Eternals, la nueva generación de Marvel

La nueva película de Marvel Studios y Walt Disney Studios es un éxito de taquilla, dando inicio a una nueva saga que dará que hablar.

Eternals, la nueva película de Marvel.

El Universo Cinematográfico de Marvel dio inicio a una nueva generación de superhéroes en 2021, los Eternals. Basada en los comics del mismo nombre iniciados en 1976, la primera entrega, estrenada a principios de noviembre en todos los cines, relata la historia de la creación de diez “Eternos” en el año 5.000 a.C y la misión que deben cumplir en la Tierra bajo las órdenes del Celestial Arishem, en su lucha contra los Deviants y salvar a la humanidad.

El elenco bajo las órdenes de la directora china Chloé Zhao —ganadora de dos premios Oscar este año por la película Nomadland— y la colaboración de Patrick Burleigh, Ryan Firpo y Kaz Firpo en el guion, cuenta con numerosos actores y actrices destacados: Angelina Jolie, Gemma Chan, Richard Madden, Salma Hayek, Kit Harington, Lauren Ridloff, Don Lee, Kumail Nanjiani, Lia McHugh, Brian Tyree Henry, Barry Keoghan y Harish Patel.

Eternals logró un inmediato éxito de taquilla, generando más de 280 millones de dólares en todo el mundo hasta el momento, siendo la película de la Fase 4 de Marvel, iniciada este año, con mejores números obtenidos, aunque las críticas al film sean muy variadas, sobre todo por la duración de la película (2 horas, 37 minutos).

La finalidad del film fue lograda: se notó la mano de la directora para enfatizar en lo emocional, en generar empatía con los personajes y sus historias, cosa que no suele ocurrir en las películas del MCU. Se destaca la calidad actoral que se muestra en el desarrollo de cada uno de los personajes, aunque quizás con algunos retoques en el guion y con una mejor distribución del tiempo en pantalla de los protagonistas, podrían haberse lucido más.

Lo mejor y lo peor, al mismo tiempo y de alguna manera, es la presentación de los personajes, que sirve para ponerse en el lugar de cada uno, principalmente por ser una saga sin antecedentes, pero a su vez hace que se extienda demasiado la narrativa, generando algunos baches en la tensión del film. Lo mismo pasa con los flashback, que son necesarios para entender el porqué de ciertas situaciones y a su vez ralentizan la trama.

Es Ajak (Salma Hayek) la líder principal, siendo una “madre” para el grupo y quien puede conectar con el Celestial Arishem, comunicando la misión que él tiene para los Eternals. El papel es bien llevado por la actriz, que no está acostumbrada a este tipo de rol, y aunque tiene un corto lapso en escena será desencadenante para la trama de la película.

Salma Hayek interpretando a Ajak.

El eje central de la historia se da en la relación amorosa entre Sersi (Gemma Chan), quien toma el papel de líder delegado por Ajak y puede manipular la materia inanimada, e Ikaris (Richard Madden), quien tiene como poderes proyectar rayos de energía cósmica con sus ojos y volar, aunque no llegan a generar la empatía necesaria con el público, a pesar de que en el desenlace de la historia tengan que enfrentarse. Además, Sersi tiene una relación con el humano Dane Whitman (Kit Harington), quien deja abierta su historia en la escena final y post créditos, pero tampoco se le da mucho lugar, al menos en esta primera película.

Ikaris y Sersi, interpretados por Richard Madden y Gemma Chan.

La que sí genera conexión con el público es la relación entre Druig (Barry Keoghan) —el rebelde del grupo que manipula mentes—  y Makkari (Lauren Ridloff, primera actriz sorda en el MCU), que tiene como poder la velocidad cósmica, que a pesar de no tener demasiado tiempo en escena logra notarse una química especial entre los personajes.

Otro ejemplo similar es el de Thena (Angelina Jolie) —guerrera que forma armas con energía cósmica— y Gilgamesh (Don Lee) —primer superhéroe coreano del MCU, con fuerza cósmica en sus puños— quienes forman un lazo estrecho de compañerismo y cuidado mutuo, pero no tienen demasiado tiempo en escena juntos. En la primera hora y media de película, se podría pensar que Jolie no tendría un papel protagónico siendo desperdiciada su presencia, aunque con el correr de los escenarios y sobre todo al final, toma un papel sumamente importante en el desenlace.

Angelina Jolie interpretando a Thena.

En el podio actoral, se encuentra la interpretación de Brian Tyree Henry como Phastos, el Eterno que destaca por su inteligencia y es quien le brinda tecnología y armas a la humanidad. Es el primer superhéroe en ser representado como gay en una película del MCU. Para cumplir su misión, debe abandonar a su familia humana, conformada por su esposo (Haaz Sleiman) y su hijo.

Quizás el personaje más cómico de la película es Kingo, interpretado por el pakistaní Kumail Nanjiani, quien puede generar proyectiles de energía cósmica con sus manos y cuando estuvo alejado de los Eternos se convirtió en una estrella de cine en Bollywood, donde conocería a su mánager humano, Karun (Harish Patel).

La actuación de la joven Lia McHugh como Sprite, por su nombre peculiar (símil a la bebida), su apariencia de niña, su poder de proyectar ilusiones realistas y los celos que le genera la relación entre Sersi e Ikaris, hacen que se vuelva un personaje interesante aunque sin llegar a destacar, también por la poca continuidad en escena.

Lia McHugh en el papel de Sprite.

Por otra parte, son dignos de mención tanto los paisajes y escenarios utilizados para cada toma, como los efectos especiales, sello distintivo del MCU. Quizás los Deviants —criaturas invasoras que se alimentan de humanos, contra los que luchan los Eternals— no se destacan tanto por su apariencia, aunque sí lo hacen por su finalidad en la trama.

En síntesis, se podría argumentar que Eternals, como primera película de una saga que recién comienza, cumple con los requisitos y expectativas de los fanáticos al punto de ser un film para recomendar, principalmente porque ahora que ya se conocen a los personajes en detalle, en las siguientes entregas se puede hacer foco en situaciones o circunstancias concretas. Se podrían realizar algunas modificaciones en el guion para generar más impacto y empatía con ciertos personajes, dándole más lugar a la calidad de sus intérpretes.

Los 10 Eternals.

Doble escena post créditos (spoilers):

Finalizada la película y luego de los créditos, se pudieron observar dos escenas que generaron mucho hype entre los espectadores.

En la primera aparece el cantante y actor Harry Styles, quien se ha unido al estudio en el papel de Eros, el hermano de Thanos, donde se presenta ante Thena, Druig y Makkari, quienes están buscando el paradero de sus otros compañeros Eternos. Eros, que llega a la nave de estos tres personajes junto a un trol llamado Pip (Patton Oswalt) se ofrece a ayudar a los protagonistas con su búsqueda.

En la segunda, se puede ver un adelanto de la historia oculta de Dane Whitman (Kit Harington), novio de Sersi, donde se muestra junto a una caja que dentro tiene una espada y la frase en latín «La muerte es mi recompensa», lo cual hace parecer que Dane en realidad es “El Caballero Negro”. Además, de fondo se escucha una voz, que según fanáticos y gente del MCU, sería de “Blade, el caza vampiros”.

Sersi junto a Dane Whitman, interpretado por Kit Harington.

Lucas Nahuel Moschitta