¡Feliz cumpleaños Faraón!

El pasado 12 de mayo, el reconocido actor estadounidense Rami Malek cumplió 40 años. Aquí un repaso de su vida, su trayectoria y su éxito que lo llevaron a la fama.

Rami Malek sosteniendo su Premio Óscar ganado en el año 2019 por su encarnación de Freddie Mercury en "Bohemian Rhapsody" (FOTO: La Nación)

A muchos les habrá quedado dando vueltas su cara por su papel en la saga de «Una noche en el museo», otros lo habrán identificado en la serie «Mr. Robot», aunque la mayoría supo de su existencia tras lograr un rotundo éxito con su participación estelar en la película biográfica «Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury». Él es Rami Said Malek nacido el 12 de mayo de 1981 un rostro de varias facetas e interpretaciones, pero ¿Quién es realmente y cómo ha llegado a ser una celebridad? 

 

Nació en California, Estados Unidos, sus padres son egipcios, sin embargo también posee ascendencia griega. Su padre se destacaba por ser guía turístico en la ciudad de El Cairo, Egipto. Posteriormente se convertiría en vendedor de seguros. Su madre trabajaba en el área de contabilidad. Malek tiene una hermana mayor de nombre Jasmine que es médico de urgencias, y Sami un hermano gemelo menor por 4 minutos que se desempeña como profesor. Tiene dos tías colombianas y creció en el sur de Los Ángeles bajo la influencia de la cultura latina. 

 

Estudió en Notre Dame High School en California donde fue parte de la graduación del año 1999. Una particularidad que se dió fue que compartió clases de teatro en el instituto junto a Kirsten Dunst, actriz que años más tarde ganaría popularidad al personificar a Mary Jane Watson en la trilogía de «Spider-man». 

 

La primera gran oportunidad de Rami fue en el año 2006 en su debut en el negocio cinematográfico con la película «Una noche en el museo» interpretando al faraón Ahkmenrah compartiendo la pantalla junto a Ben Stiller. Más adelante repetiría su papel con las secuelas «Una noche en el museo: la batalla del Smithsoniano» y «Una noche en el museo: El secreto de la tumba» en los años 2009 y 2014, respectivamente. 

Malek interpretando al Faraón Ahkmenrah junto a Ben Stiller (FOTO: Fotogramas)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 2010 formó parte de la serie ganadora de 8 premios Emmys, «The Pacífic» con el papel de Merriell «Snafu» Shelton, dicha participación posibilitó que Tom Hanks se contactará con él para que forme parte de su película «Larry Crowne» estrenada en 2011. Un año más tarde materializó a un vampiro egipcio llamado Benjamín en la saga de «Crepúsculo: Amanecer – Parte 2». Ya en 2015 interpretó a Elliot Alderson en la serie «Mr. Robot», dicha serie le valió múltiples nominaciones a distintos premios. 

 

Llegado el año 2018 la fama y el éxito golpearon a su puerta de forma definitiva. Trabajo en la película biográfica «Bohemian Rhapsody:La historia de Freddie Mercury» encarnando nada menos que al mismo Freddie Mercury. Los nervios y la preocupación de no estar a la altura del personaje y el film se apoderaron de Malek al punto que llegó a obsesionarse con el personaje. 

A la izquierda el auténtico Freddie Mercury, a su derecha la brillante actuación de Malek que le valió un Óscar (FOTO: A Queen of Magic)

 

 

 

 

 

 

 

 

Tuvo que hacer bastantes sacrificios para alcanzar una gran interpretación como la que llevó a cabo en la pantalla grande. Rami Malek debió perder peso para lograr el semblante del cantante, no le resultó muy complicado esta tarea ya que en otras ocasiones tuvo que reducir su masa corporal para los papeles de Alderson y «Snafu» Shelton. Sin embargo, lo que sí ha sido un desafío para él fue seguir los pasos de Mercury. Malek se ha definido como un «pésimo bailarín» por lo que ensayaba junto a la coordinadora de movimientos Polly Bennet para igualar los movimientos del vocalista de Queen. Similar ha sido el trabajo que realizó para lograr imitar la voz de Mercury, aunque si bien es la voz de Queen o del imitador Marc Martel la que suena en gran parte de la película, práctico su vocalización para las escenas a capela y para las audiciones en el escenario.

 

Su mayor reto fue la incorporación de una dentadura postiza en todo el film ya que Freddie Mercury había nacido con 4 incisivos extras que empujaba a sus dientes hacia afuera y lo que le daba una mayor capacidad bucal para el canto. Malek se destaca por ser un actor muy comprometido con interiorizarse con sus personajes por lo que utilizaba esa dentadura las 24 horas incluso con su familia, para lograr adaptarse a trabajar con ella. 

 

Los resultados de tan arduo trabajo dieron sus recompensas, ya que en el año 2019 se quedó con el Premio Óscar en la estatuilla de Mejor Actor por su labor. También fue premiado con un Globo de Oro, un Premio BAFTA, un Satellite y por el Sindicato de Actores en el mismo rubro. Sin embargo su mayor premio fue el amor de su pareja Lucy Boynton quién interpretó a Mary Austin en «Bohemian Rhapsody», el gran amor del cantante Freddie Mercury. 

Malek y Boynton en una gala de premios, al lado su actuación encarnando a Mary Austin y Freddie Mercury en la película «Bohemian Rhapsody» (FOTO: Antena 3)

Esta es la historia y la trayectoria de un actor que se ha ido ganando el cariño del público con grandes actuaciones de personajes muy recordados a base de esfuerzo y esmero en cada una de sus interpretaciones. Sin duda a sus 40 años Rami Malek ha alcanzado una gran reputación con sus películas y series en las que ha participado ¿Con qué sorprenderá en su próximo paso en la industria cinematográfica? Por ahora solo quiere celebrar su cumpleaños. Larga vida al Faraón.

 

Luciano Dos Santos 2ºA-TM