Boleta única, el reclamo que impulsa la oposición para las elecciones legislativas de 2021

La oposición presentó un proyecto para implementar la Boleta Única Electrónica a nivel nacional

Asi es como se ve la Boleta Unica Electronica

En noviembre de este año, los argentinos volveremos a las urnas para decidir a nuestros representantes en la Cámara baja (Diputados) y alta (Senadores) del Congreso de la Nación. Primero tendrán lugar las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PAS0), para seleccionar a los candidatos y listas, en las que se se renovarán las bancas de 127 diputados -que tendrán mandato de cuatro años hasta 2025- y de un tercio del Senado -24 puestos-. El mandato de los nuevos senadores durará seis años, hasta 2027.

Desde la oposición se impulsa que para estas elecciones se lleve a cabo la implementación de la boleta única. Un proceso al que el país ha estado reacio a aplicarlo, quedando en el arcaico sistema de la boleta papel estilo sabana. A lo largo del texto iremos explicando cómo funciona este sistema, sus beneficios y sus contras.

La boleta única es un sistema de voto electrónico. Se nutre de computadoras para facilitar el acto electivo (impresión y grabación de los datos en la boleta electrónica como en el recuento de votos), ya que ésta se guarda en las boletas, tanto de forma impresa como en un chip que éstas contienen. Al momento del escrutinio se lee la información del chip y se corrobora con la boleta impresa.

El sistema que existe hoy, obliga al Estado a gastar fortunas, a los partidos a gastar dinerales y a imprimir toneladas de papel que nunca se usan. Ya que cada boleta representa a un partido y nada más que a un partido, entonces hay que asegurarse de que las boletas estén, que sean las de la elección correspondiente, que no estén rotas, que no sé las roben o que no las tachen.

Hace poco, circuló una petición para impulsar el formato de boleta única para votar, firmado por exfuncionarios del macrismo como Miguel Ángel Pichetto, Rogelio Frigerio, Federico Pinedo, Nicolás Massot, Ricardo López Murphy, Yamil Santoro, Darío Lopérfido, Jorge Triaca y Carlos Melconian. En ella se solicita la implementación de la boleta única y argumentan beneficios que traería este sistema. Algunos de ellos son:

  • Porque es la mejor herramienta en épocas de pandemia, al disminuir la manipulación y el tiempo del ciudadano en el cuarto oscuro.
  • Porque es más transparente, al eliminar los problemas provocados por la falta de boletas.
  • Porque es más democrática, al otorgarle a todos los partidos igualdad de oportunidades. 
  • Porque es más económica, al costarnos un 90% menos que el sistema actual.
  • Porque es mas ecológica, al imprimirse menos boletas.

Dentro del comunicado también comentan que hay muchos motivos para implementarla. Que este es el momento, es una excelente medida para bajar incidencia de posibles contagios y además, no mantener un sistema arcaico que nos expone al coronavirus. Otro beneficio que comentan es que junta a todos los candidatos y pone a la voluntad del elector en el centro de la escena, sin peleas, sin conflicto.

Desde el gobierno buscan medidas para evitar que un colapso de personas a la hora de votar. En una reunión con la Cámara Nacional Electoral, decidieron algunas medidas a implementar. Una de ellas fue la ampliación de lugares de votación en un 30%: podrían sumarse clubes y dependencias municipales, entre otros lugares. Otra fue la de establecer un horario determinado para personas de riesgo, para que puedan votar sin hacer largas colas. 

En algunas provincias, ya se implementó este tipo de voto, como en Santa Fe, Córdoba y Salta, utilizando un sistema de Boleta Única en Papel (BUP). Algunos beneficios que trae la implementación de este sistema son por ejemplo: los partidos políticos no tienen que dedicarse al diseño, impresión, distribución y reparto de boletas. Se imprimen sólo un poco más de la cantidad total de electores, las suficientes para todos los votantes, con menor costo. La boleta es entregada por el presidente de Mesa, con lo cual se evita el hurto de votos. El Estado es garante de la transparencia del comicio, y por último, otorga mayor transparencia al acto electoral.

Recordemos que puestos se renuevan en cada cámara:

En la Cámara baja o de Diputados, ingresarán trece nuevos diputados por la Ciudad de Buenos Aires; treinta y cinco por la provincia de Buenos Aires; nueve por Santa Fe y Córdoba; cinco por Entre Ríos y Mendoza y cuatro por Chaco y Tucumán.

En tanto, Corrientes, Misiones, San Luis, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Salta, Jujuy, La Pampa, Neuquén y Santa Cruz elegirán tres representantes, mientras que, Formosa, La Rioja, Río Negro, Chubut y Tierra del Fuego, renovarán dos bancas cada una.

En la Cámara Alta o de Senadores, las provincias que renovarán sus tres bancas en las elecciones legislativas 2021 son Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán.

 

Bautista Hamonet