Día Mundial del Reciclaje: ¿qué podemos hacer por el medio ambiente?

Cómo se reutilizan los residuos especiales: aceite vegetal usado, productos eléctricos y electrónicos, pilas y botellas plásticas. 

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace honor al Día Mundial del Reciclaje, con el proyecto de reutilización de residuos especiales. Hasta ahora, recuperó alrededor de 1700 litros de aceite vegetal usado, 14 toneladas de productos eléctricos y electrónicos, pilas y botellas plásticas.

La Secretaría de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires concientizó a los vecinos para que les den otra utilidad a los residuos de uso cotidiano, y convertirlos en materiales que no contaminen el ambiente. La propuesta consiste en recuperar los desechos, y luego procesarlos y transformarlos en materia prima, que valen mucho para la industria.

Punto verde, lugar de recepción de residuos

Los aceites vegetales son aquellos que se producen luego de la preparación de las frituras; y una vez procesados son transformados en biodiesel. Se entrega en los puntos verdes fijos y móviles, con el aceite frío, en botella de plástico y con el lavado correspondiente. Los registros indican que un litro de aceite puede contaminar 1000 litros de agua, el equivalente a lo que una persona consume en 14 años.

Las pilas -cuyas sustancias contaminan el ambiente- son recolectadas en los mismos puntos verdes, y su tratamiento se da a través del principio de la “Responsabilidad Extendida del Productor”, es decir que los productores e importadores deben responsabilizarse por sus productos hasta el final del ciclo de vida.

En cuanto a los productos eléctricos y electrónicos, son aquellos aparatos que podemos encontrar en una casa: celular, cámara, teléfono, radio, entre otros. A través del tratamiento posterior, son recuperados en el 90% de sus componentes, y se destacan el plástico, oro, plata, cobre y aluminio.

El Secretario de Ambiente de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, habló sobre este proyecto de reciclaje: “Desde 2007, llevamos adelante una fuerte política ambiental, con foco en la economía circular, que se sostiene en la ampliación y la mejora del sistema de reciclado. Tanto las pilas, como el aceite vegetal usado, los aparatos eléctricos y electrónicos y los CD impactan en el cambio climático. En la Ciudad son responsables del 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero». Además, Macchiavelli explicó que para lograr el objetivo que se pusieron en el año 2017, de ser una «ciudad carbono neutral, resiliente e inclusiva para 2050», se requería de la apropiación de la economía circular.

Reciclar es sumamente importante en el mundo, es por ello que la UNESCO ha catalogado al 17 de mayo como el Día Mundial de Reciclaje. Se trata sobre una concientización en el planeta para lograr el mayor cuidado del ambiente, la organización ha dejado una frase para tener siempre en cuenta y es la triple R: «reducir, reutilizar y reciclar».