Los Lakers, en crisis

Los candidatos al título en la NBA vienen cayendo en posiciones y rendimiento y se podrían complicar sus chances de repetir el anillo

A principio de temporada no había dudas de que Los Ángeles Lakers era el máximo candidato al título de la NBA, pero el rendimiento, las lesiones y la escalada de otros equipos están alejando esas posibilidades.

El conjunto se reforzó muy bien en las posiciones que necesitaba, con Montrezl Harrell, Marc Gasol, Denis Schroeder, y recientemente Andre Drummond, pero las lesiones de sus máximas figuras significaron un declive rotundo no solo en cuanto a rendimiento sino también a posiciones.

El conjunto angelino arrancó como se esperaba, arrasando a sus rivales sin piedad alguna y se colocó en la cima de la conferencia oeste, pero desde la lesión de Anthony Davis (14/2 frente a Denver) y de LeBron James (20/3 frente a Atlanta), el equipo pasó de ser el 2do sembrado en la conferencia del oeste a ser el 6to, lo que significa que puede caer en puestos de play in.

Con toda su plantilla sana, los Lakers tenían un récord de 21/6 hasta la lesión de Davis. Desde ese momento hasta la lesión de LeBron ganaron 7 y perdieron 7, lo que completaba un récord de 28/14.

Desde ese punto en adelante la temporada de los Lakers no hizo más que empeorar. Solamente 9 victorias en 23 partidos, con bajas de compañeros por protocolos de sanidad a causa del coronavirus y equipos contendientes al título reforzándose de gran manera, como Brooklyn que adquirió nada menos que a James Harden.

Esto está realmente complicado a Los Angeles si realmente quieren buscar repetir el anillo conseguido en la burbuja de Orlando, ya que cuantas más posiciones caigan en el clasificador, más difíciles serán sus rivales en una postemporada que todavía no tienen asegurada por el nuevo formato del play in.

Si bien Anthony Davis volvió a jugar el 22/4 ante Dallas, le falta roce para volver a su máximo nivel, ya que estuvo más de 2 meses fuera de las canchas a causa de su distensión en el gemelo de la pierna derecha y sus problemas en el Aquiles.

Pero como si fuera poco, LeBron James, ultimo MVP de las finales, volvió a las canchas luego de 1 mes y 10 días tras recuperarse de su esguince en el tobillo derecho, pero se resintió y volverá a ausentarse de las mismas al menos hasta la semana que viene.

Con toda esta situación caótica en una de las franquicias más ganadoras de la historia, su máxima figura explotó y apuntó contra la NBA. Textualmente LeBron dijo: “Deberían despedir al que se haya inventado esa mierda» haciendo alusión al torneo play in, un nuevo formato que ha instaurado esta temporada la NBA. Este es un torneo de entrada a los playoffs, que tuvo su origen en la burbuja de Disney World al final de la temporada pasada, que se disputará entre los equipos clasificados entre el séptimo y el décimo puesto de cada Conferencia. El ganador del encuentro entre el séptimo y el octavo obtendrá la clasificación automática para los playoffs en su Conferencia. El perdedor de ese partido será local ante el vencedor del partido ante el noveno y el décimo. El ganador de este nuevo encuentro conseguirá la última plaza para los playoffs.

Ahora es cuando se espera que Anthony Davis dé un paso hacia adelante y se ponga lo más a tono posible con un equipo que de verdad lo necesita para subir posiciones y por ende tener más posibilidades de llegar a una hipotética final con Brooklyn, la potencia de la conferencia este.

Por otra parte, LeBron encendió las alarmas con otra de sus declaraciones. Después de estar fuera por seis semanas (el periodo más largo durante sus 18 temporadas en la NBA), regresó a jugar en la derrota de su equipo ante los Kings de Sacramento (106-110). Luego del mismo dijo: «Para ser mi primer partido en seis semanas, me sentí bien. En cuanto a mi tobillo, a veces estaba un poco presionado, obviamente, pero salí ileso y bastante bien. Así que es un buen comienzo».

Sin embargo, no todo el discurso de James tras su vuelta fue positivo. Como en otras ocasiones, habló sobre la acumulación de lesiones, problemas físicos y cansancio a lo largo de su carrera y aseguró saber que «no iba a volver al cien por cien. Es imposible. No creo que pueda volver al cien por cien en mi carrera».

Lo cierto es que el conjunto violeta se encuentra sumergido en una crisis en un momento crucial de la temporada en el que se juega todo al igual que otros tantos equipos y su calendario no es el más accesible.

Maximiliano De Clementi