Luka Dončić, el príncipe de la NBA

El esloveno asoma como la próxima gran estrella de la NBA y está dispuesto a ocupar el trono del rey LeBron cuando se retire

Luka Dončić, actual base de los Dallas Mavericks, tiene un futuro brillante en la mejor liga del mundo. Tanto es así que a los 22 años ya se lo compara con los más grandes de la historia por su calidad, carácter y liderazgo.

Conocido como “el niño maravilla”, inició su camino en las categorías inferiores del Olimpija Ljubljana, en Eslovenia, donde captó la atención del Real Madrid con tan solo 13 años. En septiembre de 2012, entró a formar parte de la cantera del club Merengue, firmando un contrato de formación de cinco años, hasta su mayoría de edad.

Luka permaneció hasta 2018 con el club español, en el que consiguió una Euroliga, una Copa Intercontinental, tres Ligas ACB y dos Copas del Rey. Pero lo más destacado fue a nivel individual. El 30 de abril de 2015, en un encuentro correspondiente a la Liga ACB ante el Málaga, anotó su primer triple en el primer balón que tocó y se convirtió, a la edad de 16 años y 2 meses, en el jugador más joven en debutar en la historia del Real Madrid en la máxima competición española, y el tercero más joven de la historia de ese certamen.

Al joven nunca le afectó que las cámaras y las expectativas estuvieran posadas sobre él, y sus logros individuales durante su estadía en Europa lo demuestran. Ganó dos Rising Stars de la Euroliga, un MVP de la Euroliga, un MVP de la Final Four de la Euroliga, un MVP de la Liga Regular ACB, dos veces elegido mejor jugador joven de la liga ACB y tres veces elegido en el quinteto ideal joven de la ACB.

Su compañero de selección, Goran Dragić, que se desempeña actualmente en Miami Heat, lo conoce desde los 5 años, e hizo varias declaraciones de su formación como jugador en las que se rindió a los pies de la joven promesa. Dijo: «Es realmente difícil predecir cómo será el futuro, pero lo único que puedo decir es que cuando era niño, ya tenía pasión por el baloncesto”.

También contó lo que sintió cuando su compañero de seleccionado fue reclutado por el club más grande de Europa. «Todo el mundo empezó a hablar de él, a esa edad nos dimos cuenta de que probablemente era algo especial», sentenció.

Luego de semejante palmarés con apenas 18 años, se declaró elegible para el draft de la NBA, donde fue seleccionado en la posición 3 por los Atlanta Hawks, que lo traspasaron a los Dallas Mavericks por Trae Young (otra futura estrella) y una futura ronda del draft.

De ahí en adelante todo fue en ascenso para Luka. En su primera temporada ganó el premio a  Rookie del Año y fue elegido en el mejor quinteto de Rookies de la NBA. En su segunda ya se dio el lujo de ser All Star y formar parte del mejor quinteto de la NBA, con un promedio de 28 puntos, 8.8 asistencias y 9.4 rebotes por juego. Además consiguió por primera vez su ingreso a los playoffs, donde su equipo quedó eliminado en primera ronda ante Los Ángeles Clippers por 4-2. Sin embargo tuvo una gran actuación en la serie, dejando jugadas decisivas como si se tratara de un jugador de mucha más experiencia. Su tiro final en el juego 4  dictó que él y Michael Jordan son los únicos jugadores que acumularon más de 40 puntos y la anotación de la victoria sobre la bocina cuando iban por detrás en el marcador en un juego de Playoffs. Además, fue el primer jugador en la historia en promediar más de 30 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias en su primera temporada en playoffs y el jugador con la mejor anotación en un debut en playoffs, con 42 puntos.

Game winner ante los Clippers en un histórico juego.

Pero como si fuera poco también comparte estadísticas con el mejor de todos en la actualidad. Junto con LeBron James son los únicos jugadores de 21 años en registrar un triple-doble de 30 puntos en un partido de playoffs (juego 4 ante Clippers 43 pts. 17 rebotes y 13 asistencias).

En su tercera y actual temporada, volvió a ser miembro del partido de las estrellas y se mantuvo en la conversación para MVP de la temporada regular. Ingresó a los playoffs nuevamente con Dallas como el 5to sembrado en la Conferencia Oeste y actualmente están disputando la primera ronda nuevamente contra Los Ángeles Clippers, donde está siendo la cara del equipo al igual que en los últimos años, promediando 35 puntos, 8.5 rebotes y 9 asistencias en los dos primeros juegos de la eliminatoria.

El futuro ya llegó y este chico está destinado a la grandeza. De seguir con este ritmo será de los mejores de la historia sin duda alguna y seguirá ganándose los elogios de los mejores. Mientras tanto, los fans seguiremos divirtiéndonos con su juego y sus emocionantes partidos con la franquicia texana.

Maximiliano De Clementi