Argentina se dio un gusto de los grandes en el Sudamericano

Luego de 55 años, la selección nacional, logró el título que se le venía negando desde Lima 1966. La competencia se disputó en el Parque Roca de la Ciudad de Buenos Aires.

El festejo del combinado nacional, tras 55 años de espera.

El Campeonato Sudamericano de Deportes Acuáticos 2021 tuvo su lugar a lo largo de cuatro días y, bajo la disciplina de natación, es ahí, donde nuestro combinado nacional logró imponerse y festejar. Los atletas argentinos cosecharon 39 medallas, con un total de 439 puntos. Verdaderamente un motivo de festejo para el elenco local, ya que dicho torneo le fue esquivo durante un largo tiempo, dejando en el segundo lugar a Brasil con 419.33 puntos y a Colombia, completando el podio con 267 puntos.

La nadadora Delfina Pignatiello (clasificada para los Juegos Olímpicos de Tokio), fue la gran figura del torneo, al destacarse en 800 metros libre durante la primera jornada del Sudamericano. La siguió Andrea Berrino en 100 metros pecho. Ambas lograron el oro, en el primer día.

Delfina Pignatiello, doble oro en el sudamericano.

Ahora bien, Argentina tuvo una participación excelsa en lo que a equipo refiere ya que, además de lo nombrado anteriormente, se adjudicaron cinco medallas plateadas, durante el primer día de la competición: Macarena Ceballos (100 metros pecho), Andrea Berrino (50 metros espalda), Gabriel Morelli (100 metros pecho).  En los relevos 4×200 consiguieron escalar al segundo puesto tanto el femenino, como el masculino. En la medalla de bronce, también hubo presencia local: Virginia Bardach (200 metros combinado), Delfina Dini (800 metros libre) y Andrea Berrino, nuevamente, pero en 100 metros libre.

Al finalizar la jornada, Argentina dejó en su haber diez medallas, y en el segundo día de la competición, tampoco fue la excepción.  El elenco nacional, de nuevo se colgó esa misma cantidad, con Virginia Bardach como campeona sudamericana, junto a su compatriota Julia Sebastián. La cordobesa se destacó en 400 metros combinado, y la santafesina en 200 metros pecho.

Por el lado de las plateadas, fueron para Selene Alborzen en los 400 metros combinados, Roberto Strelkov en 50 metros mariposa, Agustín Hernández en 100 metros espalda y Gabriel Morelli en 200 metros pecho, y el 4×100 metros combinado varones. En tanto, el podio lo completaron, Macarena Ceballos (200 metros pecho), y Guido Buscaglia (50 metros mariposa), ambos en bronce.

Si bien, durante las dos primeras jornadas la selección Argentina tuvo una gran participación, para gritar campeón, mucho tuvo que ver la actuación durante este tercer día de competición.

Doce fue el total de medallas que se alzaron los atletas nacionales, en este nuevo día sudamericano. Andrea Berrino repitió el oro, sin embargo esta vez, fue en 200 metros espalda, Macarena Ceballos, hizo lo propio pero en 50 metros pecho, e Ivo Cassini en 1500 metros libres.

Delfina Pignatiello quién, además de contribuir para la medalla plateada, estableció una nueva marca olímpica, en los 1500 metros libre. Si de récord hablamos, no hay que dejar de mencionar lo hecho por Macarena Ceballos en 100 metros mariposa con un tiempo de 1:00.49. Julia Sebastián, en 50 metros pecho, completó esta trinidad plateada. En tanto, en las preseas de bronce estuvieron Delfina Dini (1500 metros libres), Juan Ignacio Méndez (200 metros espalda), Gabriel Morelli (50 metros pecho), Martín Carrizo (1500 metros libres), además los nadadores relevo masculino en la prueba de 4×100 metros libres.

Nuevamente, Delfina Pignatiello brilló. La oriunda de San Isidro, logró alzar el oro, por segunda vez, en la última jornada, pero en 400 metros libre. Bien, pero ahí no queda la conquista de la delegación nacional en esa última jornada del torneo, ya que en el total del día se hicieron con siete medallas. Virginia Bardach y Federico Ludueña se colgaron la de plata en los 200 metros mariposa. Julia Sebastián, Macarena Ceballos, Agustín Hernández y Guido Buscaglia, en la prueba 4×100 metros combinado mixto. El bronce fue para Andrea Berrino en 50 metros libres, Lucía Gauna en los 400 metros libres y Nicolás Deferrari en 200 metros mariposa.

Los barbijos estuvieron presentes, sin embargo por unos minutos, la algarabía al conquistar Sudamérica, trajo cierto olvido pandémico. De esta manera, Argentina volvió a sonreír, en sintonía al grito de campeón.

 

Martinelli Matías

2A T.T