Siguen las bajas para el básquetbol olímpico

El estadounidense LeBron James anunció que no participará de Tokio 2020my se suma a las ausencias de otros tres jugadores de peso: Nikola Jokic, Nikola Mirotic y Serge Ibaka

LeBron James durante los Juegos Olímpicos Londres 2012.

Luego de la derrota de los Ángeles Lakers por 113-100 ante Phoenix Suns y posterior eliminación en la primera ronda de los playoffs, LeBron James confirmó que no será parte de la delegación estadounidense que viaje a los Juegos Olímpicos. “Creo que voy a jugar al Toon Quad este verano, me centraré en eso”, declaró, a modo de broma, aprovechando para publicitar la película ‘Space Jam: A New Legacy’, que se estrenará el próximo 15 de julio y de la que formará parte. 

El verdadero motivo de tal determinación radica en lo “agotadora”, como él mismo la definió, que fue la temporada. Las lesiones, que aparecen cada vez con mayor frecuencia a sus 36 años, así como también los de Antony Davis, privaron a los Lakers de seguir avanzando y le propiciaron al astro estadounidense la eliminación más temprana en toda su carrera en la NBA.

Volviendo sobre su renuncia, llama la atención, más allá de los problemas físicos, la decisión de no participar en un evento que es lo máximo a lo que puede acceder un deportista. Se puede pensar que, con todo el éxito olímpico que ha tenido, ya no le genere tanta motivación como en su juventud esta competencia. LeBron fue campeón en las ediciones consecutivas de Beijing 2008 y Londres 2012 y anteriormente se había quedado con la medalla de bronce en Atenas 2004. Una leyenda viva que comienza a dosificar sus esfuerzos.

Esta hipótesis tiene aún más sentido si se piensa, por ejemplo, en el caso de Rafael Nadal. El español habló del cansancio y el estrés que le generó la larga gira de torneos sobre polvo de ladrillo para explicar su baja. Sin embargo, más de un mes separan a su último partido en Roland Garros del debut del tenis en Tokyo. Tiempo de descanso que pareciera suficiente. Este es otro caso de un deportista con gran éxito representando a su país. Campeón en singles en Beijing 2008 (semifinal a Novak Djokovic y final a Fernando Gonzalez) y en dobles, junto a su amigo Marc Lopez, en Río de Janeiro 2016.

Volviendo sobre el basquetbol, otro ausencia importante, quizás aún más que la de Lebron, es la de Nikola Jokic. El pivote, compañero de Facundo Campazzo en Denver Nuggets, no faltó a un solo partido durante toda la temporada y su rendimiento fue sobresaliente al punto que lo reconocieron como MVP de la campaña 2020-21. De todos modos, esto trajo aparejado un gran desgaste físico y el que lo sufrirá será el equipo serbio comandado por Igor Kokoskov.

El propio jugador dio los motivos a través del siguiente comunicado: “Simplemente mi cuerpo requiere una ausencia prolongada para recuperarme. Tengo que aceptar eso. Estoy seguro de que los muchachos tienen la calidad para lograr un gran resultado sin mi, lo que nos traerá mucha alegría a todos”.

Otro equipo nacional con dificultades para armar la lista es España, el vigente campeón mundial y medallista en los últimos tres Juegos Olímpicos (bronce en Beijing y Londres, plata en Río). El coach Sergio Scariolo no podrá contar con Nikola Mirotic ni con Serge Ibaka. Además, es duda la presencia de Ricky Rubio. Los dos últimos fueron pilares del reciente título de la Roja en la Copa del Mundo China 2019 y se destacan en clubes de primer nivel, razón por la cual le generan más de un dolor de cabeza al entrenador.

La razón principal, después de una temporada por demás exigente debido al ajustado calendario que impuso la pandemia, claro está, es el agotamiento con el que llegan todos los jugadores a este momento del año. Y esto no aplica solamente para los de la NBA, sino también para los que actúan en Euroliga. 

Este es el caso de Mirotic. La figura de Barcelona comunicó su decisión a la Federación Española de Baloncesto, alegando su intención de dedicar más tiempo a su familia, ya que, con las burbujas que se debieron hacer en cada viaje que realizó el Barça, poco pudo ver a sus seres queridos. Además, teniendo en cuenta que los culés llegaron hasta la final en la máxima competencia de clubes en Europa, el cansancio físico y mental también juega un papel importante.

La situación de Ibaka, por su parte, es algo diferente. El ala-pivote tuvo un gran temporada con Los Angeles Clippers, pero no logró sumar muchos minutos en el tramo final por una grave lesión que sufrió en su espalda. Su equipo lo sufrió y terminó cayendo en la final de la Conferencia Oeste 4-2 ante Phoenix Suns. También expresó la necesidad de tener algunas semanas de descanso y recuperación hasta volver a competir.

Por último, hay una mejor perspectiva al hablar de Ricky Rubio, quien también llega después de una exigente campaña con Minesotta, pero se muestra predispuesto a hacer los esfuerzos necesarios para estar en Tokio: «Ahora mismo estoy quemado. Probablemente sea un sí, pero le debo tiempo a mi familia. Me lo merezco y lo necesito de verdad para resetear todo. No hemos tenido un día libre con la familia durante seis meses”, expresó el base en diálogo con The Athletic .

Juan Nicolás Branz