El boxeo como herramienta para una niñez mejor

Tanto la Federación argentina como algunos campeones del mundo ayudan a socializar y contener a los chicos a través del deporte.

La niñez siempre se ha visto vulnerada por la situación socioeconómica que atraviesa el país. Por eso el deporte y la transmisión de todos sus buenos valores se convierten en factores muy importantes para los niños y niñas que necesitan contención. Y esta acción es aún más valiosa cuando los grandes protagonistas deportivos, los campeones, se comprometen. En Argentina se pueden encontrar ejemplos de solidaridad.

«La Locomotora» Alejandra Oliveras (FOTO: Página12)

En diciembre del año pasado,  se inauguró un gimnasio social en la localidad del barrio Alfonso, en la provincia de Santa Fe, impulsado por la tres veces campeona mundial Alejandra “Locomotora” Oliveras y la reconocida cocinera Maru Botana.

La campeona ya había participado en otro gimnasio sin fines de lucro en la misma provincia, motivo por el cual llevó a cabo este proyecto junto a Botana. La iniciativa tanto de la boxeadora como de la cocinera tiene como objetivo promover el boxeo en los más chicos al brindarle el espacio con el material necesario para practicarlo y con la supervisión de Oliveras en cada sesión.

Al término de cada práctica, los niños y niñas tendrán una alimentación creada por Maru Botana en donde van a consumir todas las proteínas y vitaminas que su cuerpo necesita para un crecimiento sano. El único requisito que ambas creadoras piden a los que concurran al gimnasio es el boletín de la escuela con todas las materias aprobadas. El fin de este gimnasio es alejar tanto a chicos y chicas de las calles y los problemas para promover el deporte y la educación.

Otro campeón mundial muy predispuesto a brindar una mano a centros sociales es el campeón mundial superwelter Brian Castaño.

 El “Boxi” siempre se muestra abierto a propuestas que tengan como fin brindar una mano a los más necesitados. En sus tiempos libres, Brian Castaño visita el club Villa Alida, ubicado en la localidad de San Justo, provincia de Buenos Aires y en donde el boxeador dio sus primeros pasos como deportista. Allí realiza entrenamientos a los chicos que llegan en busca del sueño de ser un campeón. Pero su compromiso no es solamente con el club, ya que Castaño se involucra en varias acciones solidarias que se llevan a cabo por los barrios de la zona.

Brian Castaño, campeón solidario (FOTO: LaNación)

Estos actos, en los que por medio del deporte se busca brindarles recursos y refugio a los más chicos, impulsaron a la Federación Argentina de Boxeo a implementar proyectos con el mismo fin.

En febrero de este año, se lanzó el programa de “Boxeo Infantil Sin Contacto” propuesto por el organismo.

Este proyecto tiene como objetivo promover el boxeo en menores de 14 años, ya que la comisión directiva de la Federación concluyó que se omitían a los menores de dicha edad antes de esta iniciativa. Según Gerardo Poggi, presidente ejecutivo de la Federación Argentina de Boxeo, «los chicos van a poder representar al gimnasio o al club en el cual entrenen y así poder transmitir el valor de unidad y compañerismo entre los chicos y chicas». Estos serán evaluados por calificaciones de acuerdo a diferentes ejercicios como salto en soga, defensa y manoplas, entre otros.

La integración del deporte en la niñez es de vital importancia para prepararlos con los mejores valores y con la educación necesaria para que después se sientan preparados para afrontar la vida. Y qué mejor manera que hacerlo con campeones del deporte y organismos que buscan atender este llamado.