Pablo Simonet tuvo un partido impecable a puro gol

El primera línea argentino Pablo Simonet tuvo un gran desempeño ante Ademar León para cooperar con la levantada de su equipo, Incarlopsa Cuenca, en la liga española Asobal, después de sufrir un arranque irregular de temporada por una lesión.

Pablo Simonet dejó colgado el registro de 8 goles en las primeras seis jornadas de Asobal con una espectacular actuación en el triunfo del Cuenca ante el Ademar. El jugador, quien arrastra una lesión desde los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tuvo un papel distinto en ataque del que se estaba observando y se destacó con 6 tantos. Cuenca se impuso por 34 a 30.

Si bien, proviene de una familia de jugadores de handball como sus padres Luis Simonet y Alicia Moldes, Pablo cuenta con una carrera deportiva destacable. Comenzó su carrera en SAG Villa Ballester a los 7 años, de allí continuó en el club Ciudad Encantada  en la Liga Asobal de España y después de dos años pasó a ser parte del US Ivry Handball.

En 2015, durante los Juegos Panamericanos que se realizaron en Toronto, Canadá, clasificó a los Juegos Olímpicos con la Argentina luego de pasar a la final de ese torneoo obteniendo la medalla de plata. Al año siguiente, en 2016 obtuvo el tercer puesto en el los Panamericanos realizados en Buenos Aires, Argentina. Además, formó parte de la selección nacional en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016. Su último logro ha sido en 2019, donde obtuvo la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima, logrando así la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Simonet se encuentra en un gran momento de su carrera, con una temporada muy significativa. Acompañado de sus padres y además de sus hermanos con quienes también comparten la misma pasión.

Sebastián y Diego, sus hermanos, también son grandes jugadores de handball y también consiguieron varios triunfos importantes en su carrera deportiva y en algunos de ellos los tres los han ganado juntos.

Los Simonet que están haciendo historia en España están dejando un legado muy grande y aún les queda mucho por demostrar.

 

Luana Scavuzzo, 2° B, turno mañana