Los Pumas y su peor actuación histórica en el Rugby Championship

Una mala preparación, varias bajas por lesiones y problemas afuera de las canchas, llevaron a que finalizaran cuartos en el Rugby Championship, sin sumar puntos tras perder sus 6 partidos.

Los Pumas, el seleccionado argentino dirigido por Mario Ledesma, cerraron su peor actuación histórica en el Rugby Championship, torneo que disputa desde 2012, tras perder sus 6 partidos y no sumar puntos, ya que tampoco obtuvieron los denominados puntos bonus, por marcar tres o más tries en un partido o por perder por siete o menos puntos.

Fue un golpe durísimo para el rugby de nuestro país que venía en alza tras la obtención de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, cierto es que se dio en una modalidad distinta, la de siete, pero sin dudas fue un suceso importantísimo para el deporte. Así como el gran torneo que se había hecho en 2020, en donde no participó Sudáfrica y se enfrentó en un Tres Naciones a Nueva Zelanda y Australia, en el que logró sumar 8 puntos, quedar segundo y vencer por primera vez en su historia a los All Blacks, siendo la séptima selección en conseguirlo.

Sin embargo, las cosas no salieron como se pensaban y Los Pumas igualaron el torneo de 2017, el peor de su historial, en el que tampoco habían sumado puntos. ¿Los motivos? Fueron diversos: un largo período sin disputar partidos oficiales y una mala preparación que llevó a un mal juego, varias bajas por lesiones e incluso problemas afuera de las canchas, lo cual derivó en este suceso inédito.

El conjunto dirigido por Ledesma, apenas había disputado una serie de tres amistosos, en junio. El primero fue ante Rumania, un equipo menor, al cual venció 24 a 17, dejando varias dudas en su juego. En cuanto a los otros, se midió en ambos casos ante Gales, un equipo de primera línea  europea, con el que igualó 20 a 20, jugando 55 minutos con un jugador menos y al cual venció por 33 a 11 en el segundo encuentro. Culminando la ventana de junio de buena forma, pese a ese mal primer partido.

Sin embargo, la preparación para un campeonato de la magnitud del Rugby Championship, en el cual debían enfrentar a tres de las mayores potencias mundiales, fue muy pobre y se hizo notar.

En el primer encuentro sufrió una derrota por 32 a 12 ante Sudáfrica, en lo que fue una tónica del resto del torneo, un equipo que mostraba errores atípicos, en el manejo de la pelota, en la falta del habitual orden defensivo, una de sus principales virtudes, e incluso mostrando errores disciplinarios, recibiendo tarjetas innecesarias que perjudicaron al equipo a la larga.

Además empezaron los problemas en la enfermería, 17 bajas a lo largo del torneo. Las lesiones de Facundo Isa, un esguince en la rodilla derecha, la cual lo desafectó del torneo, y Matías Moroni un desgarro del cuádriceps derecho, fueron las que comenzaron la larga lista.

Además también comenzaron los problemas en entrenamientos: Santiago Mare (desgarro en el recto anterior derecho), Nicolás Sánchez (desgarro en el recto anterior izquierdo) y Santiago Carreras (distensión en el sóleo izquierdo).

Previo al segundo cruce con los campeones del mundo, una nueva derrota por 29-10, Carlos Muzzio fue diagnosticado con un esguince acromioclavicular. Además, Nahuel Tetaz Chaparro y Francisco Gómez Kodela volvieron a sus clubes luego de los dos partidos frente a los Springboks.

En la tercera fecha llegaría la caída más dura, 39-0 frente a Nueva Zelanda. No salió nada y ante el mejor equipo del mundo se notó. Para colmo se sumaron cinco nuevas bajas: Jerónimo De La Fuente (desgarro en el aductor izquierdo), Rodrigo Bruni (traumatismo en el hombro), Facundo Gigena (sobrecarga muscular en el gemelo derecho), nuevamente Sánchez (esguince de tobillo izquierdo) y Bautista Delguy (desgarro isquiotibial derecho).

A su vez durante la semana, Ignacio Ruiz sufrió una lesión grado 1 en el músculo sóleo y Matías Orlando una reagudización de su pubalgia. De esta forma Los Pumas, llegaron al segundo encuentro ante los All Blacks con un sinfín de bajas y pese a que mejoraron en el juego, nada pudieron hacer y fueron vencidos por 36 a 10.

Lamentablemente en la anteúltima fecha nada cambió. Perdieron 27 a 8 frente al local, Australia y se sumaron tres nuevos afectados por lesiones: Tomás Lezana (desgarro del bíceps femoral derecho), Santiago Cordero (fractura de nariz) y Facundo Gigena (esguince acromioclavicular).

Además de estas bajas inesperadas, Mario Ledesma tampoco pudo contar para el Rugby Championship con Tomás Cubelli, quien antes de la competencia se lastimó en una de sus muñecas y tuvo que ser operado.

Pero finalmente el punto más bajo fue en la previa al último partido frente a los Wallabies. Seis jugadores (Sebastián Cancellieri, Joaquín Díaz Bonilla, Felipe Ezcurra, Pablo Matera, Santiago Medrano y Santiago Socino), el manager Lucas Chioccarrelli y el analista de videos Rodrigo Martínez asistieron  a una excursión en el estado de Nueva Gales del Sur y al regresar a Queensland, sede del partido, fueron impedidos de entrar, por romper la burbuja sanitaria. Por lo que no pudieron estar en dicho encuentro. Ese partido también se perdió (32 a 17) y ni siquiera se pudo un punto por bonus.

Una actuación para olvidar rápidamente.

 

Estéfano Del Bianco, 2° B, turno mañana