Hip Hop Man: «Hoy en México todos saben quién soy»

Luego de la desaparición de 100% Lucha, muchos de sus protagonistas tuvieron rumbos muy dispersos. Algunos se retiraron del mundo de la lucha libre, otros continuaron con su práctica mientras trabajaban en otro oficio y unos cuantos siguen dedicándose al cien por ciento a la misma, siendo grandes exponentes tanto a nivel nacional como internacional. En esta última clasificación entra Hip Hop Man, uno de los luchadores más queridos del ciclo televisivo transmitido por Telefé entre 2006 y 2010. Llevó su talento y habilidad a la cuna de esta disciplina, México, donde sumó experiencia y prestigio y ahora, a sus 34 años, es uno de los nombres más importantes de esta industria en ese país. En una charla con Pirámide Invertida, habló sobre su carrera y su personaje, que lo acompañó durante gran parte de la misma.

-¿Cómo fueron tus inicios en la lucha libre?

Desde mi primer año de vida que estoy arriba de un ring, junto a mi padre y mis tíos, quienes también son luchadores. A los 5 entraba como mascota de mi viejo, que en ese momento era “Cambá, el León”, y yo era “Cambacito”. A partir de los 17 comencé a entrenar en mi casa y después en Vélez, con la gente de Titanes en el Ring. Al año siguiente debuté como profesional en el anfiteatro de Martínez.

Durante toda tu carrera fuiste» Hip Hop Man» ¿Por qué mantuviste más de diez años el mismo personaje?

Cuando empecé hice varios. En Uruguay fue muy fuerte el de “Rogelio, el Plancha”. Pero Hip Hop Man, que fue ideado por Eduardo Husni, el entonces productor de 100% Lucha, llegó a niveles de popularidad  muy altos y cuando terminó el programa (al que extraño muchísimo), todos me llamaban por ese seudónimo. Entonces ¿por qué cambiar? Llegué a México así, porque los promotores de las diferentes empresas me podían buscar en YouTube y ver mis actuaciones. Hoy en día, todos en este país saben quién soy. Si se da que entro a alguna empresa importante que quiera cambiármelo, no tendría ningún problema en hacerlo. Si no, me quedaré así siempre.

Venís de una familia en la que prácticamente todos son luchadores. ¿Sentís una presión de tener que mantener tu apellido 

De ninguna manera. Mi apellido me ayudó únicamente en mis inicios, porque me enseñaron por ser “hijo de”. Pero a partir de 2004 en adelante, todo lo conseguí sin que tenga que ver el peso de mi familia. Y, gracias a Dios, logré superar todo lo que consiguieron tanto mi padre como mis tíos.

Con Mosca, tu hermano menor, son inseparables. ¿Cuál fue el mejor momento que viviste dentro del ambiente de la lucha con él?

Sin ninguna duda 100% Lucha. Fue lo mejor, porque compartíamos viajes, luchas… Cuando él salió campeón de la categoría welter en México (de la IWRG, International Wrestling Revolution Group, una de las tantas promociones que se radican en ese territorio), también fue muy bueno, hizo lo que ningún argentino pudo hacer en este siglo. Ahora nos divertimos mucho en nuestras luchas.

Unas de tus primeras experiencias en México fue en la IWRG. ¿Qué enseñanzas te dejó?

En esa compañía hice mi nombre bien grande y el setenta por ciento de mi carrera en México. Tuve todo tipo de enseñanzas y además, en cierto modo, tuve que aprender a luchar de nuevo para adaptarme al estilo mexicano.

Además de luchador profesional también sos actor. ¿Cómo lográs mantener una regularidad entre ambas profesiones?

Es complicado, porque la televisión te saca mucho tiempo de gimnasio, pero depende de los proyectos o luchas que haya. Siempre voy viendo a qué le doy más prioridad, pero teniendo en cuenta, obviamente, que la lucha es mi vida.

A pesar de que has tenido unas pocas experiencias en AAA (Asistencia, Asesoría y Administración) y CMLL (Consejo Mundial de Lucha Libre) ¿Te gustaría firmar con alguna de estas dos compañías a tiempo completo?

Con la que estuve más cerca fue con AAA, incluso ya me habían dado personaje, pero por diferentes razones no se dio. No es un objetivo, pero si se da, bienvenido sea, por supuesto. Mi objetivo real lo cumplí el año pasado cuando luché en la Arena México (considerada la catedral de la lucha libre mexicana). Pero, con respecto a si quisiera ser parte de alguna de esas empresas, las dos tienen sus pros y sus contras, pero me gustan ambas por igual.

Por Nicolás Cardinale

Circuito de Natación Máster: ADN se hizo fuerte en Quilmes

El sábado se celebró la sexta fecha del Circuito de Natación Máster en la sede social del Quilmes Atlético Club. En la misma se presentaron más de 270 nadadores de 16 instituciones, que compitieron en 4 pruebas de relevos, divididas en 23 series.

Este campeonato fue creado por docentes de educación física y entrenadores de este deporte y de guardavidas en 2010. Consta de seis jornadas regulares y una especial en el CeNARD, que se llevan a cabo a lo largo del año, en las que participan competidores mayores de 18 años, provenientes del conurbano bonaerense y de La Plata. Originalmente la competencia estaba conformada por equipos de la zona Sur del Gran Buenos Aires, pero luego se sumaron también clubes del Norte y el Oeste, además de la capital de la provincia. Durante cada jornada hay una determinada cantidad de eventos, en los cuales los deportistas suman puntos para la escuadra a la que representan, dependiendo de su posición en el mismo. Al finalizar las siete jornadas, la institución que más unidades sumó se lleva el título de campeón del Circuito Máster.

Como la cantidad de participantes era tan alta y el espacio de competición poco extenso (pileta corta y 6 andariveles), las series que se llevaron a cabo no pertenecieron a una categoría específica cada una, sino que se mezclaron nadadores de diferentes clases para poder agilizar la organización del evento. Recién ahí, una vez finalizadas todas las pasadas de una misma prueba, se agruparon los tiempos en sus respectivas clasificaciones y se confeccionaron las tablas de posiciones para determinar a los integrantes de los podios.

Entrenamiento de los participantes, media hora antes del comienzo de la competencia, en un muy caluroso ambiente.

La competencia dio inicio a las 15:05 con las actuaciones correspondientes a la posta 4×50 medley de equipos mixtos. El club Quilmes Oeste se llevó el primer puesto de la categoría 100 a 119 años (la suma de las edades de los integrantes del conjunto) con un tiempo de 2m7,75s. En 120 a 159 y 160 a 199 la victoria fue para Institución Crol, con 2m11,28s y 2m24,27s, respectivamente. El último oro fue para el Club Cooperarios, con una marca de 2m42,17s en el rango de 200 a 239. El club ADN también tuvo presencia en los cuatro podios de esta prueba, con tres platas y un bronce.

Terminados los primeros 7 eventos de 4×50 mixtos, se llevaron a cabo otras 7 series también de combinados mixtos, pero esta vez fue de 4×100 estilo libre. Nuevamente la Institución Crol se alzó con dos medallas doradas en 100-119 (4m14,37s) y 160-199 (4m52,75s). En 120-159 ADN se subió a su quinto podio del día, esta vez con un triunfo en 4m25,09s. Otra vez, Cooperarios hizo de las suyas en 200-239 y sumó una nueva victoria con 5m24,84s.

Pasadas las 16, concluyeron las pruebas mixtas y se dio paso a los 4×50 libres de mujeres, que consistieron solamente de 3 series. El equipo local y el conjunto platense, que pelean en la tabla general del campeonato, se repartieron los primeros puestos de las cuatro categorías, con dos por lado. Quilmes Atlético venció en 120-159 (2m15,77s) y 200-239 (2m44,09s), mientras que ADN lo hizo en 100-119 (2m06,52) y en 160-199 (2m28,38s).

Para culminar esta sexta fecha del Circuito Máster, se celebró la 4×50 masculina estilo libre. Nuevamente los de la capital de la provincia volvieron a hacer sentir su presencia y se llevaron la dorada en 100-119, con una marca de 1m46,62s, y en 200-239, en 2m11,71s. Institución Crol elevó a 5 la cantidad de primeros puestos conseguidos durante la jornada, con su victoria en 120-159, al tardar 1m53,08s en completar la serie. Por último, La Patriada consiguió su único triunfo de la jornada en la categoría 160-199 con un tiempo de 1m52,93s.

Al terminar la competencia y la ceremonia de premiación, el entrenador de ADN Maximiliano Marini habló con Pirámide Invertida sobre los éxitos conseguidos a lo largo del día: «Estuvimos más o menos cerca de lo planeado, de hecho la mayoría de nuestros nadadores bajaron sus marcas personales». Por otro lado, Gabriel Baladasarri, encargado de la organización del certamen, afirmó que esta edición está siendo muy pareja y que se va a definir en la última fecha, que será el próximo 29 de octubre en el Club Mandala.

Nicolás Cardinale

Vilas y un legado único

El deporte argentino siempre fue rico en cuanto a sus individualidades. Se puede nombrar tanto a Diego Maradona como a Lionel Messi, Gabriel Batistuta y otros tantos futbolistas; a Oscar Bonavena, Nicolino Locce y muchos boxeadores más; o incluso Hugo Porta en el rugby, Ginóbili en el básquet, Fangio en el automovilismo, Luciana Aymar en el hockey sobre césped, y tantos otros. Pero nunca existió alguien como Guillermo Vilas, quien logró popularizar una actividad que era completamente elitista y que pocos se daban el lujo de practicar como lo era el tenis. El 1 de septiembre se cumplieron cuatro décadas de su coronación en el US Open, uno de los tantos títulos que consiguió en su carrera y que le permitió ser el abanderado del desarrollo de las raquetas en nuestro país.

Vilas no solo sobresalió en su carrera individual, sino que también le dio a Argentina su primera participación en el grupo mundial la Copa Davis. «El equipo nacional nunca había ganado la zona americana siquiera, gracias a ‘Willy’ lo pudo lograr», reconoce Horacio Gandolfo, ex jugador amateur que actualmente se desempeña como profesor en El Prado Tenis Club de Quilmes. Además, agrega que gracias a la obtención del Másters de 1974, se produjo una revolución que permitió el desacartonamiento de este deporte y que sus jugadores empiecen a utilizar ropas de color durante su práctica, contraponiéndose al clásico color blanco. «Es innegable que ha sido el precursor moderno del tenis argentino, yo de chico empecé a jugarlo gracias a él, siempre lo seguí y hoy soy profesor y vivo de lo que me gusta por haberlo visto en acción en las canchas», sostuvo. El inventor de «la gran Willy» llegó a ser el número dos del mundo en el ranking ATP en 1977, pero Gandolfo opina que «injustamente no fue número uno por culpa de una computadora».

Vilas es considerado por muchos especialistas como el mejor tenista argentino de todos los tiempos (batennis.com)

Por otro lado, Javier Delorte, quien fue alumno de Gandolfo y ahora enseña junto a él, además de dedicarse al periodismo deportivo, argumenta de manera similar: «Es una piedra fundacional y fundamental en el tenis nacional y hasta podríamos hablar del deporte argentino». También lo compara con otros deportistas, tales como Emanuel Ginóbilli en el básquet y Marcos Milinkovic y Hugo Conte en el vóley, quienes, según él, fueron muy importantes para sus disciplinas. Explica que fomentó la inclusión a esta actividad, porque permitió que mucha gente conociera el tenis y lo practicara en un club, y quienes no podían hacerlo allí, armaban una «red» en la calle y jugaban a su manera. Además, afirma que «aquellos tenistas que luego llegaron a ser profesionales hablan de que crecieron mirándolo a él» y citó, para dar un ejemplo, a Gastón Gaudio, quien luego de derrotar a Guillermo Coria en la final de Roland Garros 2004 le dijo «gracias a vos estoy acá» a un Vilas que se encontraba en la tribuna del court central. Delorte también se expresó acerca de cómo Willy fue una influencia para él: «Yo empecé a jugar a los 4 años, allá por 1989 y en ese momento no me daba cuenta, pero yo quería usar vincha y muñequera porque lo veía a él». Aclara que, si bien fue seguidor de Pete Sampras y del propio Gaudio, Vilas fue su primer gran reflejo y emblema de su deporte.

En su palmarés tiene la nada despreciable cantidad de 78 títulos cosechados (62 de singles y 16 de dobles, entre los que se destacan 4 Grand Slams y un Másters) y un lugar en el Salón de la Fama del Tenis (Clase 1991). No cabe ninguna duda que el legado de Guillermo Vilas será difícil de igualar en el deporte argentino.

Nicolás Cardinale

¿Cómo se construye a un Del Potro?

Ya comenzó la cuenta regresiva para la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se van a llevar a cabo el año que viene en Buenos Aires, entre el 6 y el 18 de octubre. Con la localía jugando a favor, la Argentina tendrá representantes en todos los deportes, por lo que la expectativa de cosecha de medallas es alto. En tenis, por ejemplo, tendrá un representante tanto en la rama masculina como en la femenina de singles, quienes aún no han sido confirmados. Sin embargo, hay muchos chicos que se entrenan para poder ocupar esas plazas. La pregunta es: ¿Cómo se tienen que formar a los menores en el alto rendimiento deportivo? Para responder esa incógnica, Hernán Rojas, preparador físico de Carlos Berlocq y entrenador de jugadores Junior, habla al respecto.

El entrenamiento para la alta competencia, como primer arista de análisis, no tiene muchas diferencias entre un chico (menor de 18 años) y un adulto, pero hay pautas que deben respetarse. «Hay deportes en los que los chicos llegan a temprana edad al alto rendimiento, pero se los tiene que seguir trabajando como chicos», afirma Rojas. También agrega que se acostumbra a que la mayoría de los chicos de entre 14 y 16 años, que llegan a un buen nivel, se olviden de que están en una edad muy temprana y quemen etapas por creer que llegaron a la cúspide de su potencial. Por otro lado, explica que en el tenis se necesita mucho de la fuerza y la velocidad, las cuales deben ser exprimidas entre los 14 y 16 años, porque esa es la «edad de oro» en la que se pueden trabajar esas capacidades físicas. De la misma manera que un gimnasta necesita de la flexibilidad, que es mejor moldearla y sacar el máximo provecho de ella entre los 10 y los 12, para el tenista esa franja de la adolescencia es clave.

Este trabajo que se realiza en la juventud debe mantenerse una vez que el deportista crece, ya que en edades avanzadas el cuerpo difícilmente puede mejorar su estado. En este sentido, Rojas sostiene: «Durante la niñez, pre adolescencia y adolescencia hay que tener todos los cañones dirigidos a todas las capacidades pero haciendo énfasis en una u otra dependiendo de la edad en la que se esté».

«En un adolescente, con el cual se trabaja en función del futuro y que todavía tiene una carrera por delante, se trata de mejorar siempre lo que esté mal.» (reebokclub.com)

Un punto importante que remarca es que la competencia debe ser tomada como un eslabón más en el proceso de entrenamiento y no como una unidad separada de este, por lo que tiene que ser constante y continua. Por esta razón hay más tenistas que llegan a la elite a una edad temprana: porque compiten mucho. Esto también implica que el chico necesite adquirir responsabilidades para poder tener éxito a la hora de jugar campeonatos. Rojas se refiere al respecto al decir que, al tener que jugar tan seguido, los jugadores no pueden, por ejemplo, salir un fin de semana al boliche sabiendo que al día siguiente tienen un partido.

Con respecto a las lesiones, el encargado de la preparación física de Berlocq dice: «Hay un bloque de trabajo que se llaman ejercicios preventivos, que se hacen en semanas de entrenamiento y durante la competencia misma». También aclara que no se tienen que dejar de hacer, ya que sino aumenta el riesgo de lastimar alguna parte del cuerpo. Además, agrega que, al ser un deporte totalmente asimétrico (se juega con un solo brazo y siempre se trata de buscar el golpe desde el lado hábil), si no se mantiene una cierta «simetría» en el físico de los jóvenes, se va a incurrir en atletas adultos que vivirán lesionados.

Hay, además de todo, un aspecto interesante que enfatiza Rojas y trata de tomarse el deporte como un juego: «Los chicos que mejor compiten son los que mejor han jugado de chicos, pero jugar en el sentido más literal de la palabra, sin reglas impuestas por los adultos». Indica que, por esto, hay muchos jóvenes del Interior que son muy buenos atletas y que cada vez surgen más. Incluso son más creativos, porque, al no haber un reglamento que los rija, lo único que los detiene es su propia imaginación, de la cual dependen para salir de cualquier situación. «En las escuelas deportivas, salvo alguna que otra, todas se olvidan de la improvisación y se entra en un esquema de formación que se encasilla en algo», asegura el entrenador.

Por Nicolás Cardinale 

Paolo Maldini quiere ser exitoso también en el tenis

Cuando una persona es mundialmente conocida por haber logrado algún hito en cualquier rama, ya sea deportiva, científica, política, etcétera, se la termina asociando a esa actividad y resulta extraño encontrarla haciendo otra cosa que no sea la que originalmente hacía. Es el caso de Paolo Maldini, quien incursionará en el mundo del tenis ocho años después de su retiro de las canchas de fútbol, según informó el diario Il Tennis Italiano.

El último logro deportivo que consiguió Maldini fue el Mundial de Clubes 2007. (www.futbolsapiens.com)

El ex capitán de la selección italiana, de cuarenta y ocho años, cambiará la pelota número cinco por la raqueta cuando, a partir del 26 de junio (su cumpleaños), compita en su primer Challenger en Milán. Será en la modalidad de dobles y contará con su entrenador, Stefano Landonio, como pareja. Su participación fue posible gracias a una wild-card que recibió al haber ganado un torneo en el Aspria Harbour, club donde se desarrollará la competencia. De esta manera, Maldini comenzará su carrera como tenista profesional en el polvo de ladrillo de su ciudad natal.

A pesar de que su pie hábil es el izquierdo, es derecho a la hora de golpear la pelotita verde. Su coach y compañero de equipo habló de su pupilo en el periódico tano, expresando que «tiene un buen servicio, no tiene un punto especialmente fuerte, pero tampoco presenta ningún punto débil».

La duodécima edición del campeonato milanés durará hasta el 2 de julio y contará con la presencia de los argentinos Federico Delbonis y Guido Pella, además de los españoles Tommy Robredo y Marcel Granollers y el italiano Marco Cecchinato, último vencedor de la rama individual.

Il Cabalieri defendió los colores de Milan durante sus veinticinco años y más de mil juegos como futbolista, en los que cosechó veintiséis campeonatos, entre los que se destacan siete Serie A, cinco Champions League, dos Copas Intercontinentales y un Mundial de Clubes. Además, actualmente es uno de los dueños y Director Técnico del Miami FC, que milita en la segunda división del fútbol estadounidense. Su último partido fue el 31 de mayo de 2009, fecha en la que el rossonero venció dos a cero a Fiorentina como visitante y puso punto final a su trayectoria futbolística.

Comienza la era Valverde en Barcelona

La llegada del entrenador oriundo de la provincia de Cáceres era casi un hecho. Con la partida de Luis Enrique anunciada hace varios meses, los dirigentes del equipo catalán no dudaron en quien debía ser su reemplazante.

Aprendiz de Johann Cruyff (a quien tuvo como técnico en su breve paso por Barcelona), la idea de Valverde es simple: tener la posesión de la pelota y lograr un juego colectivo que le permita avanzar en el campo.

La historia de «Txingurri» (como se lo apodó en el País Vasco y que  significa hormiga) como entrenador comenzó en Athletic Club de Bilbao en 1997 en sus categorías formativas para luego pasar al primer equipo en 2003. Allí pudo hacer una primer gran temporada donde finalizó quinto y logró clasificar a Los Leones a la Copa UEFA. Pero las idas y vueltas con el presidente de la institución, Fernando Lamikiz, tensaron la relación entre ambos y Valverde decidió dar un paso al costado.

Luego de un año sabático, el entrenador fue fichado por el Espanyol de Barcelona y lo llevó a jugar la final de la Copa UEFA 2006/07 donde perdió con el Sevilla por penales (3-1) luego de igualar 2-2.

Después de su renuncia con el equipo blanquiazul, decidió cambiar de aires y salir de España. ¿Su destino? Grecia, donde firmó contrato con el equipo más grande de aquel país, el Olympiakos. Si bien quedó tempranamente eliminado de las competiciones europeas, el equipo pudo obtener muy buenos resultados a nivel local y se alzó con la Superliga y la Copa de Grecia.

Gracias a la obtención de estos títulos, su prestigio fue aumentando y el entrenador español desembarcó nuevamente en sus tierras para tomar las riendas del Villareal. Una mala temporada precipitó su salida y el Olympiakos lo repatrió.

Valverde llega a Cataluña luego de 4 años al frente del Athletic de Bilbao (Foto: Mirror)

En su segunda etapa al frente de los helénicos, obtuvo nada más ni nada menos que el 75% de los puntos y se adjudicó dos Superligas y otra Copa de Grecia llegando así a cinco títulos en su haber.

Nuevamente luego de dos años muy buenos en Grecia, Valverde retornó a España para hacerse cargo del Valencia. Tomó al equipo luego de la destitución del argentino Mauricio Pellegrino (que se ubicaba en la decimosegunda posición del campeonato) y logró clasificarlo a la UEFA Europa League a pesar del mal arranque que habían tenido los murciélagos.

Pese a los sondeos por parte del Barcelona en el 2013, decidió volver al Athletic de Bilbao después de 8 años fuera del País Vasco y contabilizó un total de 213 partidos obteniendo 102 victorias y una Supercopa de España en 2015 luego de golear 5-1 al equipo Culé.

Ahora, con su arribo al Barcelona, Ernesto Valverde estará al frente de un equipo ganador, con historia y por sobre todo, con material para poder plasmar su idea de juego. Con Messi, Neymar, Suarez, Iniesta y compañía seguramente el fútbol de los catalanes dará que hablar la próxima temporada.

Cristian Gómez, 2°A T.M.

Sana costumbre: argentinos campeones en Europa

 “Yo soy toro en mi rodeo y torazo en rodeo ajeno.”

Al igual que como cita José Hernández en el Martín Fierro, los futbolistas argentinos saben hacerse respetar fuera de su país (especialmente en Europa) y se cansan de salir campeones. Esta temporada 2016/17 ya llegó a su fin en algunos países del viejo continente y estos son los argentinos más destacados que saborearon la gloria al otro lado del Atlántico.

En Italia, Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala lograron el sexto Scudetto consecutivo de la Juventus, así como también la Copa Italia. En la Serie B, si bien no fueron campeones, Franco y Bruno Zucculini y Juanito Gómez formaron parte del plantel del Hellas Verona que consiguió el segundo puesto, detrás del SPAL 2013, así como también el ascenso a la Serie A.

En España, Lionel Messi y Javier Mascherano no pudieron repetir el título de liga, pero consiguieron una nueva Copa del Rey para Barcelona. En el ascenso, el ex Racing Esteban Saveljich integró el Levante que levantó (valga la redundancia) el trofeo de la Liga 123, lo que le permitió el regreso a la Liga Santander.

Messi y Mascherano siguen haciendo historia en Barcelona. (www.beinsports.com)

En Inglaterra, Marcos Rojo y Sergio Romero consiguieron un nuevo título para las vitrinas del Manchester United con la victoria en la Copa de la Liga (y, posteriormente, de la Europa League). Por otro lado, Damián Martínez sirvió como tercer arquero del Arsenal campeón de la FA Cup.

Cruzando el Canal de La Mancha hacia Francia, Guido Carrillo, aunque un poco relegado del once inicial, formó parte de Mónaco, que consiguió la Ligue 1 tras diecisiete años. En la Copa local, Ángel Di María, Giovani Lo Celso y Javier Pastore saborearon el éxito con el Paris Saint Germain.

Volviendo a la península ibérica, más precisamente en Portugal, Eduardo “el Toto” Salvio y Franco Cervi le dieron al Benfica los campeonatos de liga y de copa de ese país, para que siga siendo el dominador absoluto del fútbol luso.

En Alemania no hubo argentinos campeones ni de la Bundesliga con el Bayer Munich ni de la Copa con el Borussia Dortmund. Sin embargo, en la 2. Bundesliga, la segunda categoría en importancia, Emiliano Insúa logró el título y el ascenso con el Stuttgart, uno de los equipos más importantes y con más historia del país bávaro.

También en otras ligas no tan renombradas hay futbolistas de nuestro suelo que tocaron el oro. En Grecia, Esteban «el Cuchu» Cambiasso y Alejandro «el Chori» Domínguez sumaron una nueva estrella en su palmarés y en el del Olympiacos al obtener la liga local. En Suiza, el rosarino Matías Delgado formó parte del Basilea que ganó tanto la liga como la copa, al igual que el Shaktar Donetsk en Ucrania, que contó con Facundo Ferreyra y Gustavo Blanco Leschuk.

Nicolás Cardinale, 2°A T.M.

Un color para toda la vida

La lealtad en el mundo del fútbol no es algo que se vea en los tiempos que corren. De hecho, a nivel local es algo que directamente no existe. Pero en el exterior, más específicamente en Europa, hay varios ejemplos de futbolistas que supieron vestir la camiseta de un solo club. Francesco Totti, Paolo Maldini, Gary Neville, Jamie Carragher y Carles Puyol son cinco de estos casos tan poco dados en este deporte.

Totti debutó en la Serie A en la temporada 1992/93 con Roma, equipo del que no se fue nunca en sus veinticinco temporadas como futbolista profesional. Ganó una liga italiana en 2001, la Copa Italia en 2007 y 2008 y la Supercopa de Italia en 2001 y 2007 con el conjunto de la capital; el Mundial 2006 con la selección azzurri y más de veinte distinciones a nivel individual. Tras la victoria de Roma 3 a 2 sobre Genoa el pasado fin de semana, Il Capitano dio fin a su larga y destacada trayectoria deportiva a sus cuarenta años.

Pasando de un tano a otro, Paolo Maldini tuvo una carrera de igual cantidad de años que su compatriota, solo que comenzó jugando un único partido del campeonato italiano de 1984/85, para colgar los botines recién en 2009 usando únicamente la rossonera del Milan. Se cansó de ganar títulos: Siete Serie A, una Copa Italia, cinco Supercopas italianas, cinco Champions League, misma cantidad de Supercopas europeas, dos Copas Intercontinentales y un Mundial de Clubes.

Cuatro grandes ejemplos de lealtad al club que los vio nacer (101greatgoals.com; futbolingles.es; goal.com y sportyou.es)

Saltando al país inventor del fútbol, está Gary Neville, quien fue defensor del Manchester United durante casi veinte años, desde 1992 hasta su retirada en 2011. Allí, fue cosechador de campeonatos: doce Premier League, cuatro FA Cup, tres copas de liga, ocho Community Shield, dos Champions, una Intrcontinental y un Mundial de Clubes.

Dentro del mismo territorio, Jamie Carragher usó también una camiseta roja, pero la del Liverpool. Entre 1996 y 2013, con 723 partidos a cuestas, disfrutó de la gloria con dos FA Cup, tres copas de liga, dos Community Shield, dos Supercopas de Europa, una Champions y una Copa UEFA con el conjunto de la ciudad de Los Beatles.

Por último, yendo a España, Carles Puyol vistió siempre los colores del Barcelona, aunque en sus primeras cuatro temporadas, entre 1996 y 2000 lo hizo en el equipo B de los de Catalunya. A partir de la quinta, deslumbró siendo central de los culés hasta 2014, momento en que decidió retirarse de la actividad. Triunfó tanto con su amor de toda la vida como en su escuadra nacional: 6 ligas españolas, dos Copas del Rey, seis Supercopas de España y dos de Europa, tres Champions, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes, la Eurocopa 2008 y el Mundial de Sudáfrica 2010.

Arsenal sin Champions… o Champions sin Arsenal

Algunos equipos tienen la sana (o insana) costumbre de estar presentes en competencias continentales muchos años consecutivos. Barcelona, Real Madrid, Juventus, PSG, Porto y Benfica, conforman un mínimo porcentaje de esas escuadras que vienen teniendo asistencia regular en la Champions League. Pero el caso del Arsenal inglés es un tanto particular, ya que, tras diecinueve ediciones seguidas, se dará de baja como miembro de esta lista. Aunque ganó su último partido en su certamen doméstico, no pudo acceder a las ubicaciones que permitían el pase a la máxima cita europea de clubes.

Mientras una mitad de Londres festeja, de la mano del Chelsea con la obtención de la Premier League, la otra, dominada por los gunners, se deberá conformar con participar en la venidera temporada de la UEFA Europa League. A pesar de haber derrotado a Everton 3 a 1, el conjunto dirigido por Arsène Wegner terminó en el quinto lugar con 75 puntos, detrás de Liverpool, que venció a Middlesbrough 3 a 0 y quedó cuarto con 76, y del Manchester City, que hizo lo propio con Watford 5 a 0 y acabó tercero con 78. Hay que destacar que la temporada pasada se posicionó en el segundo lugar habiendo sumado cuatro unidades menos que en la presente y que es la primera vez que baja del cuarto puesto desde 1996. Además, el técnico francés nunca antes había fallado en clasificar a sus dirigidos a la Champions.

Es la primera vez que Arsene Wegner no logra que su equipo tenga un lugar en el certamen continental. (Getty)

Aunque ya habían participado en las ediciones de 1971/72 y 1991/92, los londinenses dejaron su marca con una participación de diecinueve certámenes consecutivos, desde el de 1998/99 hasta la actual, que se definirá el 3 de junio entre Real Madrid y Juventus. Su mejor resultado había sido un segundo puesto en el año 2006, cuando perdió 2 a 1 ante Barcelona en el Stade de France en Francia. Además, tuvo la oportunidad de levantar los trofeos de la Copa de Ferias 1969/70 (4 a 3 global ante Anderlecht de Bélgica) y de la Recopa de la UEFA 1993/94 (1 a 0 sobre el Parma italiano).

La ex Copa de Europa deberá decirle adiós al Arsenal, por lo menos por una temporada. Pero esto no le quita las posibilidades de disputar un certamen internacional, ya que está clasificado a la segunda competencia más relevante del viejo continente. Pero, más cerca en el tiempo, tiene un compromiso muy importante por la final de la FA Cup este domingo, en la que enfrentará al Chelsea, en lo que será una nueva edición del clásico de Londres. Si consigue derrotar a los blues, no solamente se convertirá en el máximo ganador del trofeo, sino que podrá adornar una temporada que no concluyó de la mejor manera.

Timo Werner: el divino tesoro alemán

La mayoría de los delanteros quienes viven por y para el gol, atraviesan a lo largo de su carrera por distintos estadios que le permiten crecer en sus habilidades o estancarse en ellas. Por este motivo la mentalidad implica un factor determinante a la hora de continuar en una buena racha o intentar salir de una mala.

No obstante, existen ciertos jugadores que desde pequeños logran desempeñarse al mismo eslabón de alguien ya consagrado y con una rica experiencia en su haber. Es el caso de Timo Werner, actual atacante del RasenBallsport Leipzig de la Bundesliga de Alemania. Con sólo 17 años, 4 meses y 25 días se convirtió en el jugador más joven en disputar un partido oficial, en esta ocasión vistiendo los colores del VfB Stuttgart.

Sus grandes hazañas en categorías inferiores le permitieron crecer a pasos agigantados y convertirse en un caso serio del que hablarán con el correr del tiempo. De esta manera, en el 2016, arribó al  RB Leipzig, conformado por mayoría de juveniles pero con una ambición enorme, dispuestos a pelearle a los grandes equipos. Fiel reflejo de aquello, en la actualidad han disputado el primer puesto durante varias fechas con el poderoso Bayern Munich y, a su vez, todo indica que serán parte de la próxima edición de la Champions League.

Por este motivo, uno de los principales artífices de dicha realidad es Timo Werner. El delantero junto con otras grandes apariciones como Sané, Meyer, Weigl, Brandt, Gnabry, Kimmich, Süle o Tah, se perfilan para convertirse en los protagonistas de un futuro cercano.

Timo Werner (izquierda) y Emil Forsber (derecha), pareja fundamental de cara al gol para el Leipzig. (Foto: Budesliga)

Continuando con nuestro delantero, Werner se caracteriza no sólo por sus anotaciones sino por la inteligencia y capacidad que posee para desbaratar cualquier planteamiento defensivo. Al mismo tiempo, su socio predilecto es Forsberg quien comprende a la perfección los movimientos del atacante y su oportunismo de cara al gol.

Otra de las particularidades del delantero del Leipzig es su aceleración y la velocidad que logra demostrar. Pocos son los futbolistas reconocidos como “el 9 de área” que poseen una rapidez tan demarcada como la de Timo, siendo, de esta manera, una amenaza constante para cualquier defensa. Por otra parte, se destaca el manejo de ambos perfiles y la jerarquía para definir, como también de generar juego, al primer toque.

En conclusión, estamos en presencia de un exquisito jugador, que ha logrado formar parte de la selección alemana en un partido amistoso ante Inglaterra. Un atacante que demuestra partido a partido ser distinto tanto en la comprensión del juego como a la hora de convertir. Por tales características, no tardarán en aparecer las ofertas de las grandes potencias para apoderarse de los servicios de una joya que se encuentra en pleno auge y aparenta no tener techo en su potencial.

CERROTTA, LUCAS.  2° “A” TURNO MAÑANA.