Maradona contra Castrilli: a 25 años de una pelea inolvidable

En una jornada escandalosa y con grandes protagonistas del fútbol argentino, Vélez goleó por 5 a 1 a Boca y Diego sufrió su última expulsión

Maradona y Castrilli, cara a cara.

“Maestro, ¿Usted está muerto? No está muerto. Explíqueme, por favor”, le suplicaba Diego Maradona a Javier Castrilli, tras recibir la última expulsión como futbolista al término del primer tiempo, en lo que fue una de las peleas más recordadas del fútbol argentino. Boca caía parcialmente por 3 a 1 frente al Vélez de Carlos Bianchi, con dos goles de otro protagonista estelar de la noche: José Luis Félix Chilavert.

Fue una noche otoñal con bajas temperaturas la del 16 de junio de 1996; el Estadio José Amalfitani lucía repleto porque se jugaba uno de los partidos que se había convertido en una suerte de clásico en la década del ’90. El exitoso Vélez de Carlos Bianchi enfrentaba al Boca de la sociedad histórica Maradona-Bilardo, por la fecha 13 del torneo Clausura.

Boca se puso en ventaja con un gol de Claudio Caniggia, pero a los pocos minutos se encendió la polémica cuando la pelota no ingresó en su totalidad tras un cabezazo de Camps y el gol fue convalidado. Luego de un dudoso foul de Néstor Fabbri, Chilavert puso en ventaja a Vélez con un tiro libre de antología. Por si faltaba algo, Castrilli sancionó un penal que el arquero paraguayo cambió por gol para poner el 3 a 1. Unos minutos antes y casi al mismo tiempo, Fabbri y Maradona se fueron expulsados.

Diego recibió la tarjeta roja al finalizar el primer tiempo.

“La gente no se va a comer este garrón”, advirtió Diego, caliente, saliendo de la cancha, mientras en la popular xeneize los hinchas derrumbaban parte del alambrado e insultaban sin parar al “Sheriff”. La situación fue escandalosa. “Ahora voy a verlo”, agregó el 10, con la eterna custodia de Carlos Salvador Bilardo.

Maradona lo fue a buscar a Castrilli y ante el silencio del árbitro, llegó la escena: “Armando, no te va a contestar”, le decían Navarro Montoya y Gamboa a Diego para que se calmara… «¿Qué no me va a contestar? Pero entonces es un botón. Es un botón”, estalló Diego, y se convirtió en un momento televisivo que quedará en el recuerdo.

«No te va a contestar», Navarro Montoya sacó a Diego de la discusión con Castrilli.

Para las estadísticas, Vélez cerró una goleada histórica por 5 a 1 y Boca terminó con 8 jugadores, por la expulsión de Carlos Javier Mac Alister. La escena de Diego y Castrilli, con el tiempo, se convirtió en stickers y gifs que se utilizan en Whatsapp y en las redes sociales.

 

Lucas Rocco