De Cecco confía en el recambio generacional de Argentina

Hay combos que son explosivos. Años de trabajo, organización y entrenamiento sumado a un equipo conformado por un mix entre jugadores jóvenes y otros con experiencia fueron el combo perfecto para que la Selección de vóley consiga colgarse la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio y repetir la historia de Seúl de 1988. Con este nuevo título, los integrantes de este equipo le demostraron al deporte argentino que con una buena base y dedicación se pueden conseguir grandes cosas.

Luciano De Ccco, el armador del seleccionado desde hace ya 15 años, contó en una entrevista con el diario deportivo Olé cuáles son las ideas a futuro para el equipo argentino que lidera Marcelo Méndez. “Creo que Argentina tiene mucho con qué hacer el cambio generacional de acá a París”, expresó.

«Yo siempre fui pro deporte. Tengo una debilidad por mi provincia y la de mi familia, Santa Fe y Salta, donde trato de inculcar, no sólo que jueguen al vóley, sino que hagan deporte, para que saquen a los chicos de la calle y que puedan involucrarse en un ámbito social y deportivo. Nosotros, la parte deportiva la hemos hecho, y el relanzamiento del vóley no sale solamente de nosotros, sino también de la dirigencia del vóley, que creo que tiene la pelota de su lado. Yo creo que la parte más difícil de todo deportista es la consistencia. Vivimos en un país muy exitista y sabemos que hoy ganamos medalla y van a querer que salgamos campeones del Mundial que viene o del Sudamericano que los chicos no pudieron ganar -perdieron la final contra Brasil y consiguieron el pase al Mundial de Rusia 2022», expresó

Sobre el nivel de Argentina en Tokio sostuvo que «creo que hay que ser realistas y saber que hay equipos mejores. Nosotros hacemos un esfuerzo mucho más de lo normal para poner a la Argentina en donde está hoy, que es en el quinto lugar del ranking mundial, donde muchas potencias como Italia, Serbia o Polonia están detrás nuestro. Creo que hay que valorar y potenciar lo que tenemos y no pedir cosas que realmente no sirven, porque ahora lo que sirve es tratar de disfrutar, potenciar, entrenar y seguir compitiendo y después el nueve por nueve dirá para qué estaremos, pero por ahora la única forma de demostrarlo es allí».

Consultado por la nueva generación que asoma en este deporte, De Cecco no tiene dudas: «Primero que nada, los chicos tienen que demostrar que pueden jugar a este nivel, que obviamente el nivel mayor no tiene nada que ver con lo que es juveniles. Hay un cambio abismal en el vóley. Ojalá estos chicos tengan la posibilidad de jugar una liga voleibolísticamente mejor cada año para que puedan seguir mejorando y poniendo al servicio de la Selección todo lo que ellos aprenden. Pero creo que Argentina tiene mucho con qué hacer el cambio generacional de acá a París. Ya hay algunos chicos que entraron, otros que van a entrar seguramente y muchos otros que de acá a cinco años van a tener la posibilidad de hacerse valer para ganarse un lugar en la Selección Mayor».

Ariadna Bianchi, 2° B, turno mañana