iluminar como en un juego de estrategia.

Una vez colgado el tubo, el desafío era planear dónde ir ese día. Escarbando en su memoria, recordó haber escuchado nombrar más de una vez al Parque Rivadavia. Tenía poca información al respecto, pero sabía que quedaba en Caballito lo que le dio un poco de confianza, ya que Primera Junta o la estación del Sarmiento estaban dentro de la pequeña base de conocimiento de un pibe del conurbano, al que cruzar la General Paz le significaba un evento. Por medio de su hermano mayor, sabía que en ese parque hubo recitales de las bandas que le gustaban y también escuchó que había una feria con libros y otras piezas de colección. “En el ’96 se hizo un festival en memoria a Walter Bulacio, tocó La Renga, 2 minutos, Los Piojos, los Caballeros de la Quema, Todos Tus Muertos y unas cuantas bandas más, pero se pudrió todo en un momento y hasta hubo un muerto”, le contó su hermano refiriéndose al festival que organizó la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) para recordar al joven de 17 años que murió en manos de la Policía Federal cuando iba a un recital de Los Redonditos de Ricota el 19 de abril de 1991, y que se vio empañado por enfrentamientos entre ‘tribus urbanas’. “Está buena la plaza, los recitales ya no se hacen más pero está muy bueno para ir a pasear, con un colectivo de acá estás a unas cuadras”, lo tranquilizó su hermano para que no renuncie a la idea de ir.

Ya estaba decidido, cuando se encontraran en Ramos le iba a preguntar si lo acompañaba al Parque, ya que quería ver si encontraba unos muñecos de los Simpson para una colección que fantaseaba tener. Ella aceptó con gusto y al llegar ingresaron por Avenida Rivadavia; inevitablemente lo primero que hicieron fue caminar por los puestos de libros. Historietas, libros antiguos, usados, amarillos, que despertaban curiosidad de solo verlos. Discos, videos, casetes y algunos muñecos de colección formaban parte del recorrido, y a pesar que el Homero que quería no estaba, a esa altura poco importaba ya. Entre la discografía inédita —pirata para algunos, rarezas para otros— encontró lo que validaba la versión de su hermano: “Homenaje a Bulacio Pqe. Riv. 96”. Era la caja de un VHS con una etiqueta escrita a mano que parecía más un adorno del puestero que un producto a la venta. “Tenía 3 DVD, pibe, pero ya volaron, calculo que para la semana que viene me harán más copias, tengo pedido ese y unos recitales inéditos de Los Redondos, si querés pasate que seguro algo habrá”, le dijo el puestero sin que él emita palabra, aunque su mirada fija al casete delató su interés.

La caminata continuó por los caminos que guían a una vuelta completa al Parque, unas mesas con un tablero de ajedrez impreso llamaron su atención por ser algo que en las plazas que frecuentaba no había. Pasaron un monumento imponente dedicado a Simón Bolívar y una especie de anfiteatro, donde había gente bailando rock con un bafle y un maestro de ceremonia que invitaba a sumarse a cualquier transeúnte. La vuelta finalizó en un típico banco de plaza con el maridaje de un bombón helado y una charla eterna de vaya a saber qué; lo único perceptible era que los nervios no le permitían quedarse callado.

El tiempo pasó y él va en su auto escuchando con cierta nostalgia las mismas bandas que tocaron en ese recital del ’96, su hijo desde el asiento trasero pone cara de fastidio y se distrae con el teléfono celular. “¿Pa, puedo ir al Quinto el sábado?, solicitó permiso el niño. “Recién vi que este sábado se hace”, continuó. “¿El quinto, qué es eso?”, buscó entender a lo que se refería su hijo. “El Quinto Escalón, pa. Es una competencia de freestyle gigante, por lo que están diciendo en las redes es de las últimas que hacen ya, por eso quiero ir. No pasa nada, puedo ir con los chicos, con un colectivo de acá estamos a unas cuadras”, afirmó el niño con tono tranquilizador. Esa justificación con tintes a deja vu no pasó por alto para él. “¿Así que un colectivo los deja, dónde es?”, preguntó presumiendo –o deseando- la respuesta. “En el Parque Rivadavia, en Caballito”, informó el niño que vio por el retrovisor como se dibujaba una leve sonrisa en la cara de su padre. “Hagamos esto, yo te dejo ir pero con la condición de que yo también voy, no voy a estar encima de ustedes, pero quiero aprovechar para ver cómo es toda la movida esa y de paso recorrer el Parque que hace mucho que no voy, ¿qué decís?”, dijo con más entusiasmo en sus ojos que el propio hijo. “¿O sea que vamos en el auto?, ¡Buenísimo pa le aviso a los chicos!”, cerró el niño con la alegría de obtener el permiso y la garantía del traslado ida y vuelta.

En esa tarde que se convirtió en noche, el creador del evento, Alejo –que luego sería conocido en la escena urbana como YSY A-, presentó a nombres como Duki, Wos, Trueno, Klan, Replik, Ecko y tantos otros adolescentes, que con unos pocos años de vida empezaron a gestar lo que después fue una revolución en la cultura argentina; y él, en su rol de espectador/padre disfrutaba de esa atmósfera rebelde, contestataria, idealista y mancomunada; la misma que de púber leyó en la revista “Soy Rock” o en el suplemento “Sí” y luego corroboró en los recitales que asistió, la misma que pone play en el auto cuando va solo y se regala esos momentos de sana insurgencia, una dosis de juventud que el rock de hoy no le da.

Joven, esa es la palabra. Jóvenes eran los que en 1943 intercambiaban monedas o estampillas en la primera feria de numismática y filatelia de Buenos Aires, como también eran jóvenes los que gritaron que Walter no se murió y jóvenes son los que hoy le trajeron una bocanada de vida a la música local. Quizás por tradición, quizás por su ubicación estratégica en la Ciudad o alguna energía cósmica generada por la vasta bibliografía que atesoran los puestos, el perímetro delimitado por Rivadavia, Doblas, Chaco, Rosario y Beauchef, fue y sigue siendo ese punto neurálgico para la expresión cultural y el intercambio de ideas.

Esa noche llegaron a su casa y al otro día actualizó la música de su auto.

César Emiliano Gaetán

Llega la serie más esperada: «Maradona, sueño bendito»

¿Cuántas vidas tuvo Diego Armando Maradona en una sola? Eso es lo que se intentará repasar en la biopic “Maradona, sueño bendito” que tendrá su primer capítulo, “Promesa”, el jueves 28 de octubre a las 22 horas en simultáneo por Canal 9 y Amazon Prime. El viernes 29, día previo al cumpleaños 61 del Diez, se podrán los primeros cinco capítulos en la plataforma. Los siguientes se irán estrenando semana a semana hasta el décimo y último capítulo de la primera temporada, que estará disponible el 26 de noviembre, a un año del fallecimiento del ídolo argentino.

TRAILER

¿Quiénes serán los actores que interpretarán a Maradona?

La miniserie recorrerá las distintas etapas de la vida de Diego, desde que era un pibe lleno de sueños en Villa Fiorito, pasando por su exitosa etapa como futbolista hasta el personaje polémico, con problemas de salud, que llega a ser el técnico de la Selección Argentina. Cuatro actores son los que interpretarán la vida de Maradona: Juan Cruz Romero (la infancia de “Pelusa” en Fiorito y “Los Cebollitas”), Nicolás Goldschmidt (primera etapa como futbolista en Argentinos Juniors, la selección juvenil y Boca), Nazareno Casero (la llegada a la cima y los primeros excesos) y Juan Palomino (última etapa).

El resto del elenco es amplio y reconocido: Laura Esquivel y Julieta Cardinali (Claudia Villafañe), Mercedés Morán y Rita Cortese (Doña Tota), Pepe Monje y Claudio Rissi (Don Diego), Leonardo Sbaraglia y Jean Pierre Noher (Guillermo Cóppola), Peter Lanzani (Jorge Cyterszpiller), Marcelo Mazzarello (Carlos Bilardo), Darío Grandinetti (César Menotti), Nicolás Furtado (Daniel Passarella), Federico D´elia (Fernando Signorini), entre otros. También estará la participación de Eva de Dominici, inspirada en Lucía Galán.

Parte del elenco de «Maradona, sueño bendito».

PRODUCCIÓN

La gran producción es de BTF media, liderada por Alejandro Aimetta, con los guionistas de “El Marginal” (Guillermo Salmerón y Silvina Oschansky), que se encargaron de los episodios grabados en Argentina, México y Uruguay, mientras que los de España e Italia fueron dirigidos por Roger Gual y Eduardo De Angelis, respectivamente.

POLÉMICAS

La serie tuvo sus idas y vueltas: empezó su rodaje en marzo de 2019, con la aprobación de Diego, que había enviado un mail con sus exigencias y firmado un documento (con fecha 30 de marzo de 2019, en Culiacán) en su estadía en México, cuando dirigió a Dorados. “Me dirijo a usted a fin de hacer saber que bajo mi exclusiva responsabilidad autorizo a que la mini serie que usted produce y que se encuentra en desarrollo, se traten los siguientes temas que trágicamente me ha tocado vivir”, decía el escrito con la firma de Maradona.

Allí, el ídolo expresó que quería que se cuenten 14 momentos determinados de su vida, en los que estaba involucrado Claudia Villafañe, y en uno de los puntos su padre ya fallecido, Coco Villafañe, al que acusó de introducirlo en el mundo de las drogas. La exesposa de Diego, al enterarse de la existencia del documento, inició acciones legales a través del estudio de Fernando Burlando y la Justicia falló a su favor. La abogada de Villafañe señaló: “La jueza acogió la carta documento que enviamos y envió una orden a Amazon y a la productora para que no se utilice la serie para violentar a Claudia. Es decir, que no se la difamase”.

Dalma Maradona también criticó a la producción en sus redes sociales en marzo, más precisamente en una historia de Instagram, al ser consultada por el guion de la serie que retratará a su padre: “Opino que es una vergüenza que mi papá jamás haya hablado con nadie para que sacaran testimonios de él. Y que la gente contratada para contar la historia (me da asco) no tiene idea de nada de la vida real de mi papá”, señaló la hija del Diez.

La bioserie tiene un inicio fuerte y polémico en “Promesa”, el primer capítulo, con Maradona en Punta del Este en enero del 2000, cuando fue internado de urgencia por una “crisis hipertensiva y una arritmia ventricular” en el Policlínico La Barra en Punta del Este, en uno de los momentos más difíciles de su vida. Queda esperar como se desarrollan estos 10 capítulos y qué muestran sobre la vida y las experiencias de Diego, y una gran incógnita; si se incluyó o no el fallecimiento del ídolo.

 

PRIMERA TEMPORADA

Los primeros 5 capítulos: “Promesa”, “Dictado”, “Máquina”, “Sudaca” y “Roto”.

5/11: “Vesubio” y “Libre” 

12/11: “Cristiana”.

19/11: “Capitán”.

25/11: “Dios”, el último de la primera temporada, a un año de su fallecimiento.

 

Lucas Rocco

Una nueva edición de “La Noche de los Museos”

Octubre, un mes con un calendario lleno de actividades para hacer por las noches en la Ciudad de Buenos Aires. Ya tuvimos “La noche de los Teatros”, luego “La noche de las librerías” y ahora viene “La noche de los museos”.

Con más de 100 museos, centros culturales y espacios de arte abiertos desde las 19 hasta las 02, todas las personas podrán disfrutar de una fantástica noche llena de espectáculos, diversión y sorpresas.

Usina del Arte

La Ciudad propuso que se podrá viajar de manera gratuita en los subtes dentro del rango horario del evento. Lo mismo sucederá con los colectivos que tengan el cartel “La noche de los museos” mostrando el pase libre que se puede descargar desde BOTI, el asistente virtual de la Ciudad. Quienes tengan auto y TelePASE podrán ir a través de las autopistas que cruzan a la Ciudad, que levantarán sus barreras entre las 18 y las 03 para poder circular gratuitamente. 

Algunos de los nombres que sobresalen son: Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, Museo de Arte Español Enrique Larreta, BAM Buenos Aires Museo, Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken, MAP Museo de Arte Popular José Hernández, Museo de Esculturas Luis Perlotti, Museo Casa Carlos Gardel y la Torre Monumental.

Centro de Museos de Buenos Aires

También el subte de la línea A hará un recorrido especial desde las 00.30 del domingo 31 con los viejos vagones belgas, con una visita guiada que contará toda su historia desde que llegaron a la Argentina hasta su salida en el 2013. 

Ezequiel Garcia

Historias Migrantes: una serie de raíz

Argentina es un país formado por diversas culturas, abrazada por diferentes artes originarios, que se han sostenido y persistido a lo largo del tiempo, y se ha fortalecido a través de las personas que, a lo largo de la historia, han llegado al país simplemente con lo puesto, sus creencias, sus gustos en la gastronomía, el estilo musical favorito, su propio idioma, pero lo más importante: sus sueños por cumplir.

La ficción apunta a ir en búsqueda de un mundo mejor e igualitario y muestra cómo las personas viven y e intentan relacionarse en una sociedad, a la que llegaron, en su mayoría, por razones de fuerza mayor, con el objetivo de poder mejorar su calidad de vida y dejar un futuro mejor a sus hijos. Pero claro está, no es nada fácil cuando hay que empezar de cero en un país donde pueden llegar a ser discriminados.

Para comprender mejor la situación del migrante, hablé con Francisca, una señora italiana que vino a la Argentina siendo muy chica. Su propósito era poder trabajar y poder dejarle algo a su familia. Urge la necesidad de preguntar cómo fue que tuvo ese valor de decidir, sabiendo las condiciones de desarrollo que tiene Italia, a lo que con los ojos brillantes responde que la guerra fue el causante de dejar sus colores atrás. Estaba convencida que tenía que partir para poder trabajar y mejorar su estilo de vida.

Esta serie de cortos, invita a valorar el aporte cultural de las personas migrantes para poder reflexionar y construir una sociedad libre de racismo o discriminación. La misma fue realizada por la Dirección de Programas Socioculturales, y filmada en el Centro de Integración para Personas Migrantes y Refugiadas, en el barrio porteño de Balvanera. Ganadora en los rubros mejor serie corta Argentina, mejor Interpretación, mejor guion y mejor elenco.

El proyecto cuenta, en capítulos cortos, historias perplejas donde la meta es dejar pensando y reflexionando sentimentalmente, a todos los interesados en querer conocer un poco más de las raíces de quines hoy, pueden ser nuestros padres.

Refugiados y migrantes

Mariano Bruno

Leonardo Simons: del éxito a un trágico desenlace

Era un martes como cualquier otro día, un 15 de octubre de 1996, en las oficinas del piso 13 que tenía Leonardo Simons sobre la Avenida Córdoba al 1300; llegó una hora antes, saludó a sus secretarias y se encerró en su oficina. Un rato después se sentó sobre la ventana y les dijo a sus secretarias que no lo salven. Aunque ellas trataron de tomarlo de sus pantalones, Simons soltó su cinturón y cayó al vacío. Treinta metros abajo terminó con su vida sobre el techo de un garaje lindante al edificio.

Con 49 años y un gran éxito televisivo como era Ta Te Show en Telefe, Leonardo Simón Wowe, así era su nombre real, decidió tomar esa salida; como lo dijo en una de las tres cartas que se encontraron en su cuerpo: “Mi bocho explotó y necesita paz. Adiós y hasta siempre. Los llevo en mi corazón.” La primera iba dedicada a sus amigos y seres queridos más cercanos. Otra de las cartas era para Ruth, su última mujer, en la cual decía que le había dado los mejores 10 años de su vida y que cuidara a sus hijas por el resto de su vida.

La última nota iba para sus hijas Vanesa y Barbie: “Papá prefirió tomar esta actitud que cree valiente porque se me reventó la cabeza y es mejor que ser una carga de por vida para ustedes, estando en un manicomio. Las amo como a nadie amé en este mundo”. 

En 2017, Barbie Simons dijo en “PH: Podemos hablar”: “Ese lunes anterior al hecho, mi papá me había dado un abrazo tan fuerte como nunca lo había hecho. Al otro día voy al colegio y en el primer recreo me dio la sensación de querer llamar a mi viejo. De querer decirle algo, me quedé con ese abrazo del día anterior. Y no lo hice. Y al rato me entero, viene la directora, me llevan a mi casa. En el taxi yo ya sabía que algo había pasado sin que me lo digan. Siempre me quedé con esa sensación de qué hubiera sido si yo lo hubiera llamado a su celular y le hubiera dicho: ‘Te amo, papá, acá estoy’. Quizá la historia hubiese sido distinta, no lo sé.”

Barbie Simons en PH: Podemos Hablar

El hecho que desencadenó todo fue la profunda vergüenza y depresión que le agarró a Simons tras enterarse que su hermano, el ex juez Carlos Wowe, había sido condenado a prisión por tentativa de cohecho, tenencia ilegal de armas de fuego y pedir 200.000 pesos en coimas al periodista Bernardo Neustad para fallar a su favor en un juicio por “daños y perjuicios” que tenía con Franco Macri, el padre de Mauricio Macri – ex Presidente de la Nación-. La suma de dinero que trascendió del juicio alcanzaba los 5 millones de dólares.

Leonardo Simons no había tenido una infancia fácil. Hijo de Raúl Wowe, un inmigrante polaco que se escapó ante la invasión nazi en Polonia, y Zulema -su madre-. Se instalaron en Villa Crespo y durante su adolescencia trabajó en un almacén familiar en La Paternal y alternaba con otros trabajos temporales como animador de fiestas y vendedor ambulante.

Junto con su hermano pudieron terminar el secundario, pero luego cada uno tomó caminos diferentes. Como Leonardo se recibió de Técnico Mecánico se metió en la Facultad de Ingeniería de la UBA y en paralelo estudiaba Locución en el ISER. para 1968 obtuvo el título de Locutor y empezó a trabajar en Canal 13 en el programa La campana de Cristal que conducía Héctor Larrea y los otros colaboradores eran Julio Lagos, Fernando Bravo y Norberto Longo. 

Apenas un año más tarde pasó a Canal 9 para conducir Música en Libertad y desde allí, hasta 1991, no paró de sacar éxitos de la mano de Alejandro Romay, tales como Feliz Domingo, Sábados de la bondad, Si de rating hablamos y Finalísima, que llegó a medir 43 puntos de rating, una locura para la época. 

Para 1993 Telefé lo contrató para conducir un proyecto que era Ta Te Show, siendo este el pase del año televisivo.

Simons en Ta Te Show

En lo que corresponde a su vida personal, era una persona muy reservada con su intimidad y usaba unos looks muiy personales, como su peinado o los sacos con hombreras. Tuvo dos parejas, primero con la locutora Alicia Gorbato, con quien tuvo a sus dos hijas, Vanesa y Barbie y la segunda era Ruth Kisielmnicki, que en propias palabras de Simons era “una mujer súper inteligente, bonita y comprensiva que me conoce y me lleva muy bien”.

Ezequiel Garcia

Cinco motivos para comenzar a ver Suits

A comienzos del año 2011 se lanzó Suits o La ley de los audaces, una serie que enfoca la vida de Mike Ross, un joven sin estudios ni empleo que se las tiene que rebuscar para vivir en la Gran manzana y poder mantener a su abuela en el psiquiátrico. Por obras del destino, Mike se mete en el camino de Harvey Specter, abogado y el mejor conciliador de la ciudad de New York, que está a la búsqueda de un socio para la firma en la que trabaja. Harvey contrata a Mike a pesar de no haber estudiado en Harvard y de tampoco contar con un título en leyes, compartiendo un secreto que pone en peligro a ambos si se llega a revelar.

Para que una serie pueda funcionar y atrapar, debe contar, como mínimo, con un buen guion y una interesante relación de personajes. En este caso, además de eso, se hace uso de referencias a la cultura pop o series de otras épocas. Y debe lidiar con un tema: las historias de abogados corporativos, que pueden ser aburridas o tediosas para muchos. Veamos en detalle algunos de estos puntos. 

En el caso del guion, escrito por Aaron Korsh, cuenta una historia que desde el inicio está muy bien pensada y excelentemente desarrollada, con arcos argumentales en todo momento —sin dejar espacio a capítulos rellenos— que te atrapan desde el minuto cero. Una serie que cuenta además del arco narrativo principal, varios arcos secundarios que son tan importante como el principal, que hacen foco en los otros personajes del reparto. Otro punto a favor por parte de su creador es el desarrollo de los personajes, que en ningún momento dejan de ser interesantes, desde los que aparecen un par de episodios, hasta los que están gran parte de las temporadas. Por lo que se llega a simpatizar y odiar al mismo personaje, atendiendo a sus motivaciones y a los problemas internos de cada uno: Harvey y el objetivo de estar en lo más alto de la firma; Mike y la búsqueda de ser alguien en la vida; Louis, el personaje más interesante de todos por toda su evolución, y su intento de que lo tomen en cuenta a cualquier costo; Rachel, una mujer que busca demostrar que es algo mucha más que una cara bonita a ojos de su padre; y Jessica, la dueña de la firma Pearson Hardman, que cumple la función de mentora de Harvey, ayudándolo a ser una persona más interesado en las personas. 

La química entre los personajes es uno de los puntos a favor. Haciendo eje en el vínculo de Harvey con el resto de los personajes, se puede decir que con Mike establece una relación muy paternal, que permite sentir que sus diálogos a lo largo de las temporadas son muy fluidos; con Louis, la rivalidad: uno odia al otro por hambre de dominar la firma; el coqueteo o relación platónica con Donna, que hace desear que terminen juntos. Con Jessica sucede algo similar en la relación de Mike, siendo ella la mentora de Harvey. Otra relación para destacar es la de Mike y Rachel, estos actores en la vida real ya se conocían antes de rodar Suits y la verdad hasta las séptima temporada se enpatiza con la relación, en todo momento.

Las referencias a la cultura general está muy presente en Suits, citando frases de series o películas, por lo general en conversaciones entre Mike y Harvey, adaptado a lo que ocurre en el momento. Desde Terminator, Juego de Tronos, Pulp Fiction, hasta un spoiler por parte de Mike a la serie británica Downton Abbey.

Como también adelantamos, la participación de personajes no tan recurrentes que dejan su marca y te dan ganas de verlos más seguido son un fuerte de la serie. Como también otros personajes que son mencionados pero que en ningún momento aparecen, pero con la sola mención basta para emocionar a los espectadores. Algunos de los actores invitados: Abigail Spencer, Amy Acker, David Costabile.

El último motivo, pero no el menos importante, son aquello momentos claves que dejan en suspenso a los espectadores, al final de cada arco argumental. Como el despido de Luis, el secreto de Mike que corre peligro, la búsqueda por parte de Rachel de ser abogada, Donna y la posibilidad de ir a prisión, su relación con Harvey que llega a un punto crítico, Jessica y su sacrificio para salvar a Harvey, y otras escenas que aflojan más de una lágrima.

En conclusión: La serie funciona por lo que es, creativa, divertida y emotiva. Una serie con el tema de abogados corporativos no siempre termina siendo popular, este no es el caso y se lo tenemos que agradecer a  Aaron Korsh. Suits cuenta con un total de 9 temporadas y 134 episodios de 45 minutos aproximadamente cada uno. Cerró su participación en la pantalla chica en septiembre de 2019 con el episodio titulado “El último engaño”.

Matías Condori Pistan

Diarios de un intercambio: un viaje a la aventura

Viajar es despegarse de la rutina, es encontrarse con esa foto soñada, descubrir como se reacciona al silencio de la montaña, al bullicio del mar o a la brisa del lugar, es dejarse llevar por las alas de los sueños para recorrer otras culturas, otros paisajes sin importar la distancia; porque la vida es un viaje y el destino cumplir sueños. Por eso es una de las actividades preferidas por muchos y describe con exactitud la sinopsis de este film donde dos amigas estudiantes de una escuela de Brasil deciden cambiar sus vidas en un viaje de intercambio a Estados Unidos, con el fin de hacer realidad su deseo de vivir por un tiempo en New York. Sin embargo no todo iba a ser como lo soñaban, desde un primer momento y ya en destino, terminan viviendo en una casa de una fría región norteamericana con un clima totalmente distinto al que estaban acostumbradas en Brasil y lejos de la ciudad elegida.

Emigrar al extranjero es un proyecto que conlleva analizar muchos puntos sobre la balanza, como también observar el contexto social, político y económico en la cual uno se encuentra y espera. No hay dudas que en las últimas décadas hay una tendencia de jóvenes que buscan de diferentes maneras adquirir una nueva experiencia de vida y aprovechar la oportunidad de descubrir el mundo por medio de sistemas de estudio y/o laboral. Lo cierto es que no es fácil adaptarse a un nuevo país y surgen vicisitudes difíciles de prever, tal como sucede con las protagonistas de la película: Barbara y Talia, que se largaron a la aventura y se meten en una serie de situaciones absurdas, por lo que se dan cuenta que realizar sus sueños puede traer muchas sorpresas. Diarios de un intercambio es una comedia romántica de entretenimiento para todas las edades y que de alguna manera deja un mensaje inspirador para todos aquellos que le gustan los desafíos y los viajes.

Marcos Calabrese

Gilda eterna: a 60 años de su nacimiento

El 11 de octubre pasado Gilda hubiera cumplido 60 años. Fue y es una de las artistas más importantes y significativas de la cultura musical en Argentina, compositora de grandes éxitos que hasta el día de hoy siguen sonando en la memoria de la cultura popular del país.

La cantante falleció el 7 de septiembre de 1996, con apenas 34 años y en pleno auge, en un fatal accidente automovilístico en la Ruta Nacional nº 12, camino a un show en la provincia de Entre Ríos. Además, en el incidente murieron su madre, su hija mayor, tres músicos de la banda y el chofer del micro.

Gilda junto a su banda.

“Fuiste”, “Corazón valiente”, “No me arrepiento de este amor”, “Se me ha perdido un corazón”, “Ámame suavecito”, “Paisaje”, “No es mi despedida”, entre otros, formaron parte de su gran repertorio. Con algunos de ellos ha logrado discos de oro, platino y doble platino.

Miriam Alejandra Bianchi -su verdadero nombre- nació en el barrio porteño de Villa Devoto el 11 de octubre de 1961, hija de Omar Eduardo Bianchi, empleado público, e Isabel Scioli, profesora de piano; y hermana mayor de Omar Bianchi.

Sus inicios poco tuvieron que ver con lo musical, a los 16 años había comenzado el profesorado de educación física aunque poco tiempo después tuvo que dejarlo por el fallecimiento de su padre en 1977, teniendo que hacerse cargo de la economía familiar. Tiempo más tarde pudo estudiar el profesorado de educación inicial, profesión a la que se dedicó durante varios años hasta el momento de su estrellato en la música tropical.

En 1981, Gilda se casó con Raúl Cagnin, con quien tuvo a sus hijos Mariela y Fabricio, aunque diez años más tarde decidieron separarse, ya que su esposo no apoyaba la carrera musical que Miriam acababa de empezar. Varios allegados a la cantante afirmaron que el éxito “No me arrepiento de este amor” estuvo inspirado en su relación con él, de quien parecía no haberse olvidado.

Miriam junto a sus hijos, Mariela y Fabricio.

“El ángel de la movida tropical”, como le decían sus seguidores, comenzó su carrera a partir de un aviso clasificado en un diario donde buscaban vocalista para un grupo de música tropical. Pese a su talento y carisma, la familia no estaba del todo conforme con su decisión, ya que el género musical todavía no había impactado en clases medias y altas del país y se respiraban climas de machismo. A pesar de estos inconvenientes, Gilda rompió con todas las barreras que se le presentaron y siguió su instinto pasional que tanto la caracterizó a lo largo de su corta pero exitosa carrera.

Sus primeras apariciones vocales fueron en algunas canciones del grupo “Las Primas”, banda a la que la acercó Juan Carlos “Toti” Giménez, compositor y tecladista, quien fue su pareja artística durante su corta carrera y con quien se rumoreó por mucho tiempo que habían mantenido una relación amorosa fuera de los escenarios, aunque con muchas contradicciones antes y después de la defunción de Gilda.

Gilda junto a «Toti» Giménez.

El primer productor de “La abanderada de la bailanta”, como le gustaba que le digan, fue José “El Cholo” Olaya, quien le dio su nombre artístico para el lanzamiento como solista posteriormente. Juntos conformaron el grupo musical que acompañaría a la cantante hasta el último día, con mitad de músicos argentinos y mitad peruanos. Gustavo Babini, Raúl Larrosa y Enrique Toloza, músicos de Gilda, murieron junto a ella en el accidente.

Luego del éxito rotundo en Argentina, Miriam llevó su talento a giras por Bolivia y Perú, donde la recibieron muy bien. A pesar de los logros obtenidos en tan pocos años, la cantante comenzó a sufrir alergias, problemas renales y dolores severos en los pies, aunque esta información salió a la luz años más tarde de su muerte.

Muchos productores le negaban a Gilda la posibilidad de cantar en distintas discotecas y eventos, por el simple hecho de ser mujer. Esto no fue problema para ella, ya que siempre se caracterizó por su empatía, querer colaborar con los que menos tenían, podía cantar en discotecas masivas como en clubes de barrio, incluso llegó a realizar un show en la Unidad nº 9 de La Plata, frente a los presos que enloquecieron y agradecieron su aparición.

El trágico final llegaría camino a uno más de sus shows, cuando un camión de origen brasileño embistió el micro que llevaba a Gilda con parte de su familia y de su banda, a la altura del kilómetro 129 en la Ruta Nacional nº 12, cerca de la localidad de Ceibas. Ese lugar se convirtió en un santuario para los fanáticos de la cantante y de la movida tropical en general, algunos se animan a catalogar a Gilda como “santa”, adjudicándole milagros a través de sus canciones. Sus restos descansan en el Cementerio de la Chacarita, Ciudad de Buenos Aires, en la tumba nº 3635 de la galería 24.

Santuario de Gilda en el lugar del accidente.

En el año 2016 se estrenó la película “Gilda, no me arrepiento de este amor”, protagonizada por Natalia Oreiro, quien personificó y revivió fragmentos de la vida de la exitosa cantante de la movida tropical.

Con el correr de los años, la figura de Gilda tomó cada vez más fuerza en el imaginario colectivo de la sociedad, se convirtió en un ícono popular, un ejemplo a seguir dentro de la música y el género tropical. Pasaron más de 60 años de su nacimiento y 25 de su muerte, pero siempre estará viva en la memoria de quienes disfrutaron y siguen disfrutando de su música. Gilda es eterna, por siempre en el corazón de la gente.

 

Lucas Nahuel Moschitta

 

“Charly BA”, el proyecto de la Ciudad para homenajear a Charly García

El proyecto “Charly BA”, impulsado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, les permitirá a los seguidores de García participar del homenaje a través de distintas actividades culturales como muestras fotográficas, acciones musicales, presentaciones literarias y diversos eventos curados por referentes vinculados al artista, entre ellos Hilda Lizarazu, Rosario Ortega, Richard Coleman y Fernando Samalea, todos músicos que compartieron diferentes momentos con él.

“Charly BA” convoca a este festejo “a quienes admiran, disfrutan y siguen al artista en cuestión”, y a través de charlyba.buenosaires.gob.ar, deberán cargar un formulario con sus datos y se podrá subir el material en la sección que deseen: Tu foto con Charly, Tu canción para Charly, Tu texto para Charly o Tu arte para Charly. Las inscripciones ya se encuentran abiertas y cierran el 28 de octubre a las 18 horas.

De la sección fotografía se encargarán Andy Cherniavsky, Gabriel Rocca, Maxi Vernazza y Guido Adler, quienes estuvieron a cargo de numerosas producciones y coberturas del músico. Escritores que trataron la vida del músico como Roque di Pietro (quien escribió “Esta noche toca Charly”), Fernando García y José Bellas (autores de “100 veces Charly”), y Mauro Kaseiri (autor de “Charly García transcripciones”) estarán en la disciplina literaria. Por el lado de las artes plásticas, participarán Florencia “Hana” Ciliberti y Lucas Martí, que también se dedican a la composición de obras musicales.

La presentación oficial de #CharlyBA.

El Ministerio de Cultura, a través del Complejo Teatral de Buenos Aires, presentará el 14 de octubre a las 20 horas en el teatro San Martín “Algo de Charly”, en el que participarán Hilda Lizarazu, Fabián «Zorro» Von Quintiero, Fernando Samalea, Rosario Ortega, Benito Cerati y Lito Vitale.

“Charly hace lo que muchos no pueden: une a personas de diferentes generaciones y orígenes», manifestó Enrique Avogadro, Ministro de Cultura de la Ciudad.

 

Lucas Rocco

Al diablo con las noticias: cuando el entretenimiento fue noticia

¿En qué momento la información se convirtió en entretenimiento? ¿De quién fue la idea de decirle al público lo que quiere y no lo que necesita oír? Esas y otras preguntas son respondidas a través de esta disparatada parodia remontada en los ’80, cuando los canales de 24 horas de noticias empezaban a surgir en los Estados Unidos.

Así como Tarantino le da un revés a la historia y relata una muerte alternativa para Adolf Hitler en “Bastardos sin gloria”, Will Ferrell usa este film de 109 minutos para hacerse dueño de una manera de contar las noticias, utilizada aún en estos días. Para ello -como es costumbre en sus comedias- hace uso de la ironía y de una forma de hacer humor muy característico en él y que escasea en el cine. Temas sensibles como el sexismo en el trabajo o el racismo son tratados de una forma que sólo puede ser aceptada y hasta resultar graciosa si es manejada por el mismo Will, aunque también es real que a algunas personas les puede resultar chocante.

Su precuela, “El periodista: La historia de Ron Burgundy” (2004), relata otro momento icónico en los programas de noticias como fue la inclusión de mujeres en la conducción, con Veronica Corningstone (Christina Applegate) como estandarte. En “Al diablo con las noticias”, Ron unirá a su grupo de noticias integrado por sus compañeros y amigos Champ Kind (David Koechner), Brick Tamland (Steve Carell) y Brian Fantana (Paul Rudd) para recuperar el lugar perdido en el medio, mientras se enfrenta a su némesis Jack Lime (James Marsden) en una guerra por rating y popularidad.

“Al diablo con las noticias” es una de las mejores comedias de Will Ferrell porque combina su clásico humor absurdo con la ironía y, sumado a un elenco que predisponen de buena manera al espectador, arman un combo ideal para poner el piloto y dejarse llevar por las risas, aunque sea por un rato.

César Emiliano Gaetán