Nacido en 1935 en Gualeguaychú, Guillermo Zarba se crió en Concordia y, aunque hace años estaba radicado en Buenos Aires, nunca abandonó su paisaje natural para desplegar sus sonidos en más de cuatro décadas de actividad. A partir de su primera grabación en el año 1976, comenzó a actuar con formaciones instrumentales y a lo largo de su carrera se presentó en diversos escenarios argentinos y del exterior. Se destacó por imponerle a su música una impronta armónica innovadora, por lo que su obra bien puede ser incluida dentro de la música contemporánea.