La FIVB lanza Play Clean como una herramienta contra el dopaje

Se trata de un instrumento educativo que servirá para equipar a jugadores de voleibol, de voleibol de playa, árbitros y personal de apoyo con el conocimiento para proteger la integridad del deporte y así asegurar un campo de juego nivelado. En otras palabras, se trata de informar y educar a la comunidad del voleibol mundial sobre sus derechos y responsabilidades con respecto al antidopaje. Play Clean será una experiencia de aprendizaje interactivo que incorpora lecciones y cuestionarios sobre una variedad de temas, y que se actualizó para alinearse completamente con los cambios realizados en el Código Mundial Antidopaje, en 2021.

La herramienta fue desarrollada junto a CSCF & Partners Consulting, una organización sin fines de lucro que trabaja para proteger el deporte de aspectos negativos como pueden ser manipulaciones en el deporte, corrupción y fraude, y que sus principales actividades son brindar educación y consultoría. Su objetivo es alentar a expertos respetados y experimentados a compartir sus experiencias y crear conciencia sobre la corrupción deportiva con los atletas, los funcionarios deportivos, las fuerzas del orden, los funcionarios gubernamentales y el poder judicial y trata de encontrar y solicitar solo a los expertos más respetados y experimentados en los campos de interés.

Play Clean es un requisito obligatorio para que los atletas y el personal médico acreditado participen en las competiciones mundiales y de la FIVB. El programa se actualizará cada ciclo olímpico y/o cuando se realicen cambios importantes en el código y estará alojado en el Sistema de Gestión de Aprendizaje  de la FIVB, junto con todos los demás cursos en línea ofrecidos por la FIVB a sus partes interesadas.

Según palabras de Ary Graça, presidente de la FIVB, «ésta herramienta educativa, gratuita y online va a garantizar que nuestros interesados ​​comprendan plenamente sus responsabilidades, para que así puedan desempeñar su papel en la protección del deporte limpio y la integridad del voleibol y el voleibol de playa». Para él, la educación es un arma fundamental para garantizar y asegurar un campo de juego equitativo, pensando en el juego limpio, y por ello continuará apoyando a la Familia del Voleibol con recursos educativos, como en éste caso fue el programa Play Clean.

Rodrigo Zalazar, 2° B, turno mañana