Pastillas «Fortnite»: allanaron una red de cuevas de cocaína rosa

Detuvieron a una mujer dominicana, sindicada como líder de la banda, un colombiano y dos argentinos.

Una banda de narcotraficantes compuesta por delincuentes de nacionalidad argentina, dominicana y colombiana fue desarticulada tras ser allanados en seis departamentos por la Policía de la Ciudad. Se secuestraron 180 pastillas de éxtasis y más de 50 envoltorios de nailon con cocaína. El operativo descubrió pastillas que llevaban el logo de Fortnite, el famoso videojuego, y que la cocaína era de color rosada. En el ambiente, se la llama «Tusi».

Una persecución y el dato de un informante fueron las pistas iniciales para allanar los seis departamentos, con una sospecha de maltrato infantil en el medio. El precio de las pastillas secuestradas comienza en los 600 pesos. Según el día, el horario y el lugar de compra, el precio puede aumentar. No es lo mismo comprar a un «dealer» productor en su casa o en la calle, que adquirirla en una fiesta clandestina en horario nocturno. Por lo general, el revendedor la coloca más cara en el mercado ilegal. El máximo podría alcanzar los mil pesos.

En las distintas viviendas había elementos de corte, una sartén y un colador. El lugar era, a simple vista, una cocina de la sustancia, la segunda encontrada en la historia de la ciudad.

La líder de la organización sería «Jary», una ciudadana dominicana. Para dar con ella, se implantó un operativo de vigilancia en las inmediaciones de uno de los domicilios allanados. La encontraron en la calle, en los alrededores de uno de los inmuebles allanados. Entre sus pertenencias tenía cinco envoltorios con cocaína.

En los procedimientos también secuestraron tres balanzas de precisión, un revólver, más de 120 tubos plásticos, algunos vacíos, y otros con la sustancia «Tusi»; tres recipientes tipo mortero y distintos elementos que se implementaban para la manipulación de la droga.

Conocedores del mercado narco local aseguran que las pastillas Fortnite, en color rojo, verde o lila, comenzaron a verse a comienzos de 2021, lo que habla de una nueva ruta abierta en medio de la pandemia. Los «dealers» que las tuvieron en su poder las anunciaron como pastillas de alto poder, con un efecto de calidad elevada y una carga fuerte de MDMA, el principio activo del éxtasis.

Tomar polvo rosa, aunque sea en cantidades bajas, es muy peligroso. Representa un riesgo tremendamente muy alto  para la salud. Puede llegar a provocar consecuencias devastadoras tanto para el organismo como para el cerebro. Desde el primer momento, pueden aparecer las secuelas del consumo y alterar completamente el estado psicológico y emocional de la persona. Uno de sus efectos más probables son los ataques de pánico y de ansiedad inducidas por las alucinaciones que provoca la droga.