Se retiró Leonardo Mayer y quedó su huella en la Copa Davis

El correntino dejó su huella en el equipo nacional con partidos emblemáticos y en la obtención de la Ensaladera en 2016. Se despide a los 34 años.

Llegó el final. Leo Mayer, baluarte fundamental en la obtención de la Copa Davis de Argentina, colgó la raqueta.

Era un retiro anunciado, que se venía postergando. El mismo Mayer había declarado, luego de perder en la clasificación para entrar dentro del cuadro principal de Roland Garros en mayo de este año, que el alejamiento de las canchas era un tema que venía contemplando. “Puede ser que este haya sido mi último torneo. Tengo que llegar a casa y analizar la situación. Estoy muy cansado de correr, de jugar, de que la plata no alcance. Con mi ranking no me alcanza para traer un entrenador. Es muy complicado. Tengo que pensarlo un poco”, habían advertido el Yacaré. 

Finalmente lo que se venía especulando terminó sucediendo, ya que en el mediodía del jueves 7 de octubre, el correntino decidió postear una carta en sus cuentas de redes sociales, donde brindó un extenso discurso abriendo su corazón y contando los motivos de su decisión y repasar su historia. 

“Hola… Quiero anunciar que me retiro del tenis profesional. El tenis me dio muchas alegrías y es parte de mi vida desde muy chiquito. Siento que ya es hora de cerrar este capítulo maravilloso como jugador”, afirmó en el arranque. 

“Esta decisión está tomada con todo el apoyo de mi familia y de las personas que siempre me acompañaron para que yo pudiera lograr mis objetivos. Tuve momentos inolvidables gracias al tenis, como participar de todos los torneos, ganar alguno, competir contra los mejores, ser parte del equipo argentino de Copa Davis y ganarla” prosiguió, y finalizó dando las gracias a su pareja por el soporte, y adelantando qué será de su futuro: “Gracias a mi esposa Milagros que fue parte de todos los momentos vividos y apoyo fundamental, tenemos tres hijos hermosos que son los mejores trofeos… Muchas gracias y seguiré muy metido en el tenis… Hasta siempre».

Mayer, que nació en la Ciudad de Corrientes, llegó a colocarse en el puesto número 21° del ranking mundial a mediados del año 2015. Asimismo, consiguió coronarse dos veces en el ATP 500 de Hamburgo, en 2014 y en 2017, tras derrotar al español David Ferrer y al alemán Florian Mayer, respectivamente, en las finales. Los dos títulos conseguidos en la ciudad alemana conforman el palmarés en condición de singlista.

En dobles, logró darse el gusto de ser campeón en tierras argentinas al ganar el ATP de Buenos Aires cuando hizo pareja con el austríaco Olivier Marach en 2011.

De todas maneras, el logro más destacado en la carrera del ahora ex tenista fue la obtención de la Copa Davis, su torneo ideal. Además de ser parte fundamental para conseguir la la “Ensaladera” en 2016, dos años antes había sido un factor decisivo para mantener la categoría mientras que en 2015 tuvo actuaciones a un altísimo nivel en la serie ante Brasil.

Si bien Leo fue una pieza importantísima en la formación que planteó Daniel Orsanic cuando Argentina se coronó (disputó dos partidos de octavos de final, ambos con victoria, el quinto punto de las semifinales ante Gran Bretaña, también con triunfo, y el mencionado cotejo en la final), va a quedar en la historia por su infartante duelo ante Joao Souza cuando el conjunto argentino se enfrentó ante Brasil en 2015, ya que el partido duró duró 6 horas y 42 minutos de juego, convirtiéndose en el encuentro de singles de mayor duración de tiempo, y definiéndose en parciales de 7-6(4), 7-6(5), 5-7, 5-7 y 15-13 a favor de Mayer.

A raíz de este choque, se dio un cambio de paradigma; se decidió que no se vuelva a jugar un 5to set tan largo al empezar a implementar tie break tradicional cada vez que hubiera un quinto parcial definitivo para preservar la integridad de los jugadores.

La noticia del alejamiento de las canchas de Mayer provocó que excompañeros del Yacaré ocupen las redes sociales para despedirlo. Entre los mensajes más destacados aparecen los de Juan Martín Del Potro que le dedicó las siguientes palabras: «Leo, felicitaciones por tu enorme carrera, un placer para mí haber crecido juntos. Te deseo lo mejor en tu nueva etapa y por siempre gracias por la Davis! Te quiero amigo!». Otro que también le hizo saber de su afecto fue Diego Schwartzman, que escribió: «Bravo, Yaca! A disfrutar con la familia todo lo logrado».