La gente volvió a los estadios pero hay que acatar las reglas

Volvió el público a las canchas del ascenso argentino con algunas polémicas.

Luego de un larguísimo tiempo, llegó el día. En esta pasada fecha se escucharon cánticos de fondo en todos los partidos, pero no era por parlantes, eran los hinchas que estaban sedientos de ir a los estadios a alentar.

El primer local en la B Nacional fue Belgrano, quien recibió a Deportivo Riestra, en búsqueda de sumar puntos para entrar al reducido por un ascenso. Luego de 19 meses sin ver al «Pirata» desde las tribunas, horas antes del partido se podía sentir que el estadio “Gigante de Alberdi” no iba a cumplir con el aforo permitido. Y así fue, a la salida de los jugadores al terreno de juego se pudo ver que había más de 15 mil personas.

Público del local al salir los equipos.

Este no fue el único caso, el más llamativo fue el de San Martín de Tucumán, que al ser local ante Gimnasia de Mendoza, se llegaba a notar que había llenado en casi su totalidad las gradas.

«La Ciudadela» antes de comenzar el encuentro.

Estos 2 casos de la segunda división, más tres de la primera (Rosario Central, River y Vélez), están siendo seguidos por el Gobierno Nacional, las autoridades sanitarias y de seguridad. Se especula que hayan sanciones económicas y reducir la capacidad de gente para los siguientes partidos.

«El Monumental» antes del superclásico.

Pero no por unos pocos la fiesta se arruinó, hubieron varios que cumplieron con lo pactado de forma correcta y eso es para festejar. Hubieron hinchas que a pesar de la derrota de su club se fueron felices tras regresar a un lugar tan simbólico para ellos.

Falta poco para el comienzo de la nueva jornada, los equipos que no tuvieron la posibilidad de tener a sus aficionados presentes tendrán esa oportunidad, donde se espera, no sigan el mal ejemplo de impedir las normas y sea lo más correcta posible.

Francisco Gonzalo Cajal, 2°b T.T