Adoctrinamiento político, no; circo mediático, sí

A raíz de la polémica instalada de la maestra Laura Radetich, la Dirección General de Escuelas y Educación de la Provincia de Buenos realiza una investigación sobre su conducta para determinar si corresponde sanciones.

La hoguera mediática de los medios de comunicación.

El pasado 26 de agosto se viralizó un video en las redes sociales de la docente Laura Radetich, de 59 años, donde se la puede ver a los gritos y exaltada ante un alumno por diferir en su ideología política. La profesora de Historia defendió al kirchnerismo y criticó a la anterior gestión en la Casa Rosada liderada por Mauricio Macri en una grabación de un poco más de 4 minutos.

La filmación se realizó con un teléfono celular de forma oculta por parte de uno de los estudiantes de cuarto año de la Escuela Secundaria Técnica Nº2 “María Eva Duarte”, de Ciudad Evita en el partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires.

Este episodio fallido, en términos pedagógicos de forjar un debate en el marco de una diversidad de opiniones y perspectivas entre los chicos del aula, fue penado de inmediato por los medios de comunicación hegemónicos del país hasta el punto de colocar la palabra “adoctrinamiento” en la agenda de todos los argentinos y de promocionar sin limitaciones el linchamiento mediático a la profesora.

¿Por qué ocurrió esta lapidación periodística con cobertura en todo el país? O ¿Cuáles son los intereses de estos medios para promulgar este escrache?

En primer lugar, empobrecer el análisis y simplificarlo a opciones binarias de quién es el bueno y el malo a favor de transformar esta situación en un “Show” con el objetivo de venderlo como un producto y sumar más audiencias. En este contexto, el mercado es el juez y verdugo de las relaciones sociales.

En segundo término, establecer la duda sobre el debate político en las escuelas y descontextualizar la idea de la política. Los medios de comunicación masivos aprovecharon este suceso como prueba totalitaria para determinar que existe un adoctrinamiento a nivel nacional, desde el nivel primario hasta el universitario. Este circo mediático buscó que no se hable de política, a pesar de que, las aulas son justamente espacios para proyectar las inquietudes, en especial en la formación de los jóvenes de 16 años que pueden votar.

Una tercera razón son las elecciones legislativas nacionales de las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) a realizarse el 12 de septiembre. Para la fuerza opositora Cambiemos, la educación forma parte de su campaña electoral y es uno de sus ejes en conjunto con la Salud para afrontar al oficialismo. Por tal razón, uno de los primeros en manifestar su repudio sobre el video de la docente de La Matanza fue el exvicejefe de la CABA y Precandidato a Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli.

Diego Santilli, desde Twitter, calificó la escena como “una locura total”.

Este rechazo al adoctrinamiento político en las escuelas y a su vez, la designación el 25 de agosto del profesor Gustavo Albonico -que en sus redes se mostró en contra del INADI y a favor de la dictadura militar- como director de la Escuela Nº 2 “Tomás Santa Colona” en Parque Chacabuco por parte de Rodríguez Larreta y Santilli, ambos hechos representaron una contraposición a qué tipo de educación aspiran dos de los máximos dirigentes de Cambiemos.

Gustavo Albonico se manifestó a favor del cierre del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y del Ministerio de la Mujer.

Por otra parte, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) comunicó su desaprobación total al escrache mediático perpetuado y a la tentativa de posibles sanciones hacia la profesora de la escuela “María Eva Duarte”.

En este sentido la titular de SUTEBA, Romina Del Plá, en conversación con el medio El1 Digital expresó lo siguiente: “Se vio como un ataque a la educación pública y un ataque desmedido contra la docente, a la que se la está haciendo víctima de un escarnio público que no corresponde, utilizando un hecho poco feliz. Se analizó en la asamblea entre todas las corrientes del sindicato presentes y se votó el repudio por unanimidad”. Para mayor información y detalles de la nota periodística: El1 Digital

El espacio de impartir educación en un aula entre una docente y sus alumnos no debe reproducirse con falta de respeto por ninguna de las dos partes ya que las escuelas son lugares donde predominan la pluralidad de ideologías y que, por lo tanto, nunca fueron neutras.

Es claro que el modo y la forma carecieron de ser un acto pedagógico, pero este caso debió ser trabajado y subsanado desde las autoridades correspondientes y no en la hoguera mediática de los medios de comunicación masivos. Por el momento, Laura Radetich fue apartada preventivamente de su cargo.

 

Luis Eduardo Muñoz