El Juego del Calamar: una vuelta a la infancia con un giro macabro

Esta nueva serie original que mezcla lo infantil con lo sangriento busca atrapar al espectador por ver quién sobrevive.

Hace ya un par de semanas que se puede ver en la plataforma Netflix una nueva serie surcoreana que la está rompiendo en todo el mundo: “El Juego del Calamar”. Este nuevo proyecto está escrito y dirigido por Hwang Dong-hyuk, quien también trabajó en diferentes películas como “The Fortress”, “Miss Granny” y “Silenced”. La serie consta de nueve episodios de aproximadamente 50 minutos cada uno, y que, según comentó el propio director, le tomó casi 10 años realizarla, ya que se le ocurrió la idea por primera vez en 2008, luego de haber leído un cómic sobre personas que crearon un juego con reglas extremas. Gracias a Netflix pudo cumplir este sueño, asumiendo por primera vez dirigir una serie saliendo de su estilo clásico que eran las películas.

Poster

El cartel publicitario dice: “45.600 millones de wones arruinan el sentido de inocencia infantil de los adultos”. El director quiso recrear juegos comunes que la mayoría de los surcoreanos jugaban en su infancia, pero con un giro inesperado. En una charla Hwang Dong-kyuk dijo: “Quería hacer un drama de supervivencia que fuera más coreano, a su vez también quería crear un sentido de conexión entre los juegos nostálgicos que jugábamos en nuestra infancia y el sentido de competencia sin fin que sienten los adultos modernos”.

El juego del calamar cuenta la historia de Seong Gi-Hun, un hombre que tiene una adicción a los juegos de azar y se pasa la vida apostando y perdiendo plata. Cuida de su madre, que tiene una enfermedad, y está separado de su mujer y de su hija. Al acercarse el cumpleaños de esta última, consigue ganar una de las apuestas y tener dinero suficiente para el regalo, pero unos cobradores lo descubren y lo persiguen sacándole todo lo que tenía.

Al intentar volver a su casa, un hombre en el metro le dice que si quiere ganar dinero fácil juege un juego infantil, cosa que acepta y aunque pierde casi todas las rondas, llevándose una cachetada como respuesta, logra ganar una mano y el hombre le paga en efectivo dejándole una carta con un número al que llamar si quiere seguir jugando.

Ante la imposibilidad de ayudar a su madre para atenderse en el hospital y la chance de perder a su hija para siempre, decide llamar al número de la carta para participar de los juegos. Allí descubre que no es el único, sino que hay otras 455 con problemas económicos que también fueron tentados a participar de este misterioso juego que ofrece una gran cantidad de dinero para el ganador, lo suficiente para poder comenzar una nueva vida. Pero lo que parece tratarse de unos simples juegos de niños, pronto se revelarán como lo que en realidad son: una lucha aterradora y escalofriante por sobrevivir.

A lo largo de la historia se encontrará con diferentes personajes que se irán uniendo a Gi-Hun como Sang-Woo, un amigo de la infancia que se hizo rico al haber estafado a sus clientes y por eso es buscado por la policía y varios cobradores; Sae-Byeok, una exiliada norcoreana que escapó con su hermano y trata de conseguir dinero para estar en una mejor condición de vida lejos de sus padres; Oh Il-Nam, un hombre mayor que padece un tumor cerebral y prefiere estar ahí jugando antes que vivir afuera en el mundo real sin nada por hacer.

Todo esto es visto por un hombre de máscara negra que es el villano de la serie, y para mantener el orden se encuentran otros personajes vestidos con monos rojos y también máscaras oscuras que tienen varios símbolos, como círculos (identifica a los trabajadores), triángulos (representan a los soldados que están armados) y cuadrados (que son los jefes de la armada y toman las decisiones más importantes). También dentro de la historia, cerca de la culminación del juego, aparecen los VIP que son personas millonarias e invitados por el líder para disfrutar en vivo de los juegos y poner su dinero para apostar quién puede sobrevivir.

Para catalogarla dentro un género se puede decir que esta serie entra en la lógica del estilo Battle royale, que se inició con una película japonesa del mismo nombre en el año 2002, cuya trama se centra en un grupo de personas que deben eliminarse y solo una sobrevive. Otras películas, series o juegos que pueden relacionarse con este género son “Los Juegos del Hambre”, la colección de películas de “Saw”, el juego “Fortnite” y otra serie original de Netflix como “Alice in Borderland”.

Ezequiel Hernan Garcia