Gonzalo Higuaín: el vikingo del gol, más allá del tiempo

A pesar de las críticas recibidas, Pipa se puso de pie y aún sigue demostrando su categoría goleadora

El Pipa al pie del cañón en la MLS

Detrás de esa barba vikinga de un soldado próximo a dejar el campo de batalla, Gonzalo Higuaín goza de un Curriculum privilegiado en el mundo del fútbol. A los diez años llegó a River, donde hizo la mayor parte de las divisiones inferiores hasta llegar a la Primera. Allí jugó durante dos temporadas hasta diciembre de 2006, que fue transferido por la módica suma de 12 millones de euros al Real Madrid.

En la Casa Blanca logró tres ligas españolas, una Copa del Rey y dos Supercopa de España en un período de siete temporadas, hasta julio de 2013, que fue transferido por 40 millones de euros a Napoli. Con el club italiano logró una Copa Italia y una Supercopa de Italia. A medida que iba sumando logros, Pipa ya había dejado atrás el mote de joven promesa con el que llegó al Madrid, para ser uno de los  centrodelanteros más codiciado.

Es así que a mediados del 2016 fue fichado por Juventus por 90 millones de euros; el tercer traspaso más costoso a nivel mundial hasta esa fecha. En la “Vecchia Signora” conquistó tres ligas y dos copas nacionales.

En agosto de 2018, fue cedido a Milan a cambio de 18 millones de euros y en enero de 2019, luego de rescindir su contrato, fue a Chelsea de Inglaterra. Allí, más allá de lograr la Liga Europa de la UEFA 2018-19, su rendimiento no fue el esperado y dio por terminado el préstamo con el club.

En septiembre de 2020, fue adquirido por Inter de Miami, en condición de agente libre para disputar la Major League Soccer. En el equipo de David Beckham comparte plantel con su hermano Federico; cada vez que el juego se lo permite, muestra la jerarquía del delantero que alguna vez fue. Hablando de números, es el jugador mejor pago de la MLS, con su contrato de 7,5 millones de dólares por temporada, superando a Zlatan Ibrahimovic, quien percibía 7 millones.

Un capítulo aparte es la selección nacional. Perteneció a lo que para muchos fue una generación dorada de jugadores que, aunque no hayan ganado títulos con la mayor, siempre se movió en las primeras planas de Europa. Como centro delantero fue uno de los que más se entendía con Messi, marcándole diagonales para que la Pulga lo asista o lo use de señuelo para sus desbordes.

Inició su participación en la Selección Argentina con la categoría Sub-23, de la mano de Sergio Batista. Si bien anteriormente tuvo la posibilidad de haber integrado la Sub-18, no lo pudo hacer por una cuestión de nacionalidad, ya que al ser francés y no poseer documento argentino, no pudo integrar la lista.

Con la mayor participó en 65 ocasiones y marcó 31 goles. Tuvo participación en los mundiales de Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, como también en las Copas Américas que transcurrieron en el medio de ellos.

No todo fue fácil para el hoy ex jugador de la Selección Argentina, puesto que después del Mundial 2014, su carrera tuvo un traspié importante. Al día de hoy, todavía le pesa la derrota contra Alemania y le dolió el maltrato recibido luego de perder esa final. Aunque al presente esa etapa está superada, él mismo remarcó en más de una ocasión como las burlas, los memes y las críticas afectaron mucho en su vida.

En marzo de 2019 anunció públicamente su retiro de la albiceleste, indicando que su ciclo había finalizado “para la alegría de muchos”, haciendo referencia a las múltiples fallas al momento de concretar goles en partidos importantes, en especial en las tres últimas finales disputadas por el seleccionado argentino.

El goleador, que hoy está teniendo gran desempeño en la nueva temporada de la MLS y es la figura del Inter de Miami, ya empieza a diagramar en su cabeza alternativas para su vida una vez que se aleje de las canchas. Hoy reconoce que la MLS lo hace muy feliz, que llegó a Inter de Miami para ser campeón y que el día que se retire no seguirá vinculado al fútbol. El delantero tiene decidido que una vez jubilado no seguirá ligado al fútbol, ya que considera “masoquista” seguir en el rubro luego de haber sufrido tanto y haberse sometido a tantas exigencias.

A pesar de la burlas, el Pipa es uno de los máximos goleadores de la selección argentina

 

Bruno Mariano, Calabrese Marcos, Gaetán César