Jair Bolsonaro finalmente asistirá a la asamblea de la ONU en Nueva York

La presencia del presidente de Brasil había sido puesta en duda por no estar vacunado

El presidente de Brasil abrirá la 76º Asamblea General de la ONU

Tras unos días llenos de especulaciones acerca de si Jair Bolsonaro asistiría a la asamblea general de la ONU, finalmente se confirmó que no solo asistirá, sino que dará el discurso inaugural de la 76a. Asamblea anual este martes. Las especulaciones surgieron debido a que el líder del Partido Social Liberal no se encuentra vacunado y se ha proclamado en reiteradas ocasiones en contra.

De este hecho se desprende una especulación: Bolsonaro podría haberse vacunado en secreto debido a que en su momento fue muy crítico de la aplicación de las mismas, sumado a un conjunto de decisiones que a día de hoy deja al país vecino con más de 590.000 muertes. Sin embargo, antes de emprender viaje hacia Estados Unidos declaró que considera estar dotado de «anticuerpos suficientes» con los que enfrentar la posible dolencia.

Incluso representantes de Brasil ante el mundo se oponen a esta decisión anti vacuna, como es el caso de Paulo Sérgio Pinheiro, jurista integrante del sistema de Naciones Unidas: «La imagen del presidente de la República es pésima, el hecho de que no acepte vacunarse ni siquiera para ir a la Asamblea de la ONU es algo que no tiene equivalentes a nivel internacional. Vamos a tener al más negacionista de los negacionistas hablando ante el mundo. Ni siquiera el presidente Trump hizo algo igual, porque Trump se vacunó»

«En los diarios de Europa y en los más importantes del mundo se publican todos los días noticias negativas de Bolsonaro, es visto como un enemigo de los derechos humanos, de la Amazonia, de los pueblos indígenas. Fuera de Brasil las personas se sorprenden con su reivindicación de la tortura y la dictadura, su homofobia,», agregó el diplomático que integra la organización humanitaria Comisión Arns, de San Pablo.

Además, Bolsonaro adelantó que uno de los puntos que tocará en su pronunciamiento será un debate sobre los derechos ancestrales de los indígenas brasileños a las tierras que existe en Brasil y que hoy es objeto de un juicio en la Corte Suprema. Según el propio presidente de Brasil, se alertará sobre el riesgo alimentario que puede sufrir el mundo si es que se reconoce este derecho que se está reclamando.

Entre otras declaraciones, el mandatario dijo que la pandemia y la crisis energética que vive actualmente Brasil, serán otros de los temas que abordará en su discurso en la asamblea, que se llevará a cabo entre el 21 y el 27 de septiembre.

Maximiliano De Clementi