Canelo Álvarez mandó al hospital a Saunders y unificó tres coronas

El mexicano logró unificar las coronas AMB, CMB y OMB de los supermediano. Además, hubo récord en la cantidad de espectadores, alrededor de 73.000 personas fueron testigos.

El mexicano Saúl «Canelo» Álvarez derrotó por nocaut en el octavo round al británico Billy Joe Saunders y unificó así los cinturones WBC, WBA y WBO del supermediano de la Organización Mundial del Boxeo. Luego de ser examinado en la esquina, Billy Joe Saunders sufrió increíblemente una herida en su ojo derecho, por este motivo, su entrenador Marck Tibbs, temiendo que dicha lesión pudiera ser más grave de lo esperado, no le permitió seguir luchando a su boxeador.

El mexicano entrenando para el combate

“Sabía que la pelea iba a comenzar hacia el octavo asalto. Pero no fue tan difícil como lo esperaba, me doy cuenta de que mi preparación era buena y voy mejorando día a día”, afirmó Canelo Álvarez luego de conseguir la victoria. “Sabía que esto se iba a dar, sabía que ya no iba a salir porque le quebré el pómulo”, sostuvo el ganador de la pelea más esperada en los últimos tiempos.

Asimismo, el púgil británico fue trasladado rápidamente a un hospital por temor a una posible fractura. “No podía ver, hablé con Mark Tibbs y dijo que no podía ver, no lo dejó salir”,  dijo el promotor Eddie Hearn.

El combate se desarrolló en el Estadio AT&T en Arlington, en Texas. Curiosamente, cuando se paró la pelea, los jueces también estaban dando la victoria al boxeador mexicano con puntuaciones de  77-75, 78-74 y 78-74. Fue único lo que ocurrió, un triunfo que simplemente va ser recordado también por los más de 73.000 espectadores, un récord que superó todas las expectativas del negocio del boxeo.

Evidentemente, Canelo Álvarez esta cada vez mejor boxísticamente. Por esta razón, el boxeador mexicano de la actualidad consiguió su tercer combate en menos de seis meses. Álvarez logró el título supermediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que tenía Billy Joe Saunders, y lo suma a sus cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Por otra parte, para poder ser campeón indiscutible de la categoría de 168 libras (76,2kg), el mexicano
debería soñar con  lograr el título de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), que posee uno de los mejores boxeador de este tiempo, el estadounidense Caleb Plant. “Ese es el plan, ir por el cinturón (de Plant). Voy a por ello”, afirmó el Álvarez.

El púgil nacido en México en la ciudad de  Guadalajara, que ya ha sido campeón de tres divisiones, está ilusionado con el reto de ser el primero en la historia en poseer todos los títulos del peso supermediano. Sin embargo, nadie dijo que es fácil lograr aquellas proezas, todo es una cuestión de animarse, de luchar y vencer.

A sus 30 años, el mexicano suma 56 victorias (38 nocauts), dos empates y una única derrota ante el estadounidense Floyd Mayweather por decisión en 2013, cuando tenía  tan sólo 23 años.  Por su parte,  Saunders de 31 años, se quedó con 30 victorias (14 nocauts) y una derrota en su historial.

Canelo Álvarez sintió el apoyo de sus seguidores, claro. Pero contó también con el ensordecedor apoyo de los más de 73.000 espectadores que dijeron presente en el Estadio AT&;T , en la mayor asistencia de la historia para una pelea de boxeo bajo techo en Estados Unidos. “La gente me da el apoyo necesario para seguir. Muchas gracias a todos, de corazón”, les agradeció Álvarez tras la pelea, programada en el fin de semana de las festividades mexicanas del 5 de mayo.

Un fuerte uppercut que se estrelló en el ojo derecho de Billy Joe Saunders fue el golpe que definió el rumbo del combate, a partir de ahí el inglés ensució el desarrollo y se quedó sin defensa cuando ‘Canelo’ combinó su derecha con certeros ganchos que acabaron con la resistencia de su rival.

Julián Laya: redacción

Alejo Macía Reynoso: archivo