Emma tiene 12 años y no puede jugar al fútbol junto a sus compañeros varones porque su Liga no permite equipos mixtos

La niña es oriunda de la localidad de Guaminí, provincia de Buenos Aires. No baja los brazos y, junto a sus padres, pelea por poder jugar oficialmente en su club.

Emma y el deseo de jugar oficialmente junto a sus compañeros varones.

Emma Rodríguez es una niña de 12 años que vive en la pequeña localidad de Guaminí, provincia de Buenos Aires. Al igual que muchos chicos y chicas, sueña con jugar al fútbol profesionalmente, y desde los 7 que practica el deporte junto a sus compañeros varones del Club Deportivo Empleados de Comercio. Pero a diferencia de ellos, enfrenta un particular y único obstáculo en plena etapa formativa: la imposibilidad de jugar de manera oficial por no estar permitidos los equipos mixtos.

Emma desde el sitio en el que mira todos los partidos que juegan sus compañeros.

El impedimento se generó cuando su club presentó este año la ficha de ella y del resto de sus compañeros en la Liga Regional de Coronel Suárez -que es la encargada de organizar los torneos locales- y los responsables de la misma la rechazaron. El argumento que sostienen las autoridades está sujeto a las reglas de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino): no están contemplados los combinados mixtos en categorías competitivas. Por lo tanto, Emma no puede jugar.

Guaminí tiene poco más de 3000 habitantes, y las únicas chicas de su edad que juegan al fútbol no son suficientes para poder armar un torneo femenino paralelo. Es por eso que, tras la negativa de la Liga Regional, los padres de Emma emitieron una denuncia por discriminación ante el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo).

“Realmente pensamos que es un acto discriminatorio. Se le está diciendo a Emma que no puede seguir jugando porque es nena. Consideramos que se está vulnerando el derecho de practicar su deporte preferido. Lo único que queremos es que ella tenga las mismas oportunidades que sus compañeros varones”, expresó su madre, Soraya Ciacchia García, en TN Todo Noticias.

Soraya, junto al padre de Emma, Eduardo Rodríguez, abrieron una cuenta de Instagram para poder difundir la problemática e invitar a la gente a que los apoye. El caso tuvo un buen alcance y Rocío Bueno, jugadora de Racing, la invitó al predio y también a realizar un entrenamiento junto al plantel femenino.

https://twitter.com/racingclub/status/1435970475398684676

“Las ligas de Madariaga y de Bahía Blanca incluyen niñas de 12 e incluso 14 años en equipos con varones”, destacó Soraya, quien no parará hasta que su hija pueda volver a disfrutar de lo que ama: el fútbol.

Leandro Ariel Ordoñez. 2°B T.T.