Canelo sigue siendo el rey

El mexicano mandó a la lona al estadounidense Plant en el undécimo asalto y logró unificar los títulos del peso supermediano, convirtiéndose en el primer latinoamericano en conseguirlo.

México estalló de felicidad de la mano del campeón Saúl «Canelo» Álvarez logró su 12º título a nivel mundial al vencer por nocaut al estadounidense Caleb Plant, extendiendo su legado en la historia del boxeo.

El nacido en Guadalajara se presentó en el MGM Grand Las Vegas (Nevada), ante 16.586 espectadores, que presenciaban el estelar combate, sumado a otros millones que lo vivían a través de la pantalla. 

El inicio de la pelea fue muy parejo, el ataque y el desgaste fue propuesto por Álvarez, mientras que Plant, a través de sus brazos más largos, frenó el intercambio en distancias cortas utilizando sus jabs. Pero el paso de los rounds fue abriendo la pelea, dejando marcas faciales en ambos pugilistas y volviéndola más entretenida.

El ahora ex campeón de FIB, hizo valer su reputación durante gran parte de la pelea, pero cuando más se aventajó fue cerca del asalto nueve donde puso en aprietos al mexicano. Este, no dejó motivar a su rival, y al inicio del penúltimo round, salió decidió mandarlo a la lona.

En 30 segundos de asalto, el estadounidense tambaleó y el juez, le proporcionó la cuenta de protección, pero no pudo recuperarse. Álvarez vio la posibilidad, aprovechó y saltó sobre él, logrando al minuto y medio, hacer aterrizar sobre la lona y marcar la historia, trepando a lo más alto de su carrera.

Al finalizar la pelea, el único campeón del peso supermediano dejó algunas palabras para su gente, “estoy orgulloso de hacer historia y se lo dedico a México y a toda la afición que me ha dado su apoyo”. Mientras que Caleb, fue llevado al University Medical Center como medida preventiva.

Emilio Gutiérrez-  2º «A».