Dudas y contradicciones por la vuelta del IFE

El Ingreso Familiar de Emergencia es considerado para muchos argentinos una necesidad y ayuda fundamental

Comenzaron las postulaciones para el pago del beneficio del mes de mayo

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es una medida excepcional implementada por el Gobierno Nacional, que busca proteger a las familias argentinas ante la pérdida o disminución de sus ingresos por la situación de emergencia sanitaria generada por el COVID-19.

El IFE es la prestación económica de mayor alcance de la historia argentina. Llega a casi 9 millones de trabajadores de la economía informal, monotributistas sociales, monotributistas de las categorías A o B y a trabajadoras y trabajadores de casas particulares y personas que se encuentran actualmente desempleadas.

Hace unos días, el Gobierno definió la entrega de este bono extraordinario equivalente a $ 15.000 y será otorgado para aquellas personas que tienen domicilio en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Los sectores más necesitados reclaman la vuelta del IFE con la modalidad del 2020, que fue con un cobro mensual en varios meses consecutivos. Hay muchas versiones que defienden y otras que reprobarían su retorno. Unos argumentan que como el cierre de negocios y empresas no será como el año pasado, es mejor aguantar y no correr a la vía del asistencialismo. Sin embargo, hay otros que piensan que como aún no es posible conocer el impacto real que involucrarán las nuevas medidas y por cuántos meses tendrá que ser, ven al IFE como una verdadera solución.

De implementarse el IFE, se estima que seria solicitado por más del 30% de la población, casi el mismo porcentaje que lo cobraron el año pasado.

 

Ramiro Pérez Ghirardi