Diede de Groot y Dylan Alcott lograron lo que Djokovic no pudo: el Golden Slam

Tras consagrarse en el US Open, cerraron un 2021 perfecto e hicieron historia en tenis adaptado.

Alcott, de Groot y Graf: los únicos tres tenistas en conseguir el Golden Slam (AFP).

Mientras el público esperaba que se hicieran las cuatro de la tarde (hora neoyorquina) en el Estadio Arthur Ashe para ver el enfrentamiento entre Novak Djokovic y Daniil Medvédev, en el Louis Amstrong Stadium se jugaron dos partidos que quedarán para la historia. Pues, 33 años después de que Steffi Graf lograra lo hasta ahora inigualable, los jugadores de tenis adaptado Diede de Groot y Dylan Alcott se le sumaron en el olimpo del deporte mundial. Actuales N°1 en su respectivas categorías, la neerlandesa y el australiano se consagraron, en ese orden cronológico, en el último “grande” y cerraron así sus Golden Slam (es decir, la hazaña de ganar los cuatro GS y la medalla dorada olímpica/paralímpica en un mismo año).

En la modalidad “Open” (atletas con pérdida total o parcial de, al menos, una pierna) del tenis en silla de ruedas femenino, Diede de Groot venció 6-3 y 6-2 a la japonesa N°2 del mundo Yui Kamiji en el partido definitorio. Encima, un día antes, ya se había consagrado junto a su compatriota Aniek Van Koot en dobles, tras derrotar por 6-1 y 6-2 a la misma asiática que enfrentaría luego de forma individual, y su pareja británica Jordanne Whiley.

Así, con solo 24 años, la nacida en la ciudad de Woerden sumó dos trofeos más y llegó a la monumental suma de 24 majors, una docena en la modalidad individual y la otra mitad como doblista. A todo eso hay que agregarle tres preseas ganadas en Juegos Paralímpicos: durante la última cita en Tokio se llevó la dorada en dobles y singles, mientras que en Rio 2016 se había subido al segundo lugar del podio en parejas femeninas.

Finalizado el partido de la neerlandesa, Dylan Alcott se enfrentó a Niels Vinks, también de Países Bajos. Por la final de la modalidad “Quad” (en la que participan jugadores con dificultades en, por lo menos, tres extremidades) de tenis adaptado, el nacido en Melbourne en 1990 venció en dos sets (7-5 y 6-2) a su rival y se llevó a casa su título de Grand Slam número 23 (15 en singles y 8 como doblista). Además, tiene en su haber tres oros paralímpicos como tenista, dos en individual (Rio 2016 y Tokio 2020+1) y uno en dobles (Rio 2016). A su vez, en los Juegos de 2008 había formado parte de la selección australiana de básquet en silla de ruedas, que fue nada más ni nada menos que campeona olímpica. Cuarta presea en su haber entonces.

Curiosamente, además de haber tenido casi simultáneamente su tarde “golden” en Nueva York, en 2019 Alcott y de Groot habían conseguido completar el Grand Slam en un año calendario, pero en dobles. ¿Podrán sus nombres volver a cruzarse en el libro de la historia grande del deporte?

 

Natalia Schaller – 2°A TM