Polémica en la NBA por la vacunación contra el Covid-19

A pocos días del inicio de la liga estadounidense, la controversia respecto a los jugadores que no desean ser inmunizados está amenazando la competición

En la NBA se vive un clima tenso durante las últimas semanas debido a la polémica respecto a la vacunación contra el Covid-19. Numerosas ciudades, en pos de garantizar la salud pública, decretaron normas por las cuales se requiere obligatoriamente la inmunización con por lo menos una dosis, razón por la que figuras como Kyrie Irving han mostrado su molestia.

Los organizadores de la liga estadounidense, previamente, garantizaron que los jugadores sin vacuna puedan ser partícipes, no obstante e independientemente de ello, Mike Bass, portavoz de la entidad, declaró: «Cualquier jugador que elija no cumplir con los mandatos locales de vacunación no recibirá ningún pago por los partidos que pierda». De esta manera Irving, ajustándose a las consecuencias, perdería alrededor de medio millón de dólares en cada encuentro que no pueda jugar en tanto se mantenga en su postura, conservando así la descabellada idea de «complot racial» a través de la campaña de inoculación.

La temporada está próxima a iniciarse -lo hará el 19 de octubre- de tal modo que el 90% de los jugadores de la NBA, porcentaje que representa a los inmunizados, podrán ser parte de los encuentros deportivos. En tanto Irving como otras figuras, por ejemplo Andrew Wiggins -Golden State Warriors-, que reafirmó que no se vacunará mientras nadie lo obligue, y Bradley Beal -Washington Wizards-, quien se ve renuente a inocularse por «motivos personales», no podrán ser partícipes de eventos bajo techo en las ciudades donde se precisa aunque sea la primera dosis.

Al margen de esta situación, LeBron James ha dado un vuelco en su postura y aceptó ser vacunado, declinando la idea que sostenía al igual que sus colegas. Tras realizarlo comentó: «Sé que era muy escéptico la respecto, pero después de investigar por mi cuenta sentí que era lo más adecuado para mí, mi familia y amigos. Por eso decidí hacerlo». Y, además, optó por dejar una frase concientizadora, por lo que añadió: «El objetivo final es ganar un campeonato y eso empieza por estar sano».

Cyntia Santa Cruz, 2°B, turno mañana