Nueva Zelanda realizó el concierto más grande del mundo desde el inició la pandemia

Mientras que en Argentina continúa la lucha contra el coronavirus, donde se prolongaron las restricciones hasta el 21 de mayo, el grupo Six60 brindó un recital ante 50.000 fanáticos en Nueva Zelanda, donde no fue necesario el distanciamiento social, ni la utilización de los barbijos, luego de que el país haya erradicado parcialmente el virus. 

El cierre de la gira, el sábado por la noche, fue anunciado como el mayor concierto del mundo desde el inicio de la pandemia. 

La banda se conoció jugando al rugby en la Universidad de Otago, y su principal sueño cumplido actualmente, era tocar el primer concierto en el histórico estadio de rugby Eden Park que por primera vez abrió sus puertas para dicho show. 

Muchas personas se sintieron fuera de lo real, viendo lejano lo que hoy en día pudo conseguir Nueva Zelanda. Una de las asistentes, Lucy Clumpas, le pareció una experiencia fuera de lo normal al estar rodeada de tanta gente después de haber pasado el año anterior viviendo encerrada en Gran Bretaña. “Es muy importante para nosotros, como seres humanos, poder reunirnos y cantar juntos las mismas canciones”, dijo. “Nos hace sentir que formamos parte de algo”. 

Six60 mostró su acompañamiento hacia sus amigos músicos de todo el mundo deseando que puedan volver a tocar en directo. Por su parte, Walters, el vocalista, en una entrevista previa al espectáculo dijo: «Sabemos lo que es estar encerrado. Y no sabíamos si íbamos a poder volver a dar conciertos”. 

 

Ahora planean una gira por Europa y el Reino Unido, previsto para el mes de noviembre, por lo que esperan que para ese entonces haya más disponibilidad del público en todo el mundo. 

Nueva Zelanda cada día reporta menos casos de Covid-19, hasta en ocasiones llega a no reportar ninguno. Desde que comenzó la pandemia, ha registrado 2.600 casos y apenas 26 muertes.

Julián Gómez 2-A