Día del maestro: el permanente saludo a Domingo Faustino Sarmiento

El 11 de septiembre se homenajeó al considerado “padre del aula” quién falleció en 1888; durante la jornada, también se distinguió a los educadores de todo el país

En el Día del Maestro se conmemora el 133° aniversario de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento, a lo largo de su vida se destacó como docente, escritor, periodista, pedagogo, estadista, político y militar. A su vez, se desempeñó como gobernador de la Provincia de San Juan y ocupó el cargo de Presidente de la Nación entre 1868 y 1874.

La educación fue el principal motivo por el cual se reconoce a Sarmiento como el prócer que pasó a la inmortalidad. De acuerdo con sus ideas, la enseñanza era una herramienta fundamental para el progreso del mundo. En 1849 escribió “Educación Popular», un libro en el que desarrolló su pensamiento educativo. Luego de esa obra permitió promulgar la ley 1420 de Educación Primaria, Obligatoria, Gratuita y Laica, durante el gobierno de Roca.

Dicha conmemoración tuvo su inicio en la Conferencia Interamericana de Educación, que fue desarrollada en Panamá en 1943. Dos años después, el presidente de aquel entonces, Edelmiro Farrell, por medio de un decreto instauró de manera oficial la celebración del Día del Maestro en homenaje a Sarmiento, quien durante su gobernación tuvo la particularidad de promover la educación en nuestro país.

Por este motivo, a través de la Ley de Subvenciones del año 1871, estableció los fondos para la creación de escuelas y compró materiales y libros. A lo largo de su mandato, con el apoyo del gobierno nacional, en las provincias se fundaron alrededor de 800 escuelas. Además, aumentó la cantidad de escolares pasando de 30.000 a 110.000 alumnos en nuestro país.

Con la intención de garantizar la enseñanza primaria, mandó a traer de Estados Unidos docentes para los profesorados de primaria, es decir Escuelas Normales. De esta forma, fundó las primeras escuelas normales de Argentina, siguiendo el ejemplo la Escuela Normal de Paraná fundada en 1870.

Por otro lado, motivó la creación de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, que hasta estos días continúa con el proceso de fortificar las bibliotecas populares como organizaciones de la sociedad civil generando nuevos espacios sociales importantes para el desarrollo de los ciudadanos. También fundó la Biblioteca Nacional de Maestros ubicada en la Capital.

Entre las determinaciones que propuso Sarmiento, incursionó en la Exposición de Artes y Productos Nacionales, que se realizó en la ciudad de Córdoba en 1871. En primera instancia, se promovieron tejidos y curtiembres de todas regiones del país. 

A su vez, en la Universidad Nacional de Córdoba se fundó la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en la cual se dictaba la carrera de Ingeniería. De hecho, con su propuesta se crearon en la región cuyana los Colegios nacionales de Catamarca y San Juan. Posteriormente, en 1876 se convirtieron en la Escuela de Ingenieros de la Provincia de San Juan.

Julián Laya