Las peluquerías, uno de los sectores más perjudicados por la pandemia

En base al DNU emitido por Presidencia de la Nación y vigente hasta ayer, esta profesión no integra el grupo de trabajadores esenciales y se ha visto afectada ante las nuevas restricciones. El testimonio de una trabajadora a Pirámide Invertida.

Rubén Martínez, peluquero marplatense. Fotografía: Telam.

La peluquería es un sector que se vio fuertemente afectado desde el principio de la pandemia en Argentina, puesto que ha estado en paro durante cuatro meses y logró que sus trabajadores volviesen al ruedo en julio de 2020. Rubén Martínez, de 69 años, lleva cincuenta años en el rubro y, en vista de lo que sería un nuevo confinamiento declarado por el DNU emitido por el presidente, Alberto Fernández, ha decidido colocar su sillón en la vereda de su local y atender a sus clientes allí.

Frente a la situación económica actual, el peluquero marplatense dejó en claro que sería imposible volver a cerrar las puertas como el año pasado. En diálogo con Pirámide Invertida, Cristina Algañaraz, peluquera de Isidro Casanova, declaró: «La situación que vive Rubén es la misma que se vive acá y en todo el país, sabemos que esta segunda ola es mucho más peligrosa, pero los alquileres e impuestos no nos permiten resguardarnos». Y añadió: «Yo también trato de organizarme para atender a mis clientes y así tener una pequeña entrada económica»

Además, la estilista de Zona Oeste expresó que trabajar bajo las restricciones es complicado, puesto que las personas que más requieren los servicios son de una edad avanzada y la atención debe ser muy rigurosa en base a los cuidados.