El Presidente será papá y reabre el debate por la licencia por paternidad

Argentina se encuentra entre los peores países de América Latina que consienten este derecho de paternidad por menos de 5 días según un estudio publicado por Unicef en 2020.

El Presidente de Argentina junto a La Primera Dama.

El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, confirmó que su pareja, Fabiola Yáñez, está embarazada y que actualmente se encuentra en su undécima semana. A la vez, el médico presidencial, Federico Saavedra, informó que el estado de salud de la Primera Dama es bueno y que está “bajo estricto control médico”.

Con la llegada del bebé, Fernández, de 62 años, se convertirá en papá por segunda ocasión, ya que es padre de Estanislao Fernández, también conocido como «Dyzhy» de 26 años. En el caso de Yañez será su primer/a hijo/a.

Fabiola Yañez confirmó su embarazo con estas imágenes.

Esta noticia reactivó si se debe o no extender la licencia por paternidad en Argentina que, desde 1974 (Ley 20744) ampara solamente dos días de corridos para los empleados en relación de dependencia y 15 días para los trabajadores del sector público.

En febrero del corriente año, Itaí Hagman -diputado de Frente de Todos- presentó un proyecto para aumentar la licencia para padres a 30 días, de carácter transferible, obligatorio y remunerado. Esta iniciativa fue acompañada por sus pares oficialistas Gabriela Cerruti, Cecilia Moreau, Leonardo Grosso, Mara Brawer, Hugo Yasky, Fernanda Vallejos, Federico Fagioli, Mabel Caparros y Adolfo Leiva Miner.

En julio, la ampliación e incorporación de licencias laborales fue parte de la agenda en el Congreso. Tanto la Cámara de Senadores y la Comisión de Trabajo y Previsión respaldaron un incremento de los días de licencia por paternidad de 2 a 10 días y por maternidad de 90 a 100 días, e inclusión por adopción y fertilización asistida.

Una campaña del grupo ELA en Twitter para asegurar paternidades responsables y presentes.

La licencia para personas no gestantes solo contempla un modelo tradicional de familia que, en el mundo de hoy no es el único vigente. Además, condiciona las decisiones laborales de las mujeres. El jefe de Estado contemplará estas desigualdades cuando sea padre nuevamente y, quizás, este escenario represente el mejor momento para replantarse las licencias laborales existentes en el país.

 

Luis Eduardo Muñoz