Íntima traición: las verdades que afloran en la serie de Luis Miguel

Amigos y rivales: así fueron Luis Miguel y Cristian Castro a inicios de los 90 y en el tercer capítulo de la temproada 2 de la serie de LuisMi, en Netflix, pudimos ver mejor cómo El Sol se sentía súper irritado de que otro artista opacara su brillo, aunque fuera por pocas semanas.

¿Amigos o enemigos?

¿CRISTIAN CASTRO Y LUIS MIGUEL ERAN AMIGOS?

Cristian Castro ha dicho en algunas entrevistas que sí, que él y Luis Miguel eran amigos, que incluso iban salían a divertirse juntos (cosa que no hemos visto en la serie de Netflix).

Uno de los grandes misterios del mundo de la música latina era saber el motivo de la «enemistad» entre Luis Miguel Cristian Castro, dos de las grandes voces de México. Si bien juntos podrían haber conseguido grades duetos, hace varios años los dos artistas decidieron poner punto final a su amistad por una causa que acaba de desvelar uno de sus protagonistas, el intérprete de Azul. Lo ha hecho durante una entrevista al programa argentino Podemos hablar, donde ha contado que su ruptura, que tuvo lugar en los años 90, fue porque a ambos les gustaba la modelo Daisy Fuentes. pues ambos parecían estar enamorados en algún punto compitiendo por su atención y aunque hay muchos rumores sobre de quién podría tratarse, la respuesta es muy clara.

En el tercer capítulo de Luis Miguel, la serie aparece un nuevo personaje llamado Cristian Valdés. La alusión al cantante de “Azul” y “Lloviendo estrellas” es bastante directa, aunque lo mencionan con el apellido de su padre, Manuel El “Loco” Valdés, y el tema hit que suena tiene los acordes del primer éxito de Cristian, “No podrás”, con la letra modificada. Sin poder afirmar que se trata del “Gallito feliz” (apodo que recibe Cristian en México) porque es introducido con otro nombre, el espectador no tardará mucho en establecer la relación entre ambos, sumado a ello el aspecto físico del actor que lo interpreta. De hecho muchos personajes son presentados en la serie con algunas modificaciones en sus nombres por una cuestión de derechos y falta de aprobación por parte de los reales.

Lo que sí vemos en la serie, que se evidencia claramente, es la furia que despierta Valdés en Luis Miguel. Siente que su carrera dejó de ser tan popular luego de los discos de boleros, que si bien le habían dado ganancias increíbles y le había permitido llegar a un público más amplio, no había podido lograr la popularidad de estar todo el tiempo en las radios en el puesto número uno. Así es como nace la necesidad de crear un disco más “bailable” y surge entonces Aries, una producción que retoma al Luis Miguel de “Cuando calienta el sol” de los inicios de su carrera.

“No somos amigos porque él no ha querido realmente. Fuimos amigos en un momento muy lindo donde íbamos a andar en jet ski la verdad me decepcionó un poco su personalidad, yo estaba saliendo con una chica que se llama Daisy Fuentes, la verdad que me decepcionó un poco porque vino un poco a meterse. Eso fue lo que nos distanció”, dijo en el programa argentino, también tiene en claro que le encantaría volver a tener contacto con Luis Miguel. «Yo solo quiero tener de vuelta mi amistad con él. Es una mujer y la verdad fue una coincidencia, que no se lo tome tan a pecho. Él se enamoró mucho de ella, pero eso no quita que haya sido una coincidencia lo que sucedió. Debe de pensar que fue algo que hice a propósito, pero no. Y menos a un gran cantante al que amo tanto».

Para intentar acercarse a El sol de México, Cristian Castro ha llegado incluso a ir a algunos de sus conciertos con la esperanza de que el autor de temas como La incondicional le recibiera como antaño, algo que no ha pasado. «Siento el cambio de energía en él, pero siempre tendrá el mismo lugar en mi corazón», fue su respuesta a esto.

Por cierto, Daisy Fuentes y Luis Miguel sí fueron pareja y salieron varios años.