Emiliano Grillo regresó al circuito PGA en Estados Unidos

El argentino volvió a tener una actuación muy acorde en el segundo major de la temporada, a pesar de no poder conseguir un triunfo dejó en claro que tiene que seguir mejorando algunos detalles para estar entre los mejores del mundo.

El golfista argentino Emiliano Grillo tuvo un gran comienzo esperanzador en el PGA Championship, el segundo major de la temporada después del Master de Augusta. Por un lado, no conocía la cancha de Ocean Course de Kiawah Island, en Carolina del Sur, Estados Unidos, pero ideó por primera vez una plan notable del campo estos últimos días, pudo aprovechar los pares 5 de los hoyos 2 y 7. 

No obstante, más allá de los dos birdies del comienzo, vivió una frustración parecida a otros comienzos del PGA Tour. Ciertamente, tuvo un par de errores aunque es comprensible ya que no siempre se gana. Por estos motivos, en su juego es importante lo psicológico, no enojarse y volver a intentarlo otra vez.

De esta forma, luego de sufrir un doble bogey en el par 3 del 8, volvió a encadenar bogeys en el 9, 10 y 12 y finalmente cerró con un doble bogey en el último hoyo. Por ello, tuvo un muy buen rendimiento que fue de menor a mayor. Grillo volvió a ser partícipe de un major tras haber participado por última vez el año pasado, además con la dificultad del turno tarde en el cual el viento soplaba cada vez más fuerte en el Atlántico.

El oriundo de Resistencia, que fue campeón en 2015 en Napa, California, apareció con cierta esperanza y confianza en este torneo que terminó con un triunfo que finalmente ganó Phil Mickelson al convertirse en el golfista más veterano en ganar un torneo. El nortemericano a los 50 años, se quedó con su sexto certamen grande y quebró el récord de Julius Boros, campeón en 1968 con 48 años y 4 meses de edad; una verdadera hazaña para un golfista carismático y mágico en la cancha.

Por su parte, el vencedor Phil Mickelson, a los 50 años consiguió un hito en la historia del golf al ganar el PGA Championship y se transformó en el jugador más longevo en ganar un torneo. Después de varias décadas cayó el récord de Julius Boros, que fue capaz de adjudicarse el mismo certamen en 1968 con 48 años y 4 meses de edad. El flamante campeón bordea los 51: los cumplirá el 16 de junio. Por primera vez un jugador con 50 años consiguió una victoria inolvidable para todo el público del golf mundial.

Asimismo, se trató del segundo major del año, cuyo campeón defensor fue el estadounidense Collin Morikawa, que terminó su primera vuelta con 70 (-2). Entre los participantes reconocidos compitieron Dustin Johnson (EE.UU.), Rory McIlroy (Irlanda del Norte), Justin Thomas (EE.UU.), Jon Rahm (España), Bryson De Chambeau (EE.UU.), más el defensor del título: Collin Morikawa (EE.UU.). Además hubo participantes latinoamericanos: además de Grillo, participaron el chileno Joaquín Niemann, el colombiano Sebastián Muñoz y los mexicanos Carlos Ortíz y Abraham Ancer .

Por último, en la 103° edición del PGA Championship se desarrolló en el campo de par 72 y 7.876 yardas del Ocean Course en Kiawah Island, Carolina del Sur, lo cual significó un gran desafío para los mejores golfistas del mundo. De esta manera, Emiliano Grillo continuará luchando por seguir en la misma línea de siempre, intentando  conseguir un lugar entre los mejores, tendrá su chance en el futuro. Sin dudas, el argentino Grillo volvió a dejar en claro que es uno de los mejores golfistas del mundo en la actualidad.

Redacción: Julián Laya

Archivo: Alejo Macía Reynoso