Después de mucho tiempo, llegó el ansiado informe de los Ovnis

El gobierno de Estados Unidos reveló su informe donde hay más de 140 imágenes de "fenómenos aéreos no identificados" sin ningún tipo de explicación

Luego de mucho tiempo de espera, el Servicio de Inteligencia estadounidense dio a conocer la lista deseada de mucha gente que le gusta el tema de la posible vida extraterrestre, pero la realidad es que dejó muchas más preguntas de las respuestas que podía responder.

Estas imágenes fueron vistas por muchos pilotos militares y ninguno pudo explicar lo que veían, además remarcaron que probablemente «no haya ninguna explicación». El texto publicado por la oficina de la Directora de Inteligencia Nacional dijo que actualmente no disponían de esa información en sus base de datos para poder darle a estos incidentes a causas específicas.

El informe dado, tiene información desde el 2004 hasta el 2021, a lo que (como se dijo arriba) se le dice «fenómenos aéreos no identificados» o FANI. La oficina siguió diciendo que «de los 144 informes que estamos tratando aquí, no tenemos indicios claros de que haya una explicación no terrestre para ellos, pero iremos a donde nos lleven los datos”. De los 144 informes exactos, 18 son movimientos extraños para quienes lo veían. Solo un caso de todos eso se denominó como «desorden aéreo» y todavía sigue con un análisis mucho más profundo que el resto. Algunas de estas imágenes pueden ser aves, drones o pruebas de tecnología aéreas militares de otros países.

El Pentágono el año pasado compartió dos videos tomados por pilotos de la Marina de Estados Unidos donde hicieron contacto con posibles Ovnis. Estos videos fueron grabados, uno en 2004 y otro 2015. Esto viene a que justamente el año pasado el Congreso ordenó al poder ejecutivo que haga pública toda actividad realizada por el Pentágono. Este mismo gobierno también cree que pueden llegar a ser amenazas contra el país.

En un comunicado se dijo que «Este informe, que no ofrece una conclusión clara, es sólo el comienzo de los esfuerzos por explicar las causas de los riesgos para la aviación en muchas zonas del país y del mundo» y luego se añadió: «Estados Unidos debe ser capaz de comprender y reducir las amenazas que pesan sobre nuestros pilotos, ya sea que provengan de drones, globos meteorológicos o de las capacidades de inteligencia de nuestros adversarios».

Estas palabras se le dieron los funcionarios norteamericanos a algunos periodistas en forma de anonimato en una rueda de prensa que se dio y se describieron las distintas conclusiones de los informes.