Matera y un paso muy importante para su carrera y el rugby argentino

El capitán de Los Pumas abandona Francia y jugará desde la próxima temporada en Crusaders de Nueva Zelanda

Pablo Matera jugará en Crusaders.

Pablo Matera es hoy en día uno de los mejores jugadores de rugby en el mundo y su llegada a la franquicia Nº 1 de Nueva Zelanda no hace más que confirmarlo. El capitán de Los Pumas y actual Stade Francais (tiene contrato hasta diciembre de 2022), después de varias y vueltas fue anunciado de manera oficial como nuevo jugador de Crusaders de Nueva Zelanda, nada más y nada menos que el mejor equipo del planeta.

«En respuesta a las especulaciones sobre el futuro de Pablo Matera como jugador, los Crusaders pueden confirmar que el forward argentino firmó con el club para la temporada 2022 de Super Rugby», sostuvo el comunicado oficial de su nuevo club.

https://twitter.com/crusadersrugby/status/1387985234394681348

El entrenador del equipo tetracampeón del Super Rugby, Scott Robertson, le dio la bienvenida a la plantilla y elogió las virtudes de liderazgo y de trabajo que tiene Matera: “Pablo es uno de los principales forwards en World Rugby. Es un jugador hábil y tenaz con auténticas cualidades de liderazgo, que nos ha impresionado con su físico y su ética de trabajo. Estamos muy emocionados de que se una a nosotros la próxima temporada y comparta su experiencia con nuestro joven grupo de terceras líneas que están aprendiendo su oficio».

Por su parte, el jugador formado en el club Alumni confirmó que el Stade Français se mostró muy comprensivo ante dicha situación y le propuso volver a París para terminar su contrato una vez finalizada la temporada en Crusaders.

Es preciso remarcar que el éxito de esta franquicia viene de la mano de su conductor Scott Robertson, quien fue nombrado como entrenador de Crusaders, en junio de 2016, y a partir de allí, aún no supo lo que es no tener el trofeo de campeón entre sus manos.

Mientras tanto, el ex Puma Juan Martín Hernández no contuvo su alegría por la llegada de Matera a Crusaders. “Estoy muy contento porque además de irse a un excelente equipo, Pablo va a adquirir allá muchas nuevas experiencias, aprendizajes y va a observar en primera persona como ellos sienten el rugby”, expresó en Scrum, programa de Espn.

Agustín Creevy, compañero de selección, también se refirió al pase: “Nos va a servir mucho a todos. El ganará seguramente mucha experiencia y sobre todo nos va a poder contar sus formas de entrenar, qué es lo que hacen y todo eso que es lo que más me interesa saber y aprender. Se lo recontra merece”.

Matera aportará su juego y su liderazgo a la franquicia neozelandesa, un equipo que cuenta con una cultura y una identidad muy marcada y que apuesta a muchos jóvenes entre sus filas. Además, cuenta con un escenario prácticamente ideal para un jugador argentino en el hemisferio sur ya que jugará el Super Rugby neozelandés el primer semestre y el segundo lo hará para su país, en este caso para Los Pumas.

Otros pases resonantes en el mundo del rugby para jugadores argentinos fueron la llegada de Pato Albacete a Toulouse en 2006, Juan Martín Hernández a los Sharks (2009) y Patricio Noriega a Brumbies allá por 1996, entre otros.

Ahora resta saber qué será del futuro de Matera una vez finalizado su vínculo en Nueva Zelanda. Como no aseguró que volverá a Francia, varios clubes europeos ya pusieron sus ojos en el capitán argentino. Leicester Tigers, que fue su primera experiencia en el exterior allá por el año 2013, estaría encantado de volver a recibirlo. Además, hoy el club tiene entre sus filas a los compatriotas Tomás Lavanini, Matías Moroni y Joaquín Díaz Bonilla. En Inglaterra también lo buscan desde dos instituciones históricas como Harlequins y London Irish donde actualmente juegan Agustín Crevy y Facundo Gigena.

Agustín Balparda