Las donaciones de las estrellas

Un grupo de estrellas del cine como Hugh Jackman o Bruce Springsteen, donan cientos de artículos para una subasta benéfica organizada por The Actors Fund

Hugh Jackman fue donador de una chaquete que utilizo cuando interpreto a Wolverine.

Los objetos a disposición en la subasta de Doyle Auctioneers & Appraisers incluyen un objeto de utilería clave del emblemático musical El Fantasma de la Opera, una gabardina de Burberry y un par de zapatos de Cher con incrustaciones de cristales Swarovski, y afiches de la serie de los ’70 Todo en familia autografiados por Norman Lear. También un vestido de Dolce & Gabbana que Glenn Close usó la noche inaugural del musical Sunset Boulevard en 2017 y el traje de cuero que Alan Cumming llevó a los Premios Tony cuando ganó el trofeo al mejor actor en un musical por Cabaret, en 1998.

La actriz Christine Baranski recolectó un traje de Wolverine utilizado por Hugh Jackman; un banjo autografiado por Steve Martin; botas, jeans y una camiseta de Bruce Springsteen, y un vestido de Dolly Parton con su maniquí para una subasta que en parte irá a The Actors Fund. Baranski fue quien ayudó en la organización del evento y trabajó para conseguir muchos de los artículos, escribiendo correos electrónicos personales a cada celebridad. Contactó al productor Lorne Michael de Saturday Night Live para conseguir, el atuendo del monólogo de apertura de RuPaul y el traje que Timothée Chalamet usó cuando interpretó a Harry Styles en el programa. 

Judy Craymer donó el mono que usó en Broadway para el último número de Mama Mia!. Christine Ebersole dio el collar que usó en Grey Gardens y el compositor Stephen Sondheim un manuscrito musical autografiado de los primeros ocho compases de Broadway Baby. Otros de los artículos donados son vestidos de Bob Mackie que usó Carol Burnett, un vestido de lentejuelas negro de Bette Midler y trajes de Meryl Streep, Cherry Jones, Audra McDonald, Donna Murphy, Patti LuPone y Bernadette Peters. Hay botas de la producción original de Hamilton y un guión autografiado de Matar un ruiseñor, de Jeff Daniels.

También se incluyen tesoros como el Globo de Oro que Celeste Holm recibió en 1947 por La luz es para todos, libros firmados por Julie Andrews y el vestido que Fey usó para los Emmy en 2013, cuando fue galardonada como guionista de 30 Rock.