Se fueron a vacunar afuera, reclaman el certificado oficial y el Gobierno no se los da

Se aplicaron la vacuna del Covid 19 en otro país y piden figurar en el registro oficial argentino, pero el Gobierno rechaza el reclamo; se encuentran en la misma situación los que participaron en ensayos clínicos

El Coronavirus generó un caos en el mundo entero y en las personas, no solo en su cuerpo sino también en lo psicológico, por lo que la aparición de la vacuna produjo que mucha gente se la quiera dar, pero ante la imposibilidad de tenerla en el momento, muchos optaron por ir a otros países para recibirla. Y si bien hoy cuentan con la protección contra la enfermedad, ahora tienen otro problema; se sienten discriminados porque, si bien se vacunaron contra el Covid, no cuentan con el certificado de vacunación que expide el Estado argentino a través de la plataforma Mi Argentina, y se estudia que el número de personas que están en dicha situación superaría las 30.000.

Pero dentro de ese número, también se encuentran la gente que participó de estudios de fase 3.

Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, habló con Clarín y explico que “Mi Argentina es un sitio que solo extiende certificados oficiales a argentinos, residentes o naturalizados, sea el Documento Nacional de Identidad o el carnet de conducir… esos certificados tienen validez per se”.

Además contó que los vacunados en el exterior representan una dificultad: «No podemos entrar a la base de datos de otro país para chequear que la persona se haya vacunado en las condiciones que dice su constancia. Y no sabemos si es original o no, es decir, no podemos garantizar su veracidad”, señaló.

Y agregó: «La solución no es tan sencilla. Por un lado, es complejo y le pasa a todos los países, por lo que está habiendo un intercambio de modelos de certificados, como para saber qué modelo utiliza cada país. Pero, aún así, sigue el problema de cómo certificar la veracidad del papel que presenta la persona”.

Mientras no haya una homologación internacional consensuada, el Gobierno baraja una solución transitoria o intermedia.

“Que la persona cargue por sí sola sus datos de vacunación, ya que nosotros no podemos levantarlos de ninguna base. De este modo, luego podría descargarse, no un certificado de vacunación, pero sí al menos una constancia de que cargó los datos, como si fuera una declaración jurada y el Estado registra que se hizo ese procedimiento”, aseguro la funcionaria.

Tarragona también habló del otro grupo que está reclamando, que son las más de 28.000 personas que fueron vacunadas en estudios clínicos de Janssen, Pfizer, Sinopharm, Cansino, Curevac y Medicago, y que no figuran en el Nomivac, y afirmó: “Para que sus datos se den a conocer, tienen que dar el consentimiento porque los estudios son absolutamente confidenciales. Los laboratorios no pueden abrir el listado de personas así como así y por eso esas personas no están cargadas en nuestro registro”. Pero también dio una luz de esperanza para ellos: «La semana que viene ya va a estar operativo un sistema especial para que quienes participaron de ensayos clínicos y así lo deseen, puedan inscribirse y tener sus certificados.”

Por otro lado, explicó que para poder contar con dichos certificados deberán tener el DNI argentino, por lo que los extranjeros no residentes vacunados en el país, al no tener DNI, seguirán sin certificado oficial.

Gianluca Primo Bermúdez