¿Cómo siguen las clases en el resto del país?

Dejando de lado el fuerte cruce entre la presidencia y Ciudad, las provincias intentan seguir adelante con el ciclo lectivo.

La preocupación por la presencialidad en educación no tiene fin

El debate sobre la forma en la que se van a desarrollar las clases en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires parece no acabar. Creíamos haber llegado esta semana a un punto final con el fallo de la Corte a favor de la presencialidad y de la postura de Horacio Rodríguez Larreta. Sin embargo la disputa continua porque el Consejo Federal de Educación aprobó por mayoría un sistema de clases acorde al nivel epidemiológico de cada distrito.

Reunión virtual del Consejo Federal de Educación

Todas las provincias, a excepción de Mendoza y C.A.B.A, se mostraron a favor de este proyecto que busca adecuar las modalidades educativas dependiendo de la situación en cada lugar. De esta manera proteger a los docentes y alumnos de todo país.

El ministro de Educación Nicolás Trotta dijo que Rodríguez Larreta está “obligado a cumplir la resolución del Consejo Federal de Educación que suspendió la presencialidad en zona de alerta”. Mientras se aguarda una respuesta oficial por parte del jefe de gobierno porteño.

Delia Provinciali, a cargo de la secretaría de educación provincial, comentó en una entrevista con Radio Universitaria su posición sobre lo definido en el CFE: “En la decisión que tomó ayer el Consejo Federal, es importante destacar que en el primer artículo se marca el derecho a la educación con una presencialidad cuidada para todos los niños y adolescentes de todos los niveles, en el marco y contexto que hoy la pandemia pone como límite”. También destacó que el punto de debate nunca fue si presencialidad si o no sino “la incumbencia de que la Ciudad autónoma de Buenos Aires (CABA) sea considerada como como una provincia más para poder decidir sobre su política de educación y la posibilidad de tomar decisiones en ese sentido”.

Vale la pena hacer un repaso sobre la situación en la que se encuentra cada una de las provincias argentinas:

– Buenos Aires: El gobernador Axel Kicillof fue uno de los primeros en plantear la necesidad de clases virtuales en las zonas con mayores números de contagios. Actualmente, 41 municipios se encuentran en fase 2 y las clases se dan en forma virtual. En el resto de la provincia se intenta llevar a cabo una presencialidad escalonada con las famosas burbujas.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires junto al Ministro de Educación de la Nación

– Catamarca: Esta provincia fue la primera en suspender las clases presenciales en el 2021 debido a gran cantidad de casos detectados en el personal docente y los alumnos. La suspensión fue tan solo de quince días y la misma se estableció en los departamentos de Andangalá, Capayán, Santa María y Pomán.

– Chaco: A pesar haber superado la cifra de los 46 mil casos positivos desde el comienzo de la pandemia, Chaco sigue apostando por una presencialidad y sin suspensión alguna desde el inicio del ciclo lectivo en marzo de este año.

– Chubut: La idea en la provincia es que todos los niveles (incluidos los niveles secundarios y terciarios) se desarrollen bajo el marco de la presencialidad. La ministra de educación provincial, Florencia Perata, dijo que “los protocolos están funcionando, las escuelas no son lugares de contagio”.

– Córdoba: El gobernador Juan Schiaretti fue uno de los primeros en todo el país en confirmar la presencialidad en su provincia. Hoy en día Córdoba mantiene el protocolo de presencialidad de alternancia, el cual viene empleando desde el comienzo del ciclo lectivo.

El gobernador de Córdoba anunciando la incorporación de más de 50.000 notebook para la provincia

– Corrientes: Como varias de las provincias ya referidas, la del litoral decidió apostar por la presencialidad y al día de hoy, no tuvo necesidad de volver atrás en su decisión y suspender las clases en ninguno de sus 74 municipios.

– Entre Ríos: Actualmente las clases presenciales en las ciudades más grandes de la provincia están suspendidas y se aguarda por un comunicado del gobernador Gustavo Bordet que confirme cuál es el plan acción para la semana entrante.

Gustavo Bordet presentando nuevas medidas sanitarias para Entre Rios

– Formosa: La provincia de Gildo Insfrán fue una de las pocas que siguió con la modalidad remota, en especial en las ciudades grandes como Formosa y Clorinda. En 2020 Formosa fue la segunda provincia en volver a las clases presenciales en las escuelas rurales.

– Jujuy: Este caso  es uno de los más particulares en todo el país porque los docentes de la provincia se mostraron sumamente en contra de la vuelta a la presencialidad debido a la cantidad de personal contagiados, internados y fallecidos. De todas formas, su gobernador Geraldo Morales fue uno de los primeros en expresar el deseo de tener a los chicos en las aulas y -por más que se adecuó a la resolución del CFE- parece no dar el brazo a torcer.

– La Pampa: La situación es bastante más controlada, dado que ya en el 2020 volvieron a las aulas y sin muchos sobresaltos mantiene el mismo esquema protocolar por ahora.

– La Rioja: Una de las más afectadas por la pandemia, su gobernador Ricardo Quintana determinó que se suspendan las clases presenciales por quince días el pasado 15 de abril. Actualmente, las clases se desarrollan con un sistema mixto (entre presencialidad y virtualidad)

– Mendoza: La decisión es la contraria a lo establecido en el CFE. Su gobernador Rodolfo Suarez y su comprovinciano Alfredo Cornejo siempre estuvieron firmes con su postura sobre las clases y en su apoyo a la decisión de Horacio Rodríguez Larreta. Una actitud que sorprendió fue el pedido del intendente de la ciudad de San Rafael, Emir Félix, que solícito al gobernador (entre otras medidas) suspender la presencialidad por dos semanas para la propagación del virus en su ciudad.

Los pedidos del intendente de San Rafael para el Gobernador de Mendoza

– Misiones: Para que no queden dudas sobre el asunto, el presidente del Consejo General de Educación de Misiones, Juan Alberto Galarza, dijo que “no hay ninguna posibilidad de que Misiones dé marcha atrás con la presencialidad”.

– Neuquén y Rio Negro: De momento la situación en la Patagonia permite que sigan las clases presenciales. La realidad en Neuquén es mejor que la de Rio Negro. La ciudad de Bariloche se vio obligada a suspender la presencialidad por 15 días el pasado 27 de abril, aunque no es lo que hubiesen deseado.

– Salta: El regreso a las aulas parece estar funcionando adecuadamente, pero a principios de abril fue necesario suspender las clases en el municipio de Iruya por un brote de contagios.

– San Juan y San Luis: En estas dos provincias cuyanas la situación es bastante favorable. La mayor diferencia entre una y otra es que en San Luis se adoptó un sistema opcional pero, de momento, la presencialidad sigue en pie.

– Santa Cruz: Aquí solamente están teniendo clases presenciales las escuelas rurales, en el resto de la provincia se decidió llevar a cabo la cursada a través de la virtualidad.

– Santa Fe: La situación en las ciudades de Rosario y San Lorenzo obligó a suspender por una semana el reintegro a clase. Se espera un comunicado de Omar Perotti, el gobernador de la provincia, para saber con qué modalidad van a seguir estas ciudades. Recordemos que Santa Fe adoptó la presencialidad pero de una forma escalonada.

– Santiago del Estero: Arrancó el 15 de marzo su ciclo lectivo de manera presencial y los resultados han sido muy buenos por el momento.

– Tierra del Fuego: En la provincia fueguina hubo un pedido por parte de un gremio docente por suspender las clases presenciales pero la gobernación decidió seguir adelante con el plan de asistencia escalonada.

– Tucumán: Como en Tierra del Fuego, gremios docentes pidieron la suspensión de la presencialidad pero desde la gobernación creen que los números de contagios son muy bajos todavía como para considerar dicho pedido.

En definitiva, las clases en la Argentina siguen siendo, en la gran mayoría de las provincias, de manera presencial. Pero eso no quita que de ser necesario volver a la virtualidad muchas provincias se adecuarían a ese cambio, tal lo establecido por el Consejo Federal de Educación.