Alberto Fernández mantuvo un encuentro muy positivo con el primer ministro portugués

El presidente argentino tuvo una favorable reunión con Antonio Costa, el primer ministro portugués: La negociación con el FMI, los acuerdos entre el Mercosur y la UE, las vacunas y más

El amistoso encuentro entre el presidente y el primer ministro portugués

Alberto Fernández partió hacia Europa y ya dejó atrás su primer destino: Portugal. Allí, mantuvo un favorable encuentro con el primer ministro portugués, Antonio Costa, quien le brindó todo su apoyo en el marco de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La reunión fue muy amistosa y se llevó a cabo por la tarde en Lisboa, donde se abordaron diferentes problemáticas que ambos líderes detallaron posteriormente en una conferencia de prensa.

“Pudimos transmitirle al primer ministro la situación que la Argentina está viviendo y los trabajos que estamos haciendo ante los organismos internacionales de crédito, no solo tratando de buscar un acuerdo entre el FMI y la Argentina, sino fundamentalmente cambiar algunas reglas del sistema financiero internacional. Por ejemplo, los problemas de las sobretasas que el FMI impone a los países que han superado sus cuotas de endeudamiento”, expresó el presidente.

La realidad es que Argentina debe hacerle frente a dos vencimientos de capital estimados en 4.200 millones de dólares que concluyen en septiembre y diciembre. La idea del jefe de Estado es que esos vencimientos se puedan refinanciar el próximo año. Es por eso que buscó el apoyo de Portugal a través de Costa, con quien mantiene una cálida relación desde 2019.

“Le he transmitido todo el apoyo de Portugal en este tema e intentaremos sensibilizar al FMI para que al menos durante esta crisis se puedan suspender los sobrecargos”, indicó Costa, que además detalló que hace algunos años atravesaron el mismo conflicto que Argentina.

“Yo me he enfrentado con el mismo problema que tiene la Argentina. Teníamos un préstamo que era superior a la cuota de Portugal en el Fondo. Pagábamos un sobrecargo muy significativo y felizmente hemos logrado convencer al FMI de liberarnos del mismo. Hoy estamos en una situación muy particular y creemos que es un momento para suspender ese sobrecargo y ayudar a los países que están combatiendo el COVID-19″, agregó el primer ministro portugués.

La conferencia de prensa de Fernández y Costa

Por su parte, Fernández aclaró que buscará llegar a un acuerdo con el FMI, pero no quiere que el mismo se convierta en un condicionante para los próximos años: “Queremos alcanzar un acuerdo con el Fondo, pero pedimos que no nos condicione el futuro, que no condicione el desarrollo de un país que necesita terminar con la desigualdad”.

Entre otros temas, el presidente y el primer ministro portugués conversaron también acerca de acuerdos entre el Mercosur y la Unión Europea, la ciencia, el compromiso ambiental, el comercio y el turismo, el ingreso de la tecnología agropecuaria nacional en África y por supuesto, las vacunas. Sobre este último punto, ambos coincidieron en los inconvenientes que tuvieron con AstraZeneca en la distribución de las dosis. “Hay una compañía que nos ha creado problemas a todos, en todo el mundo, porque está suministrando menos”, remarcó Costa.

Luego de la conferencia, Fernández junto a su comitiva compuesta por la primera dama, Fabiola Yáñez; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el canciller Felipe Solá, entre otros, almorzaron en el Palacio São Bento, sede del Parlamento y residencia de Costa. Allí se distendieron y compartieron un abadejo con papas.

Una vez finalizado el almuerzo, el presidente y la comitiva se despidieron y la cápsula que los traslada los llevó hacia el aeropuerto Humberto Delgado, donde partieron rumbo a España.

Así, el presidente concluyó su primera parada en la gira que realiza por el viejo continente. El resultado fue claramente muy favorable, y dejó entrever la excelente relación que mantiene con el primer ministro portugués. Según trascendió, la reunión duró dos horas más de lo previsto, y hubo un momento para abordar temas que no se encontraban dentro de la agenda: un debate musical sobre el tango y el fado (género característico de Portugal) y algunas curiosidades que Costa tenía acerca del peronismo.

Además, el primer mandatario argentino no fue el único que mantuvo una reunión, también lo hizo el ministro de Economía, Martín Guzmán, con su par portugués, João Leão. ¿El resultado? Exactamente el mismo: muy positivo.

 

Leandro Ordoñez