Gira presidencial por Europa para conseguir respaldo ante la deuda con el FMI

En esta gira, Alberto Fernández recorrió Portugal, España, Francia e Italia.

El presidente de la Nación Alberto Fernández y varios acompañantes, entre ellos el ministro de Economía, Martín Guzmán, viajaron a Europa para buscar apoyo internacional para poder negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París. Los principales destinos fueron Portugal, España, Francia e Italia.

Parada 1:
Su primer aterrizaje fue en el país más al oeste de la Península, Portugal. En Lisboa, más precisamente en el Palacio Nacional de Belém, fueron recibidos por el mandatario, Marcelo Rebelo De Sousa. Tras una reunión larga a solas entre los cargos más importantes, se sumaron los funcionarios argentinos. En esta junta tocaron temas en relación con la pandemia, pero el principal objetivo era encontrar ayuda con respecto a la deuda.
Una vez terminada esta charla, se dejó bien en claro el objetivo al señalar: “Venimos a ratificar nuestros acuerdos con Europa para que nos ayuden en el desarrollo argentino”. Luego hicieron una declaración juntos, en la que el país del viejo continente mostró su aprobación en este pedido. También se aprovechó el momento y se hizo un reclamo para cambiar algunas reglas del FMI en estos tiempos de pandemia.

Parada 2:
Su próxima visita fue al país vecino, España. El avión arribó al aeropuerto de Barajas donde todos sus tripulantes fueron recibidos por la directora de protocolo de la Cancillería española, Caridad Batalla Junco; la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau; y el embajador de España en Argentina, Francisco Javier Sandomingo.


Ya en Madrid, se reunió con el rey Felipe VI en el Palacio de Zarzuela. Después tuvo una charla de trabajo con su par, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa, en la que se ratificó nuevamente el apoyo europeo hacia el país sudamericano.

Más tarde se realizó una declaración con la prensa en conjunto, en la que Alberto Fernández remarcó: “Tenemos miradas en común y le agradezco siempre al presidente el apoyo que nos ha dado cuando debimos hacer nuestros planteos ante los organismos internacionales frente a la inmensa deuda que nuestro país heredó en 2019. España siempre estuvo de nuestro lado”.

Además buscó dejar en claro que las condiciones para sobrevivir en esta pandemia tiene que ser igualitaria con todos: «Es un imperativo moral y ético que la vacuna llegue a todos los habitantes del mundo. Ése es el esfuerzo que tenemos que hacer como comunidad global que somos. La vacuna es claramente lo que nos va a dar la inmunidad definitiva».
Por su parte, el español programó una visita a Argentina que tiene como fecha 8 y 9 de junio en conjunto con sus empresarios.

Parada 3:
En Francia, más precisamente en su capital, la comitiva fue recibida por el mandamás de esa región, Emmanuel Macron. En esta visita se buscó ayuda para varios temas como el Club de París y la provisión de vacunas, aunque también sobre el FMI.

Luego de varias horas hablando, y en el tercer día de gira, Argentina sumaría otro compañero en la lucha contra la organización financiera.

Parada 4:
El país del coliseo, Italia, fue el último lugar recorrido en esta gira. Visitó a su compatriota, Papa Francisco, en el Vaticano. Ambos tuvieron una conversación muy privada pero con muy buen clima.

Luego fue recibido por su par, Sergio Mattarella, en el Palacio del Quirinale, quien al escuchar los problemas de finanzas que tiene Argentina, decidió respaldarlo. Los dos plantearon nuevas alternativas para darle lucha al Covid-19.

Además, en el Palacio Chigi, hubo una audiencia de trabajo con Mario Draghi, primer ministro y expresidente del Banco Central Europeo. Este fue otro que se mostró muy participativo en que el Fondo Monetario entienda la situación y cambie sus reglas.

Y para terminar, una charla con la titular del FMI, Kristalina Georgieva. En el encuentro privado participaron dos traductores. Pero a través de un comunicado se expresaron los temas de los cuales conversaron: “Hablamos sobre la necesidad urgente de continuar luchando contra la pandemia para preservar vidas y medios de subsistencia, así como los desafíos únicos que enfrentan los países de ingresos medios. En este sentido, discutimos la importancia de la cooperación global para asegurar una recuperación económica más equitativa y duradera especialmente en los países vulnerables”. Se mostró muy comprometida con ayudar en esta ocasión.

Final del viaje:

Una vez terminada esta gira, varios de los acompañantes, y hasta el mismo presidente, se animaron a decir que fue muy exitosa. Ya que luego de hablar con varios cargos importantes de la unión europea, se consiguió el objetivo planteado. Al tener varios apoyos se espera que las sobretasas (intereses que paga un país al pedir un préstamo de una gran cantidad) sean menores, ahorrando casi 950 millones de dólares. También que en el Club de París se pueda conseguir una prórroga para pagar esa deuda.


 

Francisco Gonzalo Cajal