E-Buy Place, una de las empresas fundadoras del Polo Tecnológico

Mario Feijoó tiene 54 años, es divorciado y vive en el barrio de Flores. Y desde el año 2002 trabaja en E-Buy place, una empresa que se dedica a unir grandes empresas compradoras con sus proveedores. Y que en 2011 se mudó al Polo Tecnológico, situado en el barrio de Parque Patricios.

-¿Qué es E- Buy Place?

-E-Buy Place es un sitio web que tiene el rol de unir empresas compradoras con sus proveedores. Las empresas con grandes compras, como Cervecería Quilmes, Agua Danone, Bodegas Chandon, necesitan comunicar a sus proveedores de sus necesidades, pedidos, licitaciones para pedir precios, de sus cuentas corrientes y de sus pagos. Las empresas adoptan la web como un canal de comunicación para hacerle llegar toda la información que tenga que ver con el proceso de la compra a sus proveedores. Es una forma clara, trasparente y automática.

-¿Hace cuánto existe E- Buy Place? ¿Tiene competencia o es líder absoluto del mercado?

-E-Buy Place inició sus funciones y tareas en el 2001. En el 2002 me han convocado a mí para los primeros años en la regional de Montevideo, Uruguay. Originalmente había una empresa del grupo Galicia con algo similar, no lo mismo, pero también a través de sitios web, empresas compradoras se vinculaban, pero le terminamos absorbiendo, por ejemplo, clientes como el Banco Itaú, hoy por hoy hace todas sus compras con nosotros. Y hoy por hoy somos líderes en el mercado, no hay algo tan integral y compacto. E- Buy Place cubre todo el sitio de la compra. Desde el requerimiento y la necesidad que tiene una persona adentro de una empresa productora, por ejemplo Quilmes, de comprar algo hasta que se genera otro proceso, pedidos de precios, subasta o todo lo que tengan que hacer para poder llegar a un buen precio que le permita hacer una buena compra. Después todas las compras demandan de una atención que el proceso continua con una entrega al proveedor, ya sea bien o servicio, esa entrega se acepta por parte del comprador y le da lugar para que se le pueda contabilizar la factura, y después el pago. Terminamos publicando los pagos, la cuenta corriente, certificado de retención, todo lo que tenga que ver con el proceso final de la compra que es el pago.

-¿Cuáles son los clientes más relevantes de E-Buy Place?

-En realidad, nuestros clientes son las dos partes de la compra. De un lado está la empresa compradora y del otro lado está el proveedor y E-Buy Place le brinda el servicio. Nuestro compromiso es tener un canal de comunicación para que compradores y proveedores puedan concretar sus negocios, ese es el objetivo y el espíritu es que esa comunicación cada vez sea mejor. Somos solidarios ante temas que tengan que ver con el negocio del lado del proveedor que se demora un pago o se complica una entrega y también damos servicios y soporte, y ese es el trabajo más fuerte al que me dedico, con la mesa de ayuda, de asistir a los usuarios.

-¿De qué se trata el puesto de Supervisor General de Mesa de Ayuda y Responsable de Soporte y Proyecto que actualmente desempeña?

-En principio, el rol que más me asume tiempo es coordinar todo el soporte de los chicos que dan atención a todas las consultas que vienen por distintas vías. Por eso, deja de ser un call center para pasar a ser un contact center, ya que las consultas vienen por teléfono, por redes sociales, por Skype, por mail y por nuestra web, entonces todo eso genera un volumen de consulta que hay que satisfacer. El sitio tiene certificación obligatoria anual, y entre las normas que certificamos es el tiempo de respuesta que tiene que ser bajo norma y el soporte de proyecto vendría a ser la post venta; viene una empresa nueva que quiere implementar, hay un pedido de desarrollo que puede durar tres, cuatro o cinco meses, y una vez que esta implementado y es lo que se dice en el ambiente la salida en vivo, nos toca dar soporte en el sitio las empresas clientes, tanto en Argentina como en toda Latinoamérica, me ha tocado asistir a empresas como Laboratorios Bellinger.

-¿Cuál es la presencia mundial de E-Buy Place?

-Siendo un sitio web, tenemos y asistimos a diario a usuarios de todo el mundo, por ejemplo Europa, China. Tenemos un cliente muy grande que es Gestión Compartida del Grupo Clarín, con sus más de 20 empresas. Gestión Compartida es la empresa del grupo, y después esta todas las empresas que uno conoce comercialmente y otras que por ahí no son de nombre muy familiar; Cablevisión por ejemplo, es una mega empresa, te cotiza un chino a través de nuestra página. Después tenemos presencias de empresas comprando en toda Latinoamérica, que es lo que más me ha exigido estar presente, en lanzamientos desde Venezuela para abajo en todos los países. 

-¿Cuáles fueron los beneficios de E-Buy Place de trasladarse desde Congreso, donde estaban situados anteriormente, al Distrito Tecnológico ubicado en Parque Patricios?

-En principio, el objeto del Gobierno de la Ciudad en esta movida apuntaba a descongestionar lo máximo posible la zona céntrica. Las empresas de tecnologías se concentraban en la zona de Congreso, Balvanera, Microcentro, Barrio Norte. A partir de una propuesta de bonificación positiva durante 10 años, seducían a las empresas que estaban pagando un alquiler por Microcentro, por citar un ejemplo, y en esta zona iba a ser mucho más económico, entonces nos beneficia en cuanto a manejo de personal y poder ir y venir. 

-¿Vos, como empleado, notás algún beneficio personal o grupal, ya sea en el traslado, la gastronomía cercana, la vuelta al hogar y demás?

-El tema de cómo moverse, voy más rápido, más cómodo y más a gusto, por mas que me quedaba más les que antes. La extensión de las líneas de subte también ayudan, cuando voy en auto disponemos de cocheras propias o mucho lugar para estacionar en la vereda. En un inicio se notó la falta de ofertas gastronómicas, y desde el 2011 a la fecha, evoluciono notablemente, ya que más de 200 empresas albergan muchas personas y necesitan al mediodía almorzar. Los beneficios son la comodidad para ir y venir que no tenía antes, teníamos la oficina enfrente de la plaza de Congreso, todos los días había manifestaciones, cortes; más de una vez no podíamos usar nuestras mismas usar nuestras mismas cocheras. Ahora estamos justo frente al parque y realmente tener una vista así todo arbolado y verde era impensado trabajando en Congreso.

Milton Feijoó y Gabriel González

ETIS, una organización que ayuda a los que más necesitan

Nidia Ibarra, coordinadora administrativa de ETIS Quilmes, nos cuenta de qué se trata esta organización y cuál es la función que tiene dentro de un barrio humilde como Villa Itatí.

-¿Qué es ETIS?

-Es una asociación civil sin fines de lucro, que se dedica a la promoción de estudios entre adolescentes y jóvenes, como alumnos de primaria y secundaria. Tiene una sede central en Beccar, y dispone de varias subsedes en el Gran Buenos Aires. Nuestra sede se encuentra en la Asociación de Fomento «José Tedeschi», en el Barrio Itati, partido de Quilmes.

-¿Desde qué año trabaja ETIS en el barrio?

-ETIS llegó al barrio en el año 1999.

-¿Qué trabajos específicos se hacen la sede de ETIS?

-Tiene un montón de funciones. Está articulada con otras organizaciones, se dedica a contener a niños pequeños como adolescentes, se les brinda apoyo escolar, hacen actividades, tienen un comedor comunitario con esos chicos y en algunos casos con sus familias, se les brinda desayuno, almuerzo, merienda y alguna recreación. Fuera de la sede nos llevan a la UnQui (Universidad de Quilmes) a presenciar charlas, y dentro del barrio hacemos talleres con otras organizaciones.

-¿Qué función ejercés en ETIS?

-Hoy en día cumplo doble función; una es administrativa, manejo los fondos de toda la sede, gastos del comedor, pago a los empleados, viáticos de las salidas, todo lo que sea manejo de dinero pasa por mis manos, eso por las mañanas. Por la tarde doy clases de apoyo escolar para chicos de secundario, me encargo de las materias inglés, matemática y lengua.

-¿Cuánto tiempo hace que estás en ETIS y cómo llegaste al rol que ejercés hoy en día?

-Yo empecé en el 2000. Una vecina me comentó que buscaban profesoras para el apoyo escolar. Fui, me tomaron una entrevista y en el verano me llamaron para preparar a los chicos para rendir las materias. Y desde hace 6 años, estoy como administradora del lugar.

-¿Cuántos chicos concurren al programa?

-Hoy tenemos a más de 80 chicos de primaria, la mayoría de ellos en turno mañana. Y contamos con aproximadamente 60 chicos de secundaria y vienen al turno tarde, ya que los talleres y apoyo escolar empiezan después de las 17 hs.

-¿Se les otorga alguna ayuda extra a los chicos? Becas, útiles escolares, etc.

-Durante los primeros años había muchas becas de empresas privadas. Ellos daban fondos y se les otorgaba un dinero por mes a los chicos de la secundaria, una pequeña ayuda. Cada cierre de trimestre los chicos tenían la obligación de traer el boletín, y si tenían bajas hasta dos materias, se les daba un extra como premio. Después se fueron alejando las empresas, estuvimos mucho tiempo solos y hace unos años estamos con el tema de UDI (Unidad de Desarrollo Infantil), que es un fondo que da el Estado, pero paga por chico para mantener ese cupo en el comedor, apoyo escolar, mantenimiento, alimentos, materiales, etc. A ellos se les da útiles escolares, salidas, espacios físicos, pero no se les paga más una beca, por ahora.

-¿Qué actividades o talleres se realizan en la sede?

-La sede está dividida en dos. En la planta baja está el “Centro Educativo José Tedeschi”, donde están los chicos de primaria, con el comedor y apoyo escolar. En la planta alta está el “Centro Juvenil Néstor Vera” que es para los adolescentes. Hay grupos juveniles que se juntan en distintos días determinados para el apoyo escolar o charlas didácticas. También hay talleres de hip hop, danza y plásticas y artes.

Gabriel González 

De inmigrante a empresario

Desde fines del siglo XIX y hasta la actualidad nuestro país ha sido un lugar ideal para inmigrantes de todas las nacionalidades del mundo que han intentado encontrar un lugar donde llevar a cabo sus sueños.

Hasta mediados del siglo XX la inmigración, preferentemente proveniente de países europeos, le dio a la Argentina una pujanza que la llevó a estar considerada dentro de los primeros países del mundo; entre las riquezas que ofrecía nuestra tierra y las ganas que ponían esos inmigrantes fueron levantando una nación próspera. Las Guerras Mundiales que asolaron Europa fueron las responsables de la migración de una gran cantidad de personas hacia América; algunos fueron al norte, mientras que otros vinieron hacia la Argentina. Dentro de ese grupo se encontraba Antonio Papaianni, el padre de nuestra entrevistada, la señora María Rosa Papaianni, actual presidenta de la empresa ELEVA S. A.

María Rosa Papaianni vive en el barrio de Almagro; de 53 años, está casada hace 29 y tiene una hija. Preside la empresa mencionada anteriormente desde fines de 2012, sucediendo en ese cargo a su padre, quien fundó la empresa en 1969. En diálogo con Pirámide Invertida nos contó sus vivencias en el cargo y los inicios de su padre en nuestro país.

-¿Cuándo y por qué su padre decidió migrar hacia Argentina?

-A mediados de los años 40 y a raíz de lo mal que estaba la situación económica en Italia como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial mi padre decidió emprender viaje hacia la Argentina, donde ya se encontraban algunos familiares lejanos que habían venido a nuestro país un tiempo atrás.

-¿Cuál fue su primer trabajo en nuestro país?

-Empezó a trabajar en obras en construcción aprendiendo inicialmente el oficio de albañil y luego decidió comenzar los estudios como Maestro Mayor de Obra.

-¿Por qué apostó a la construcción?

-Al principio porque fue el ámbito en el que encontró una rápida salida laboral y luego, porque vio la posibilidad de crecer si lograba independizarse.

-¿Cuánto tiempo pasó y cómo hizo para volver a reencontrarse con su familia del viejo continente?

-‎Parte del dinero que ganaba mes a mes, mi padre lo enviaba a Italia, donde habían quedado sus padres y cuatro hermanos. Para principios de los años 50 pudieron venir todos hacia Argentina.

-¿Cómo fueron los comienzos de la empresa?

-Al principio mi padre, con la ayuda permanente de mi madre, que también estudió y se recibió de Maestro Mayor de Obra, construía casas que iba vendiendo y ambos hacían grandes sacrificios personales y familiares para poder reinvertir las ganancias e ir haciendo construcciones cada vez mejores.

-¿Cómo hizo ELEVA S.A. para superar las épocas de crisis económicas de nuestro país?

-‎En momentos de bonanza, la empresa llegó a construir decenas de edificios; gracias al boca a boca y a las recomendaciones, muchas veces gran parte de los edificios se vendían «en pozo», o sea, mientras se estaban construyendo, y eso fue un gran soporte para llevar adelante los momentos difíciles.

-¿Cómo hizo para continuar y mantener el legado dejado por su padre?

-‎En sus últimos años de vida mi padre confió y se apoyó mucho en mí, lo que hizo que aprendiera mucho de él, más allá de lo que ya había aprendido por tantos años a su lado.

-Con la experiencia que su padre le transmitió a usted, ¿qué consejo le daría a un inmigrante hoy en día?

-Tanto mi padre como mi madre siempre fueron muy agradecidos a este país y alababan las oportunidades que Argentina les brinda a todos aquellos que tienen iniciativa y ganas de crecer; y creo que ése sería mi mejor consejo, poner y dar lo mejor de uno en pos de lograr un sueño.

-¿Por qué, con tres hermanos hombres, considera que su padre la eligió a usted para llevar adelante las riendas de la empresa?

-Creo que más allá de cuestiones de género, las ocupaciones de cada uno de los cuatro, esto es, mis tres hermanos y yo, hicieron que fuera quien más tiempo podía dedicar a colaborar con nuestros padres y eso hizo que fuera la elegida.

-¿En el día de mañana tiene pensado legar la empresa a su hija, tal como su padre hizo con usted?

-‎Si ella decidiera continuar con el legado familiar, sería algo muy importante para mí, pero es ella quien debe decidir.

Milton Feijoó

 

De la facultad de arquitectura a la calle

Jorge es hoy uno más de esos tantos que día a día vemos en las plazas, en las calles o en bancos. Pero no siempre fue así: a diferencia de muchísima gente que vemos día a día en las calles, él tuvo una posibilidad, la chance de avanzar, de conseguir un futuro mucho más prometedor que el que, siendo sinceros, tiene hoy un pibe que nace, crece y vive en la calle, lo que no quiere decir que las personas con dicha condición no logren tener un buen futuro, no. Solo que Jorgito no nació en la calle, sus malas decisiones fueron lo que lo llevaron a donde está hoy. Drogas, alcohol, peleas. Fueron algunas de las cosas que lo empujaron a la calle.

Cuando cumplió los 26 años su madre sufrió una enfermedad que le causó la muerte; este fue el detonante para que Jorgito entrara en las drogas y la depresión. Cada persona reacciona a los problemas de manera distinta, y él eligió el camino equivocado. Comenzó consumiendo con la plata que conseguía con algunos trabajos, y cuando el dinero propio ya no era suficiente para satisfacer su necesidad de consumo empezó a vender las cosas de la casa, muebles, la ropa de su madre, etc. A causa de ello el padre de Jorgito, de quien no sabemos el nombre, vendió la casa en donde vivían y con el dinero compró otra, también en Villa Urquiza, y lo invitó a que se fuera a vivir con él, pero Jorgito nunca quiso abandonar la casa en donde vivió con su madre y se negó a irse. Pidió la mitad monetaria de la casa que le pertenecía y lo gastó en drogas, juego y alcohol. Años más tarde, arrepentido de la decisión que había tomado en el tiempo pasado, decidió volver a comprar la casa en la que siempre vivió, pero los nuevos dueños le pedían mucha plata, con la que él no contaba.

Es irónico pensar cómo una persona que parece tenerlo todo llega al punto en el que cree que nada de lo que tiene es valioso y termina llevando su vida a una situación de la que muchos quieren salir. El vivir en la calle fue una decisión propia, tomada con orgullo, bronca, desilusión, pero una decisión propia al fin. «Yo me siento mucho mejor acá, me siento mas cerca de la gente», expresó en un dialogo con Pirámide Invertida. Miles de personas en situación de calle quisieran haber tenido la posibilidad que Jorge desaprovechó en su momento, pero no todos pueden tenerla.

Ya en situación de calle y con su nivel de adicción avanzado, decidió armarse un «refugio», como el llama el lugar donde vive, en frente de la casa donde vivió toda su vida. «me gusta más estar acá en donde estuve siempre, que todos me conocen que, en un departamento en Palermo donde nadie sabe quién soy realmente» terminó diciendo. Y ahí está, hoy con 45 años sigue viviendo ahí, los vecinos lo conocen desde siempre, por lo que le brindan una mano amiga dándole de comer y ayudándolo los días de lluvia.

Hoy su mente está en un nivel que parece no tener retorno, la droga terminó con la vida que el conocía, le quitó todo lo que alguna vez tuvo y lo llevó a estar ahí, entre colchones y basura en la vereda frente a lo que alguna vez fue su hogar.

Yamila Montero

El tapping, una importante herramienta para los kinesiólogos

Luciana Gelosi es soltera y vive en el barrio porteño de Caballito. En el año 2013 se recibió como licenciada en Kinesiología y Fisiatría en la Fundación Barceló. Desde ese entonces trabajó en un consultorio privado. Y hoy en día cuenta con su propio consultorio, en el cual ejerce kinesiología especializado en neuropediatría. En diálogo con Pirámide Invertida, transmitió sus conocimientos sobre esta nueva herramienta kinesiológica.

El tapping o kinesio-tape surgió en Japón. Es una herramienta utilizada por los kinesiólogos para poder favorecer al tratamiento que se le hace al paciente. Gelosi explica de qué se trata.

-¿Qué es el tapping o kinesio–tape?

-El tapping o kinesio-tape es una órtesis blanda que según el efecto que busquemos en el cuerpo es cómo lo debemos colocar. La forma en que el tapping trabaja es actuando sobre el sistema propioceptivo. Este sistema permite a la persona ubicar cada parte de su cuerpo en el espacio; al colocarlo en el tejido cutáneo, o sea sobre la piel, retrae la misma y consigue estructuras que se encuentran debajo de la piel, por ejemplo: músculos, tejidos adiposos, etcétera. Al estar cada tejido en relación íntima, se activan receptores como los mecanos, que son los receptores del movimiento, o los propios sectores, o también son los receptores de estimulantes, que son los receptores del equilibrio, y así podemos trabajar sobre todos esos sistemas.

-¿Qué significa que el tejido este en relación íntima?

-Que cada tejido esté en relación íntima significa que trabajan todos juntos, están todos en contacto, no están separados. Uno está en contacto con el otro continuamente y funcionan todos juntos a la par, entonces es importante que funcionen de forma correcta para tener un buen movimiento o poder favorecer un trauma.

¿Quiénes lo pueden utilizar?

-Puede utilizarse en adultos y en niños, ya sea en área del deporte en la parte de traumatología o también en el neurodesarrollo.

Milton Feijoó y Gabriel González 

 

Un club que revivió por el trabajo de sus vecinos

El club CASBO, de 87 años, volvió a ponerse de pie luego de estar acéfalo y sin papeles por muchos años. Claudia Fernández, Mónica Núñez y Nancy Saadi, vicepresidenta, secretaria de actas y tesorera, respectivamente, nos cuentan la nueva vida de este orgullo de la Ciudad de Bernal.

 -¿Cómo fue el crecimiento del CASBO en estos años?

-MN: Este es el segundo mandato que tenemos acá como Comisión Directiva; antes de eso el club estuvo acéfalo, se hicieron los respectivos trámites correspondientes para estar “legalizados” y en base a eso avanzamos. Tenemos alrededor de 350 socios activos, que no incluyen los chicos, que son alrededor de 300 realizando actividades. Lo que se empezó a hacer en principio fue recuperar espacios que no estaban en condiciones para poder ocuparlos. Tenemos una cancha de padel en el tercer piso, se hizo el armado del techo con lonas, recuperamos los vestuarios, y así en todas las áreas del club, algunas se usan en distintas disciplinas y otras no. Nuestro fuerte es la cancha principal, y como tenemos muchas actividades no tenemos disponibilidad, entonces vamos recuperando espacios para que puedan utilizarlos.

-NS: Estamos también incluyendo mujeres, antes solo teníamos actividades masculinas. Hoy hay distintas disciplinas mixtas, lo que nos lleva a incluir tanto varones como mujeres.

-¿Cómo era el club antes de que volviera a tener Comisión?

-NS: Cuando yo llegue al club, hace 23 años, solo había una actividad que era el fútbol de la Liga FADI, y algo mínimo que era básquet femenino, que luego se terminó disolviendo y después de un incentivo que hubo entre chicos, gente que quiso colaborar, gente que quiere mucho al CASBO, es como que lo volvimos a poner de pie. Siempre a la espera de poder sumar más cosas. A este club le falta una parte de gimnasia, una parte aeróbica, pero eso es para el futuro.

-Con alrededor de 350 socios y casi 300 chicos realizando actividades, ¿el club otorga becas? Y si lo hace, ¿cómo las distribuyen?

-MN: Generalmente eso lo acuerda la Comisión Directiva con el profesor. El evalúa la situación económica del chico y se le atribuye la beca. Lo que se requiere es que se pague la cuota social sí o sí, porque esa cuota conlleva que el chico tenga una cobertura médica. El club cuenta con una cobertura, en caso de un accidente; el traslado, tenga obra social o no, lo aportan en una ficha que les da el club, si tiene alguna enfermedad, tomar alguna medicación, números de teléfonos para comunicarnos con la familia en caso de emergencia. Acá vienen muchos chicos a cuyos padres, por ejemplo, no les conocemos la cara; vienen solos o los dejan en la puerta del club y se van, entonces ellos están más cercanos a tener la beca.

-¿El club recibe alguna ayuda municipal?

-NS: No, el club se solventa de los alquileres de canchas, de aportes de los socios, aunque no todos estén al día con las cuotas y si tenemos que decir que nos solventamos con eso, es imposible porque no toma responsabilidad con eso, pero después vienen y te reclaman que no hay agua, que hay poca luz, que gotea el techo, etc. Es difícil estar de este lado sin tener ayuda, el único aporte que tenemos es lo que se genera dentro del club.

-¿Qué actividades se realizan hoy en el club?

-CF: Tenemos fútbol femenino, tanto infantil como adolescente, patín, tae-kwondo, karate coreano, básquet escuelita y de competencia, para adultos también, futbol infantil, que compite en la Liga FADI  y escuelita. Por el momento esa son las actividades que tenemos.

-¿Cómo se manejan las actividades? ¿Tienen sub-comisiones?

-CF: Las dos actividades que tienen sub-comisiones son fútbol  y básquet de competencia. Fútbol de escuelita tiene su profesor, se paga un arancel, y a base de eso, se le paga un porcentaje al profesor y el resto se queda en el club, incluyendo la cuota social. Te doy un ejemplo; en el fútbol, la sub-comisión siempre les da regalos para el día de la madre, día del padre y regalos del día del niño. Eso se sustenta en base a las entradas que se cobran en cada jornada de local, como también con rifas que se hacen. Y los bingos mayormente son para el regalo día del niño; si bien para el día de la madre y del padre son algo simbólicos, para los chicos son algo más importante ya que ellos son los que representan al club y también para comprar los trofeos para darles a fin de año.

-NS: A principio de año, siempre hay un fixture para cada una de las actividades de los cuales tenemos encargados los días que van a jugar, qué días tenemos libre, y esos días podemos hacer bingos, o cualquier actividad que pueda juntar dinero que es lo que nos falta. A nivel institucional hemos participado de los fogones de Bernal, hemos hecho algún que otro festival, siempre estamos tratando de hacer algo para que también los vecinos nos ayuden.

-MN: La Comisión le otorga a cada disciplina tres fechas al año, dos son para recaudar fondos, en este caso para las que tienen sub-comisión que son las que más trabajan, y tienen una fecha a fin de año para hacer su entrega de trofeo.

 

-Habían dicho que están arreglando la cancha de padel; ¿en cuánto tiempo creen que estará habilitada?

-MN: Yo creo que va a estar habilitada para antes de fin de año al paso que vamos. Como te dije antes, se recuperaron los baños, que funcionan como vestuarios también. Se pintó la cancha, se puso un impermeabilizante y una pintura que es todo terreno, faltarían las paredes, que seguramente tendrán publicidades y tenemos que hacer el tensado de la lona, que requiere un mantenimiento.

Milton Feijóo

La década aumentada de los cigarrillos

Hace aproximadamente entre 30 o 50 años, fumar un cigarrillo era ser «popular». Era común ver adolescentes con un «pucho»en la mano para ser «cool» dentro de su grupo de amigos. También casi no existía bar en el que al entrar lo primero que se sintiera no fuera el olor del toscano o habano de algún hombre mayor.

Pero con el paso de los años la sociedad cambió; si bien no se erradicó el consumo de tabaco, las restricciones son cada mayores. Lo que también se modificó y notoriamente fue el precio de los cigarrillos. En el año 2007, un atado de Marlboro Box costaba $ 3,10 y hoy en día su valor de venta al publico es de $56, lo que indica un aumento de aproximadamente un 1800%, en lo que se puede denominar como la década aumentada de los cigarrillos.

Rubén Gamarra es dueño de un kiosco en el barrio de Flores desde hace mas de 10 años. Y en dialogo con Pirámide Invertida manifestó sus sensaciones con respecto al nuevo aumento de la tabacalera.

-¿Por qué considerás que el precio aumentó por cuarta vez en el año?

-Yo creo que el precio de los cigarrillos se fue por las nubes desde el año pasado. Cuando el gobierno subió el impuesto fiscal a las tabacaleras, por lo que en su momento los puchos subieron 20 pesos de un día para el otro. Y los productores de tabaco están buscando mantener el negocio pero con un aumento que no sea tan duro para el público.

-¿Le sirve al kiosquero continuar con la venta de cigarrillos? ¿Por qué?

Sirve en cierto punto, verdaderamente la ganancia que dejan los cigarrillos es muy menor. Lo que a mí me pasa es que generalmente termino cambiando la plata, pago los cigarrillos para volver a juntar para tener con qué pagar el siguiente pedido. Pero lo que es cierto es que el cliente que te viene a comprar puchos generalmente también se lleva alguna otra cosa como bebidas o golosinas y ahí es donde se equipara un poco la situación, que igualmente es complicada.

-¿Sentís que el negocio de los cigarrillos va a durar más allá de los aumentos?

-Sí, es algo que ya esta instalado en la sociedad. Desde ciertos lugares intentan sacarlo de circulación, pero es algo que se transmite de generación en generación y va a perdurar más allá del tiempo. Capaz que ahora ya no es tan popular, pero ya hicieron muchas cosas para sacarlo de circulación, como la foto en el paquete y el aviso de «fumar es perjudicial para la salud», y así y todo la gente continúa con el vicio.

-En caso de que las tabacaleras no realicen más producción, ¿se vería afectado el negocio del kiosquero?

-No creo que eso pueda llegar a pasar. Los productores de cigarrillos siempre van a buscar la vuelta para que el negocio dé sus frutos. Además la gente sigue fumando con aumentos y todo. Capaz que fuman algo más barato o van cambiando, pero el fumador sigue consumiendo. El vicio está instalado en la sociedad, pero el negocio también.

Foto: Infokioscos.com

Milton Feijoo

Por más educación contra los femicidios

Durante 2016, en nuestro país hubo 27 casos de femicidios en chicas de ente 13 a 18 años, y de 19 a 30 años fueron 102. Si bien de este año aún no hay números, hay familias destruidas y casos aún no resueltos, y los números que se encontrarán al final del 2017 parecen ser más atemorizantes que los ya mencionados.

Actualmente, muchas mujeres jóvenes se encuentran atemorizadas; solo el hecho de salir a bailar puede transformarse para cualquiera de ellas en su última noche.

Aunque hace ya algunos años que las mujeres empezaron a salir a las calles como forma de protesta, pidiendo que se termine con esta locura de no poder salir a la calle tranquila, pidiendo justicia para los casos de femicidios en todas partes de la Argentina, este fenómeno parece no tener fin, y pareciera que cuanto más se pide que pare, más mujeres lo sufren.

Darla Mendoza, una brasileña de 19 años que practica de manera activa el feminismo, respondió algunas preguntas en un diálogo para Pirámide Invertida, en el que comenta su punto de vista acerca de este fenómeno que preocupa a las mujeres argentinas. “El gobierno en sí no tiene la responsabilidad de los actos, la sociedad en general tiene un pensamiento machista y pasa que la mujer es vista desde un principio por toda la sociedad como inferior, entonces el hombre es como el jefe y tiene el poder, sobre todo. Por eso es que ocurren estos casos”, comenzó diciendo la joven. Darla está convencida de que la solución no está en las protestas contra la justicia, sino que es algo más grande y tiene que ver con la educación.

“Si se le da educación a una persona desde que nace, se pueden cambiar muchas cosas; es ahí donde el gobierno tiene que hacer su parte y ayudar, para que las personas no se queden sin saber, porque muchos no saben, muchos no entienden. Incluso algunos de los hombres que ejercen machismo lo hacen sin conciencia, porque para ellos es normal, es lo que se les enseñó siempre”, terminó diciendo.

Sobre el mismo tema, con ideas bastantes distintas, habló una maestra de colegio secundario de 36 años. “Yo creo que la solución es compleja, el proceso que deberíamos seguir ya está iniciado, es seguir haciéndolo visible, no desde el lugar de la violencia, sino seguir por el camino de ser escuchadas y sobre todo respetadas», expresó.

Hay miles de formas para terminar con este fenómeno, pero a la vez hay otras miles de razones que lo impiden, y tienen que ver con la justicia, la sociedad, la educación, o el gobierno. Una solución pasaría por tomar conciencia de la dimensión del problema.

Yamila Montero y Marisol Ramírez

Una mirada crítica sobre el momento de la formación de médicos

Alejandro Héctor Vázquez es jefe de trabajos prácticos de la materia embriología en la Facultad de Medicina de la UBA. En dialogo con Pirámide Invertida, manifestó sus sensaciones sobre su profesión, los motivos por cuales se decidió a ser docente, criticó la preparación secundaria del alumnado y señaló las modificaciones que realizaría en los programas universitarios.

-¿Por qué se dedicó a la docencia?

-Siempre fue algo que me gustó, ya en la época de alumno en la cual nos reuníamos a estudiar con mi grupo de compañeros me surgía espontáneamente el querer explicar, usar diagramas, croquis para simplificar el conocimiento de algún tema en particular. Y cuando empecé mi carrera como médico, existía la posibilidad de ser ayudante de cátedra, que es una forma de hacer docencia antes de estar recibido; de ir empapándose de lo que es la función docente universitaria, y dentro de una de las materias de primer año, que es una materia compleja, porque en realidad consta de cuatro materias en una, por cuestiones curriculares de programa, que son: histología, que es el estudio de los tejidos; embriología, que es el estudio del desarrollo del embrión humano; biología celular, que es el estudio de las células y genética. Dentro de esas cuatro materias hubo una que sobresalía en mis preferencias que era embriología, y fue la que me llevó a elegir la docencia universitaria como otro camino alternativo junto con la medicina.

-¿Hace cuánto es docente? 

-Si tomamos en cuenta la experiencia como ayudante de cátedra, a fin de este año cumplo 32 años de docencia en la UBA, sumándole a eso en años posteriores haber sido citado en distintas universidades privadas, en una de las cuales estoy hace 20 años y en la otra hace 7 años.

-¿Qué se siente comenzar la formación de jóvenes que el día de mañana serán de vital importancia para la comunidad?

-Si bien para mí la docencia es una pasión, de la mano de eso también viene una enorme responsabilidad teniendo en cuenta que estamos formando futuros profesionales de la salud, por cuyas manos van a pasar la vida de los seres humanos, y tratamos de formar productos que sean de la mayor calidad posible para que en el día de mañana puedan brindar un servicio adecuado a la comunidad, y que al tener algo tan valioso en sus manos cumplan de la mejor manera posible el rol al cual han sido asignados. Por otra parte enfrentamos día a día a desafíos cada vez más grandes teniendo en cuenta cómo ha cambiado en los últimos años todo lo relacionado con la educación a nivel primaria y secundaria, no solo en nuestro país sino también en otros, de muchos de los cuales recibimos alumnos.

-¿Cómo está el nivel académico de la UBA hoy en día?

-La UBA siempre trata de mantener la excelencia académica que la caracterizó, y te hablo particularmente de la Facultad de Medicina que yo conozco, pero creo que trasciende a todas las facultades de la UBA que siempre en rankings internacionales termina ubicada en la mejor posición dentro de las argentinas, incluyendo públicas y privadas. Pero el nivel, no tanto de la UBA como formadora de profesionales sino el nivel en que nos llegan los alumnos, está siendo cada vez peor, y más que nada producto de una educación primaria y secundaria cada vez más deficitarias. Es un tema bastante álgido, porque cada vez que se toca esto, se toca a nivel periodístico, y los docentes primarios y secundarios se rasgan las vestiduras diciendo “No, no es culpa nuestra”; quizá no sea de los docentes en particular, pero el sistema educativo en estos momentos tiene mucha falencias. Nosotros recibimos alumnos que no saben ni leer ni escribir; si saben leer si les das un texto pero no lo saben interpretar, y al no saber eso, más allá de que medicina es una carrera difícil, el problema no es que no entienden los conceptos médicos, no entienden los conceptos organizativos de una oración. Y a la hora de escribir, nos enfrentamos a cosas similares. Y te hablo de los alumnos argentinos, porque los brasileños se adaptan bastante rápido al idioma. Conozco casos de gente que viene un año antes de empezar la carrera a trabajar, a vivir, para que al momento de iniciar su carrera su idioma sea lo más fluido posible, y tener un castellano o un español que no le genere problemas de interpretación por el idioma.

-¿Qué solución propondría desde el programa o desde la secundaria?

-Yo creo que en estos momentos habría que hacer una reforma curricular importante a nivel secundario. Además también una reforma, y te hablo de mi carrera en particular, en los programas de medicina. Acá seguimos enseñando con programas que tienen muchos años de antigüedad que no se han adaptado a los tiempos actuales. Hoy en día, el conocimiento de cada materia en particular ha aumentado enormemente. Hoy se sabe muchísimo más de lo que se sabía en las épocas que se desarrollaban estos programas. Y hoy pretender que un médico tenga todos esos conocimientos en su cabeza, por un lado es ridículo, y por otro lado no tiene sentido. En cada una de las materias, tanto la que doy yo como en otras materias importantes de la carrera, habría que reformular los programas para enseñarle al médico lo básico que necesita para ejercer su profesión.

Gabriel González y Milton Feijóo

Qué es la estimulación temprana, según una especialista

María Cristina Esquivel tiene 54 años, vive en el barrio de Flores y desde hace 30 años trabaja como Técnica de Laboratorio en el hospital Británico y hace cuatro que es auxiliar de niños con capacidades diferentes.

Esquivel, todos los sábados, junto a grupo de colegas, concurre a un hospital público para atender a niños de bajos recursos; lo hace ad honorem, con el único fin de colaborar con la comunidad.

-¿Qué es la estimulación temprana?

-La estimulación temprana se hace en bebes de 0 a 3 años; es un tratamiento para todos los bebes que nacen con algún problema, como una parálisis cerebral, agnosia al nacer o alguna otra patología cognitiva. Lo que hacemos consiste en que, en el reservorio de las neuronas que ellos tienen sin usar, las estimulamos para que tomen de ahí lo que no pueden hacer por su propia capacidad. También pueden ser motores, prematuros que nacen antes y entonces todo les cuesta más y los estimulamos para que ellos tengan las mismas oportunidades de hacer todo al debido tiempo. Lo que hacemos es llevar al bebe a lo máximo que pueda dar, siempre teniendo la normalidad como punto de referencia.

-¿Cuáles son los motivos primordiales por los  que una familia lleva a su hijo a comenzar el tratamiento de estimulación temprana?

-En realidad se lo tiene que sugerir el doctor. El pediatra, en el caso de los prematuros, de los chicos que no tienen demasiados problemas. Por ejemplo: cuando un bebe va creciendo a los seis meses tiene que estar sentado, si no lo hace lo mandamos a estimulación para que siga con los pasos a seguir. A los chicos que tienen problemas para succionar o comer se le hace una estimulación oral, un chico que tiene parálisis cerebral pasa por el neuro-pediatra, entonces todo lo que es neurológico también nos manda a nosotros, puede ser por una agnosia al nacer, es decir que no pueden respirar bien. También puede ser por enfermedades en el embarazo o enfermedades congénitas.

-¿Qué pasa si el profesional considera que después de los tres años el bebe necesita seguir con el tratamiento?  ¿Hay otra fase o sigue con la estimulación por más que haya pasado la edad?

-La realidad es que nosotros atendemos chiquitos de 0 a 3 años. A pesar de que nosotros tenemos el objetivo de que caminen, no es lo mismo ver un chiquito en sillas de ruedas a verlo caminando, que pueda asistir a un jardín; entonces es muy importante para los papás que su bebe este mejor. Nosotros si vemos que ya le falta poco, lo seguimos atendiendo hasta que empieza el colegio, más o menos. Por ejemplo: llegamos a los tres años pero no dicen todas las palabras que tienen que decir o no comen bien, pasan a la fonoaudióloga, si tienen problemas motores pasan a kinesiología y así va variando según el caso.

-¿En qué consiste un tratamiento de estimulación temprana?

-Hay muchos casos. Por ejemplo: hay bebes que no succionan, entonces hay que hacerles una estimulación oral, se le hacen masajes en la cara con un guante, se le roza la lengua para que la baje y pueda succionar, si es un chiquito con Síndrome de Down, que tienen un bajo tono, nosotros le ponemos dispositivos blandos para que formen postura y entonces el chico puede hacer más cosas. Hay chicos muy espásticos, que son los que tienen los bracitos para atrás y además tienen un tratamiento para que formen postura y de esa manera puedan hacer mas cosas.

-¿Estos tratamientos tienen resultado de cura total o parcial?

-Los chiquitos con síndrome de down, ellos realmente la mayoría de lo que vienen a estimulaciones, es mucha la diferencia con respecto a los que no asisten a estimulación,  porque al estimularlos son chicos que caminan, le cuesta un poco más pero caminan, hacen sus cosas. Un chico que nace con una parálisis cerebral por más que nosotros hacemos mucho, porque la verdad el tratamiento nuestro es muy intenso, así como es intenso es efectivo, si bien algunos caminan, es como que tienen que seguir   con el tratamiento y eso no se cura, como un chiquito con síndrome de down, pero si por ejemplo, los prematuros que no llegan a tener demasiados problemas y no solamente son muy lentos, eso en algún momento se les da el alta y los que no se curan tendrán que seguir con tratamientos con distintos profesionales.

-¿Qué te llevó a capacitarte para estudiar los cursos correspondientes para hacer todos los tratamientos de estimulación temprana que hacés hoy en día?

-Bueno, a mí me gustan muchos los chicos, pienso que yo quería hacer algo para ayudar de alguna manera a la comunidad. Empecé a averiguar por internet y me pareció una buena opción y encontré dos lugares muy buenos que me ayudaron a hacer lo que hago hoy. Lo cual me apasiona, amo trabajar con los chicos.

-¿Cuáles fueron los cursos que realizaste?

-Hice un curso de estimulación para chicos en el hospital de clínicas con la psicóloga Tolosa y también otro de auxiliar de niños con capacidades diferentes. Y además realice un posgrado práctico para niños con factores de riesgo con la licenciada Beatriz Barcos, con la cual en la primera clase me dí cuenta de cuántas cosas se pueden cambiar en un chiquito. Ella me transmitió cuántas cosas se pueden modificar en una sola sesión.

-¿Qué considerás que hace falta para que haya más centros de estimulación temprana en nuestro país?

-La verdad que es una pena, por que los que hacemos estimulación no tenemos matricula, es un título que nos permite acceder como terapeuta a los chicos. Y hay centro importantes como el hospital británico que tiene una estimuladora nada más y por ejemplo los chicos que nacen prematuros ya la estarían necesitando, creo que los que tendrían que pedirle más son los pediatras, derivar mucha más estimulación para que los chiquitos estén mejor.

Milton Feijoó y Gabriel Gonzalez