Sebastián Abreu: la locura charrúa dice adiós

Con una trayectoria llena de locuras y con más de tres decenas de camisetas, el nómade del fútbol plantó bandera; un repaso a su trayectoria

Sólo algunas de las 31 camisetas que vistió

La carrera de un futbolista suele ser más corta que la de otras profesiones. Están aquellos que, por diferentes circunstancias, el fútbol sólo representa un momento fugaz de sus vidas y otros que logran extender su vínculo por una buena cantidad de años, dejando una huella importante a través de su actitud, perseverancia, categoría y locuras en cada desafío que encaran. Jugadores que, por sus características de juego y personalidad, parecen impermeables al paso del tiempo y son difíciles de olvidar, como es el caso de Washington Sebastián Abreu, que colgó los botines a los 44 años.

El viernes 11 de Junio fue la fecha elegida para el evento que puso fin a 26 años de trayectoria en la alfombra verde, sobre la que acumuló goles, récords y una variedad de camisetas propia de un museo.

Para darle un tinte de espiral a su carrera, el “Loco”,  cerró su show frente al mismo rival que enfrentó en su debut, cuando defendía los colores de Defensor Sporting, Liverpool de Uruguay.  La idea para su futuro es continuar con la dirección técnica, como lo hizo en Boston River, mientras también era jugador del plantel. Cosas del loco.

https://twitter.com/AUFOficial/status/1403464216867135491?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1403464216867135491%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.ole.com.ar%2Ffutbol-internacional%2Fabreu-retiro-futbol-uruguay_0_4ipp0Sutb.html

Clubes de Argentina, España, Brasil, México, Grecia, Israel, Paraguay, Ecuador y Chile, además de Uruguay, han contado con sus servicios, en algunos casos por pocos meses, llegando a jugar incluso en un par de ligas diferentes por temporada. Con el número 13 siempre en su espalda, excepto cuando jugó en El Salvador, donde las pandillas se identificaban con ese número…

Si bien ha ganado títulos con San Lorenzo, Nacional, River, Salvadoreño Santa Tecla y Botafogo, en éste último logró sus mejores números al convertir 62 de los 404 goles que acumula a nivel de clubes, y donde es ídolo hasta el día de hoy.

Con la selección uruguaya, disputó 70 partidos y convirtió 26 goles. Su última presencia con la Celeste fue en agosto de 2012, en un amistoso ante Francia.

Fue campeón de la Copa América Argentina 2011 y participó en dos Copas del Mundo (Corea y Japón 2002 y Sudáfrica 2010). En este último Mundial anotó su gol más célebre, que lo catapultó a leyenda en Uruguay.

En la definición por penales de los cuartos de final contra Ghana, a más de un aficionado se le habrá cruzado por la cabeza pensar que “el Abreu” no se animaría a realizar una de sus tantas locuras naturales, pero lo hizo. Picó el penal y le dio la clasificación a su selección. Un acto que sólo un delantero con la jerarquía y frialdad de él puede realizar en una instancia tan crucial.

“El Loco” tiene adjudicado el Récord Mundial Guinness por ser el futbolista que jugó en el mayor número de equipos en la historia. Ese reconocimiento se le otorgó en 2018, cuando firmó con su club número 26. Hoy, llegó a 31 equipos.

Dentro de sus anécdotas existe una que lo vincula con el eterno Diego Armando Maradona. Eso sucedió cuando se midió ante Boca jugando para el Ciclón, nada menos que en la Bombonera. En esa jornada se dio el lujo de convertir el gol del empate.

Lo cierto es que a su larga edad como jugador, Sebastián Abreu cambia las vendas por la pizarra y la Institución Atlética Sud América tiene el orgullo de acompañarlo en el cierre de esta gran historia que acopia 851 partidos oficiales y 432 goles convertidos.

De ahora en más, las picadas del Loco quedarán solamente para los asados mientras recuerde alguna de las miles de historias que el fútbol le regaló.

El loco tiene su propia Libertadores

 

Bruno Mariano, Calabrese Marcos, Gaetán César